EL PRINCIPE de NICOLAS MAQUIAVELO – 1/2

 

 

EL PRINCIPE

de

NICOLAS MAQUIAVELO

 

ESCRITOR Y POLITICO DE FLORENCIA

 

en la

 

GALERIA HUMANISTA

 

Galería de recuerdo y tributo de personas relevantes en la historia de la Humanidad, con el convencimiento de que: “La persona es siempre y en todo el principio y fin, del trabajo, de la ciencia, del progreso económico y de la historia de los pueblos”.

 

CIENCIAS SOCIALS – 4

 

Galería de cultura universal, como: “Conjunto de conocimientos, sociales, artísticos, literarios, históricos, científicos o de cualquier otra índole, que el ser humano posee como fruto del estudio, de la experiencia, etc.”.

 

Primera parte

 

 

I – NICOLAS MAQUIAVELO

 

Nicolás Maquiavelo (en italiano Niccolò di Bernardo dei Machiavelli), Florencia, 3 de mayo de 1469 – Florencia, 21 de junio de 1527. Escritor y político italiano. Descendiente de una familia patricia de Florencia. Desempeñó altos cargos en la administración del Estado.

 

 

 

Nicolás Maquiavelo nació en el pequeño pueblo de San Casciano in Val di Pesa, a unos quince kilómetros de Florencia, hijo de Bernardo Machiavelli (abogado perteneciente a una empobrecida rama de una antigua familia influyente de Florencia) y de Bartolomea di Stefano Nelli, ambos de familias cultas y de orígenes nobiliarios pero con pocos recursos a causa de las deudas del padre.

 

 

Entre 1494 y 1512 Maquiavelo estuvo a cargo de una oficina pública. Viajó a varias cortes en Francia, Alemania y otras ciudades-estado italianas en misiones diplomáticas.

 

En 1512 fue encarcelado por un breve periodo en Florencia, y después fue exiliado y despachado a San Casciano. Murió en Florencia y fue sepultado en la Santa Cruz.

 

Se considera a Maquiavelo como uno de los teóricos políticos más notables del Renacimiento, pues con su aporte se abre camino a la modernidad en su concepción política y a la reestructuración social.

 

 

II – BIOGRAFIA DE NICOLAS MAQUIAVELO

 

Nicolás Maquiavelo cayó en desgracia con la llegada al poder de los Médicis, y su destierro le permitió reflexionar sobre las fluctuaciones políticas. Fue uno de los primeros pensadores que plantearon una concepción autónoma de la ciencia política. Sugestionado por el ejemplo de la unidad francesa, quiso transportar el mismo ideal renacentista a la península itálica.

 

 

Su metodología política aparece por primera vez recogida en Il Principe (1513). También escribió Discorsi sopra la prima deca di Tito Livio (1513-1519), Dell’arte della guerra (1516-1520) e Istorie fiorentine (1521-1525), donde intentaba, a través de estudios históricos, ilustrar sus tesis políticas.

 

 

El frío realismo y la llamada a la violencia y a la intriga han motivado una versión degenerada de la obra de Maquiavelo. La investidura autoritaria que aconsejaba al “príncipe”, o jefe, era únicamente un medio para acabar con la nobleza y su dominio feudal sobre el país. Un poder centralizado representaba entonces una necesidad para el progreso.

 

La obra literaria de Maquiavelo contiene principalmente su novela Belfagor arcidiavolo (1549), escrita con un tono de amarga misoginia, y sus dos comedias La Mandragola (1520) y Clizia (1525), en las que rechaza la imitación de los clásicos, para acercarse a la jovialidad y agudeza de la tradición de Boccaccio. De gran interés para comprender la complejidad del pensamiento de Maquiavelo es su correspondencia: Lettere familiari, editadas en 1883.

 

 

III – EL PRINCIPE DE NICOLAS MAQUIAVELO

 

El Príncipe (en el original en italiano: Il Principe) es un texto histórico y circunstancial de asesoramiento político, escrito por el florentino Nicolás Maquiavelo el año 1513, un tratado de doctrina política compuesto mientras se encontraba en San Casciano confinado por la acusación de haber conspirado en contra de los Médici.

 

 

Se supone que Fernando el Católico y Cesar Borgia fueron su inspiración para el modelo que propone.

 

Maquiavelo dedicó la obra a Lorenzo II de Médici, hijo de Pedro II de Medici, con la esperanza de reconquistar el encargo de Secretario de la República, y fue publicada póstumamente en 1532. Se trata sin duda de su obra con más renombre, aquella por la cual ha nacido el sustantivo "maquiavelismo" y el adjetivo "maquiavélico".

 

 

A pesar del uso despectivo que se le da al término “maquiavélico” no es otra cosa sino una obra con un gran conocimiento de la psicología humana, un gran sentido común y sobre todo muy pragmático, inclusive muchos hombres de negocios y políticos han extrapolado algunas ideas de él.

 

 

Es una pequeña obra que no se puede incluir en un género particular en cuanto no tiene las características de un verdadero tratado. Se ha considerado como un libro de carácter divulgativo.

 

 

IV – EL PRINCIPE COMENTADO POR NAPOLEON BONAPARTE

 

El Príncipe presenta analogías con la figura romana y republicana del dictador, investido de poderes absolutos durante un breve período y teniendo que rendir cuentas posteriormente ante la república. Si es así, entonces el principado y la república deberían ser entendidos como formas de gobierno subordinadas a la auténtica preocupación política de Maquiavelo.

 

 

Maquiavelo entiende que todo Príncipe debe tener virtud y fortuna para subir al poder: virtud al tomar buenas decisiones y fortuna al tratar de conquistar un territorio y encontrarse con una situación (que no fue provocada por él mismo) que lo ayuda o beneficie conquistar.

 

 

Aquel príncipe que obtenga el poder mediante el crimen y el maltrato, siendo éste vil y déspota; debe entender que una vez subido al poder tiene que cambiar esa actitud hacia el pueblo. Dándole libertad al pueblo, para ganarse el favor del mismo, ya que al fin y al cabo estos serán los que decidan su futuro.

 

 

Continua

 

 

EL PRINCIPE de NICOLAS MAQUIAVELO – 2/2

 

 

EL PRINCIPE

de

NICOLAS MAQUIAVELO

 

ESCRITOR Y POLITICO DE FLORENCIA

 

en la

 

GALERIA HUMANISTA

 

Galería de recuerdo y tributo de personas relevantes en la historia de la Humanidad, con el convencimiento de que: “La persona es siempre y en todo el principio y fin, del trabajo, de la ciencia, del progreso económico y de la historia de los pueblos”.

 

CIENCIAS SOCIALS – 4

 

Galería de cultura universal, como: “Conjunto de conocimientos, sociales, artísticos, literarios, históricos, científicos o de cualquier otra índole, que el ser humano posee como fruto del estudio, de la experiencia, etc.”.

 

Segunda parte

 

 

Sin embargo, los estadistas dirigentes expresan muchas dudas con relación a las conclusiones a las que llegó Nicolás Maquiavelo, como es el caso de Napoleón Bonaparte, algunas de cuyas opiniones concretas merece la pena considerar:

 

 

 

 

CONSIDERACIONES DE NAPOLEON

 

Los pintores encargado de dibujar un paisaje deben estar, a la verdad, en las montañas cuando tienen necesidad de que los valles se descubran bien a sus miradas; pero también únicamente desde el fondo de los valles pueden ver bien en toda su extensión las montañas y elevados sitios. Sucede lo propio en la política.

 

N.B. – Con esto empecé y con ello conviene empezar. Se conoce mucho mejor el fondo de los valles cuando después se está en la cumbre de la montaña.

 

 

Con ello te hallas tener por enemigos todos aquellos a quienes has ofendido al ocupar este principado, y no puedes conservar como amigos a los que te colocaron en él, a causa de que no te es posible satisfacer su ambición hasta el grado que ellos te habían lisonjeado; ni hacer uso de medios rigurosos para reprimirlos, en atención a las obligaciones que ellos te hicieron contraer con respecto a sí mismos.

 

N.B. – ¡Los bribones! Me dan a conocer cruelmente esta verdad. Si no lograra yo desembarazarme de su tiranía me sacrificarían.

 

 

… y los súbditos se alegran más de poder recurrir a un príncipe que está cerca de ellos que no a un príncipe distante que le verían como extraño; tienen ellos más ocasiones de cogerle amor, si quieren ser buenos; y de temor, si quieren ser malos.

Por otra parte, el extranjero que hubiera apetecido atacar este Estado, tendrá más dificultades para determinarse a ello. Así, pues, residiendo el príncipe en él no podrá perderle sin que se experimente una suma dificultad para quitárselo.

 

N.B. – Témanme ellos y eso me basta.

Imposible con respecto a mí. El terror de mí nombre valdrá allí mí presencia.

 

Volvamos a Francia, y examinemos si ella hizo ninguna de esas cosas.  …, como de aquel cuyas operaciones se conocieron mejor, visto que él conservó por más tiempo sus posesiones en Italia: y se verá que hizo lo contrario para retener un Estado de diferentes costumbres y lenguas.

 

N.B. – Prescribiré allí el uso de la lengua francesa, comenzando por el Piamonte, que es la provincia más próxima a Francia. Ninguna cosa más eficaz para instruir las costumbres de un pueblo en otro extranjero que acreditar allí su lengua.

 

¿Por qué ocupado el reino de Darío por Alejandro no se reveló contra los sucesores de éste después de su muerte?

 

N.B. – Atención a esto: no puedo casi prometerme más de treinta años de reinado, y quiero tener hijos idóneos para sucederme.

 

Las armas auxiliares que he contado entre las inútiles son las que otro príncipe os presta para socorreros y defenderos. Así, en estos últimos tiempos, habiendo hecho el papa Julio una desacertada prueba de las tropas mercenarias en el ataque de Ferrara, convino con Fernando, rey de España, que éste iría a incorporársele con sus tropas.

Estas armas pueden ser  útiles y buenas en sí mismas; pero son infaustas siempre para el que las llama; porque si pierdes la batalla, quedas derrotado, y si la ganas, te haces prisionero suyo en algún modo.

 

N.B. – ¡Inútiles!, es mucho. Imaginar el medio de infundirlos la idea de una incorporación con sus propias armas, por medio de una estratagema de una confederación o agregación al gran imperio.

Esto me basta.

Mi sistema de alianza debe precaver estos dos inconvenientes.

 

Napoleón en Berlín

 

Un príncipe no debe tener otro objeto, otro pensamiento, ni cultivar otro arte más que la guerra, el orden y disciplina de los ejércitos, porque es el único que se espera ver ejercido por el que manda.

Este arte es de una tan gran utilidad que él no solamente mantiene en el trono a los que nacieron príncipes, sino que también hace subir con frecuencia a la clase de príncipe a otros hombres de una condición privada.

 

N.B. – Dicen que voy a tomar la pluma para escribir mis Memorias. ¡Yo!; ¡escribir!, ¿me tomarían por un bobo? Es ya mucho tiempo que mí hermano Luciano haga versos. El entretenerse en semejante puerilidades es renunciar a reinar.

He mostrado uno y otro.

 

El actual rey de España (Fernando, rey de Castilla y Aragón) si hubiera sido liberal no hubiera hecho tan famosas empresas ni vencido en tantas ocasiones.

 

N.B. – Tontería

 

 

Uno de los reinos bien ordenados y gobernados de nuestro tiempo es el de Francia. Se halla allí una infinidad de buenos estatutos, a los que van unidos la libertad del pueblo y la seguridad del rey.

El primero es el Parlamento y la amplitud de su autoridad.

 

N.B-. – Llevas razón en admirarte de esto; pero era menester destruirlo para conseguir la destrucción del trono de los Borbones, sin la que, en resumidas cuentas, no hubiera podido erigirse el mío. Haré yo el mismo estatuto tan pronto me sea posible.

 

No hubo nunca príncipe nuevo ninguno que desarmara a sus gobernados; y mucho más: cuando los halló desarmados los armó siempre él mismo. Si obras así, las armas de tus gobernados se convierten en las tuyas propias; los que eran sospechosos se vuelven fieles; los que eran fieles se mantienen en su fidelidad, y los que no eran más que sumisos se transforma en partidarios de tu reinado.

 

N.B. – Así obraron los hábiles autores de la revolución. Haciéndose los príncipes de Francia, con la transformación que ellos hicieron de sus Estados generales, en Asamblea nacional, armaron inmediatamente al pueblo entero para formar de él un ejército “nacional” en provecho suyo.

(¿Por qué conservaron las guardias urbanas y comunales este título que nos les conviene ya hoy en día? ¿Guarda cada uno de ellos a la nación entera? Es menester que ellas la pierdan, pero gradualmente. No son, ni deben ser, más que guardias urbanas o provinciales; así lo exige el buen orden y sano juicio.)

 

Las fortalezas son útiles o inútiles según los tiempos, y si ellas te proporcionan algún beneficio bajo un aspecto, te perjudican bajo otro. Puede reducirse la cuestión a estos términos: el príncipe que tiene más miedo de sus pueblos que de los extranjeros debe hacer fortalezas; pero el que teme más a los extranjeros que a sus pueblos debe pasarse sin esta defensa.

 

N.B. – Cuando de teme a los unos tanto como a los otros, conviene absolutamente tenerlas y tenerlas en cuantas partes se teme.

 

 

Sus empresas no fueron más justas ni más fáciles que ésta, y Dios no les fue más propicio que lo es a vuestra causa. Aquí hay una sobresaliente justicia; porque una guerra es legítima por el solo hecho de ser necesaria, y las guerras son actos de humanidad cuando no hay esperanzas más que en ellas.

 

N.B. – Hay alguna verdad en todo esto; pero lo que veo de más claro en todo ello, es el extremado ardor de Maquiavelo para esta operación.

 

 

Waterloo 1815 – La batalla final de Napoleón

 

 

 

V – EL PRINCIPE EN LA POLITICA CONTEMPORANEA

 

Maquiavelo fue además un auténtico precursor del trabajo de los analistas políticos y columnistas de nuestros días: “todos estos príncipes nuestros tienen un propósito, y puesto que nos es imposible conocer sus secretos, nos vemos obligados en parte a inferirlo de las palabras y los actos que cumplen, y en parte a imaginarlo”.

 

 

 

En todo caso, distintos textos del pensador arrojan luces y sombras sobre la coherencia interna de su obra.

 

 

El florentino llega a afirmar no sin ironía que "desde hace un tiempo a esta parte, yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla”.

 

 

RESUMEN

 

Nicolás Maquiavelo murió olvidado y dejado en 1527. Dejó un gran legado que tuvo más éxito en siglos posteriores que en la época en la que le tocó vivir, ya que aunque él nunca quiso predecir el futuro, lo consiguió estudiando el presente.

 

 

Defendió la colectividad a la individualidad y siempre dijo la cruenta y única verdad sobre la política y de sus gobernantes.

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

 

EDAD MODERNA OCCIDENTAL

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

 

LA EDAD MODERNA OCCIDENTAL

 

 

 

 

I – LA EDAD MODERNA OCCIDENTAL

 

La Edad Moderna es el tercero de los periodos históricos en los que se divide tradicionalmente en Occidente la Historia Universal. En ese conjunto, la Edad Moderna sería el periodo en que triunfan los valores de la modernidad humana (el progreso, la comunicación, la razón) frente al periodo anterior, la Edad Media, que el tópico identifica con una Edad Oscura o paréntesis de atraso, aislamiento y oscurantismo.

 

 

 

El espíritu de la Edad Moderna buscaría su referente en un pasado anterior, la Edad Antigua, identificada como Época Clásica. Considerándose la Edad Moderna comprendida entre dos fechas simbólicas: 1453, la Caída de Constantinopla o 1492 el Descubrimiento de América y 1789, la Revolución Francesa.

 

 

 

II – CARACTERISTICAS DE LA EDAD MODERNA

 

La Edad Moderna no comienza de una manera brusca o repentina. Existe a caballo de la Baja Edad Media y de la Edad Moderna, un periodo de transición llamado Renacimiento. Con él, se produce un cambio notable en todos los órdenes de la actividad humana.

 

 

El significado del concepto de Renacimiento y su cronología, se ha discutido muchísimo, generalmente se le asocia al término Humanismo e indica un proceso innovador, inspirado en la antigüedad clásica y en la consolidación de la importancia del hombre en la organización de la realidad histórica y natural,

 

 

Las características de la Edad Moderna pueden ser las siguientes:

– Consolidación de las nacionalidades europeas.

– Formación de grandes imperios coloniales, como consecuencia de los descubrimientos geográficos.

– La fuerza política del absolutismo gobernante o monarquías autocráticas.

– La lucha contra las potencias que habían querido imponer la su hegemonía (primero España y luego Francia), hasta llegar al equilibrio del siglo XVIII.

– Aparición y desarrollo de las ideas liberales populares frente al absolutismo monárquico, que desembocaría en la Revolución francesa.


En la
Edad Moderna se integraron los dos mundos humanos que habían permanecido aislados desde la Prehistoria: el Nuevo Mundo (América) y el Viejo Mundo (Europa, Asia y África). Cuando se descubra el continente australiano se hablará de Novísimo Mundo.

 

 

 

El paso del tiempo ha ido alejando de tal modo esta época de la presente que suele añadirse una cuarta edad, la Edad Contemporánea, que aunque no sólo no se aparte, sino que intensifica extraordinariamente la tendencia a la modernización, lo hace con características sensiblemente diferentes, fundamentalmente porque significa el momento de triunfo y desarrollo espectacular de las fuerzas económicas y sociales que durante la Edad Moderna se iban gestando lentamente: el capitalismo y la burguesía; y las entidades políticas que lo hacen de forma paralela: la nación y el Estado.

 

 

 

III – LA TRANSICION A LA EDAD MODERNA

 

El Renacimiento en Europa fue el momento de transición en la historia entre el mundo medieval a la Edad Moderna, al retomar los conocimientos de la cultura clásica, con la reactivación del conocimiento y el progreso, tras siglos de predominio de la mentalidad establecida en la Europa de la llamada Edad Oscura o Edad Media.

 

 

Así pues, las realidades del Renacimiento se hallan en el campo de las artes, en la literatura y las ciencias, tanto naturales como humanas, un amplio movimiento de revitalización cultural que se produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI.

 

 

Algunos de los primeros exponentes del Renacimiento podrían ser: Ramon Llull (1235 – 1315), Dante Alighieri (1265 – 1321), Francesco Petrarca (1304 – 1374), Giovanni Boccaccio (1313 – 1375), Bernat Metge (1345 – 1413), Ausiàs March (1397 – 1459), Joanot Martorell (1413 – 1468), etc. (que hemos presentado en anteriores artículos).

 

 

 

Correspondientes a una segunda parte del Renacimiento podrían ser: Johannes Gutenberg (1397 – 1468), Leonardo da Vinci (1452 – 1519), Nicolás Maquiavelo (1469 – 1527), Nicolás Copérnico (1473 – 1543), Miguel Ángel (1475 – 1564), etc.

 

 

 

Exponentes célebres de las artes, la literatura y las ciencias, ya en la Edad Moderna, podrían ser: Cervantes (1547 – 1616), William Shakespeare (1564 – 1616), Galileo Galilei (1564 – 1642), Voltaire (François Marie Arouet) (1694 – 1778), René Descartes (1596 – 1650), Sir Isaac Newton (1642 – 1727), etc.

 

Telescopio de Newton (Réplica)

 

 

La indumentaria en la Edad Moderna (Siglo XVI) nace con el Renacimiento italiano de fines de la Edad Media, con sus ribetes de afeminación y sensualidad, que resultó decisivo para los trajes del siglo XVI, añadiéndose en los dos siguiente la fanfarronería o ampulosidad propia de la época.

 

Lo característico del traje masculino del siglo XVI, hasta ya entrado el XVII consiste en el uso de los greguescos o de grandes bullones sobre las calzas, desde la cintura hasta la mitad del muslo y el de otros bullones parecidos sobre los brazos. Unos y otros llevaban unos adornos de galones y de acuchilladas, que dejaban ver entre las aberturas del forro u otra pieza de color puesta por debajo, moda venida de Alemania con el Emperador Carlos V.

 

 

Además, eran prendas de gente distinguida las golas o gorgueras rizadas, los ricos jubones, los gabanes amplios, el herreruelo o ferreruelo (capa corta y sin capucha), el birrete, el sombrero con plumas y los zapatos de punta roma y ancha.

 

 

RESUMEN:

 

Tras el paso de la Edad Moderna, la Edad Contemporánea intensifica extraordinariamente la tendencia a la modernización, lo hace con características culturales bien diferentes.

 

 

Esposos Curie

 

La Edad Contemporánea puede que se alcanzara gracias a personajes como: Honoré de Balzac (1799 – 1850),Víctor Hugo (1802 – 1885), Charles Dickens (1812 – 1870), Jules Verne (1828 – 1905), Mark Twain (1835 – 1910), Jacint Verdagué (1845 – 1902), Santiago Ramón y Cajal (1852 – 1934), Marie Curie (1867 – 1934), Guglielmo Marconi (1874 – 1937), Sir Alexander Fleming (1881 – 1955), etc. y otros muchos bien conocidos.

 

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

Galería: RAMON MUNTANER

 

 

RAMON MUNTANER

 

NOBLE CRONISTA DE LA CORONA DE ARAGON

 

en la

 

GALERIA HUMANISTA

 

Galería de recuerdo y tributo de personas relevantes en la historia de la Humanidad, con el convencimiento de que: “La persona es siempre y en todo el principio y fin, del trabajo, de la ciencia, del progreso económico y de la historia de los pueblos”.

 

CIENCIAS SOCIALES – 4

 

Galería de cultura universal, como: “Conjunto de conocimientos, sociales, artísticos, literarios, históricos, científicos o de cualquier otra índole, que el ser humano posee como fruto del estudio, de la experiencia, etc.”.

 

 

I – RAMON MUNTANER

 

Ramon Muntaner, nació en Peralada (provincia de Gerona, Cataluña) el año 1265 y murió en Ibiza (Islas Baleares), en 1336, habiendo sido un noble caballero e historiador catalán.

 

Jaime I – Rey de Aragón, Mallorca, Valencia y Conde de Barcelona

 

 

Perteneció a una familia noble, que había hospedado a Jaime I el Conquistador y a Alfonso X el Sabio, y que luego se vio arruinada por las guerras contra Francia. En 1285, su villa natal fue incendiada por los invasores, fecha en la que Muntaner se fue a vivir a Valencia con su padre.

 

 

 

Poco después de cumplir los veinte años, tomó parte en la conquista de Menorca (1286). No tenemos noticias de su vida hasta diez años más tarde, en que le encontramos en Sicilia luchando contra los franceses.

 

 

 

Escribió la “Crónica de Muntaner, que comprende desde la concepción de Jaime I (1207) hasta la coronación de Alfonso IV de Aragón (1328).

 

 

 

II – BIOGRAFIA DE RAMON MUNTANER

 

Ramon Muntaner Intervino en la conquista de Menorca  y en la defensa de Sicilia frente a los franceses Anjou.

 

 

En 1300 participó en el asedio de Mesina, perteneció a la Gran Compañía Catalana, ejército de infantería ligera formado por mercenarios aragoneses y catalanes, llamados almogávares, que fueron fieles hasta su fin en Grecia a la Corona de Aragón.

 

 

La Companía Catalana de Oriente (también denominada Magna Societas Catalanorum, Societas Catallanorum y Gran Compañía), fue una compañía de mercenarios creada por Roger de Flor a comienzos del Siglo XIV. Estuvo formada mayoritariamente por almogávares aragoneses y catalanes veteranos de la Guerra de Sicilia, los cuales habían quedado desocupados tras la firma en 1302 de la Paz de Caltabellotta entre la Corona de Aragón y la dinastía francesa de los Anjou.

 

Canción de juglares (en catalán)

 

 

Los almogávares fueron unas tropas de choque de la Corona de Aragón formadas por infantería ligera, activos en el Mediterráneo entre los siglos XIII y XIV. Estas tropas estaban integradas por oficiales catalanes y aragoneses, y una tropa formada principalmente por campesinos y pastores oriundos de los valles pirenaicos (aunque los había de muy diversa procedencia: valencianos, navarros e incluso sicilianos).

 

 

 

Se caracterizaban por ser tropas de choque de infantería que combatían a pie, con armas y bagajes ligeros, generalmente con un par de jabalinas, un cuchillo largo y a veces, un pequeño escudo redondo como única defensa. Antes de entrar en batalla solían golpear sus armas y con terribles gritos, aterrorizaban a sus enemigos. De gran fiereza, entraban en combate al grito de “Desperta Ferro!” (¡Despierta hierro!) , “Sant Jordi!” o “Aragón!.

 

 

 

La Gran Compañía Catalana  fue contratada en 1303 por el emperador bizantino Andrónico II Paleólogo para luchar contra el creciente poder del Imperio otomano en Anatolia, constando en un principio de 39 galeras y transportes con un total de 1.500 caballeros y 4.000 almogávares. Roger de Flor llegó a Constantinopla en 1303.

 

Roger de Flor en Constantinopla

 

 

Ramon Muntaner redactó el tratado entre el emperador bizantino y los catalanes y defendió como capitán, con valor y prudencia, la ciudad de Galípoli (actual Turquía) del ataque de los genoveses. Fue administrador de la Compañía de Roger de Flor.

 

Ramon Muntaner siguió a Roger de Flor y sus almogávares en sus gestas por tierras de Anatolia y fue el personaje experto de la compañía, junto con nobles caballeros como Berenguer de Entenza y Bernat de Rocafort.

 

 

El 30 de Abril de 1305 el hijo del emperador (Miguel IX Paleólogo) ordenó a unos mercenarios alanos el asesinato de Roger de Flor y el exterminio de la Compañía en Adrianópolis mientras asistían a un banquete ofrecido por el propio Emperador, pereciendo así unos 100 caballeros y 1000 infantes.

 

 

 

A pesar de la muerte de su líder y de gran parte de sus efectivos, la Compañía logró sobrevivir y se hizo fuerte en Tracia y Macedonia, devastando durante dos años el territorio bizantino en lo que se llamó la Venganza catalana (todos los varones, mayores de diez años, no se hacían prisioneros).

 

Rememorando (con humor) “La Venganza Catalana”

 

Tras el asesinato, los almogávares repelieron ferozmente ataques de los bizantinos y saquearon toda Grecia, especialmente la Tracia al grito de "Desperta Ferro" (¡Despierta hierro!). (El recuerdo de esta devastación perduraría en la memoria de los pueblos de la zona durante siglos, de tal forma que los monjes del Monte Athos llegaron a prohibir la entrada a ciudadanos catalanes.)

 

 

III – CRONICA DE RAMON MUNTANER

 

En 1323 escribió el “Sermó”, en verso provenzal, en el que exponía su opinión sobre la mejor manera de conseguir la conquista de Cerdeña, y que después había de incluir en la “Crònica”. Se trasladó a Mallorca, donde fue conseller de Jaime III.

 

 

Recitando lo escrito por Ramon Muntaner

 

Muntaner escribió su “Crónica” en poco más de tres años. Está escrita en primera persona, utilizando un estilo sencillo, sin demasiada retórica. Gracias a su condición de soldado, Ramon Muntaner presenció muchos de los hechos que relata, algo inusual en otros cronistas.

 

 

 

La “Crònica”, iniciada en 1325, sintetiza el período comprendido entre 1208 (nacimiento de Jaime I) y 1328 (coronación de Alfonso III), con dos núcleos temáticos: el reinado turbulento y heroico de Pedro el Grande y la expedición catalana a Oriente.

 

 

Página primera de la Crónica

 

 

Cargada de datos históricos, la “Crónica de Ramon Muntaner se ha convertido en un elemento imprescindible para analizar ese periodo de la historia de la Corona de Aragón, dado que Muntaner mantuvo una relación personal con todos los reyes de la Casa de Barcelona que fueron sus contemporáneos.

 

 

 

La obra fue escrita para ser leída en voz alta. Siempre que se dirige a sus oyentes, suele nombrarles como "señores". Muntaner consigue establecer una comunicación directa con sus espectadores. Para ello utiliza técnicas típicas del juglar como la interrogación "què us diré?" ("¿qué os diré?"),  además de utilizar un lenguaje vivo y coloquial, utiliza expresiones populares y refranes.

 

 

 

El objetivo fundamental de la obra es la de glorificar a los reyes de la Corona de Aragón. La sangre, un destino común y la lengua (a la que llama el “bell catalanesc”) son los elementos que integran la base de la comunidad catalano-aragonesa. La Crónica de Muntaner es también un valioso testimonio sobre las expediciones de los almogávares.

 

 

La Crónica es estrictamente autobiográfica y la evocación de los hechos muestra el impulso épico y el entusiasmo del autor hacia la Corona de Aragón y por los reyes de la Casa de Barcelona.

 

 

 RESUMEN

 

Ramon Muntaner, después de 1329 fue a Mallorca, donde su hijo mayor fue nombrado escudero del rey Jaime III de Mallorca, al igual que su segundo hijo entró al servicio del rey. En 1330 participó en las Cortes del Reino de Mallorca y en la preparación de la Guerra contra Granada.

 

 

En 1331 fue reelegido jurado, con su mujer y su hija, se trasladaron a Mallorca en 1332, donde el rey Jaime III de Mallorca lo nombró camarlengo y alcalde de Ibiza. Murió en el ejercicio de este último cargo.

 

Consolat de Mar a Barcelona – 1260

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

 

Galería: RAMON LLULL

 

 

RAMON LLULL

 

Universidad de Barcelona

LITERATO CATALAN, FILOSOFO Y MISTICO

 

en la

 

GALERIA HUMANISTA

 

Galería de recuerdo y tributo de personas relevantes en la historia de la Humanidad, con el convencimiento de que: “La persona es siempre y en todo el principio y fin, del trabajo, de la ciencia, del progreso económico y de la historia de los pueblos”.

 

CIENCIAS SOCIALES – 4

 

Galería de cultura universal, como: “Conjunto de conocimientos, sociales, artísticos, literarios, históricos, científicos o de cualquier otra índole, que el ser humano posee como fruto del estudio, de la experiencia, etc.”.

 

I – RAMON LLULL

 

Ramon Llull (en catalán) (1232? – 29 de junio de 1315), también conocido como Raimundo Lulio, Raimundus o Raymundus Lullus o como Raymond Lully por los anglosajones. Nació en Palma, la capital del nuevo Reino de Mallorca que el rey Jaime I acababa de fundar para integrar políticamente en la Corona de Aragón los recientemente conquistados territorios baleares. No se conoce la fecha exacta de su nacimiento, pero debió ser entre fines de 1232 y comienzos de 1233. Ramón era hijo de una familia acomodada, probablemente proveniente de la nobleza catalana, siendo sus padres Ramón Amat Llull e Isabel d’Erill.

 

Ramon Llull fue un literato catalán, llamado Doctor Iluminado, Filósofo y Místico. Se sabe que se casó y tuvo dos hijos, y se deduce por su obra posterior que debió escribir poemas carnales en una primera etapa profana y que al convertirse a un cristianismo activo y proselitista, los destruyó.

 

 

Rompió sus lazos familiares y fundó el colegio misional de Miramar, en Montpellier. Fue un laico próximo a los franciscanos, filósofo, poeta, místico, teólogo y misionero mallorquín del siglo XIII. Basó su cruzada espiritual en la palabra.

 

 

Se le considera uno de los creadores del catalán literario y uno de los primeros en usar una lengua neolatina para expresar conocimientos filosóficos, científicos y técnicos, además de textos novelísticos.

 

Mallorca era una "encrucijada en la época de las tres culturas, cristiana, islámica y judía, hasta el punto de que la mayor parte de sus 280 obras reconocidas fueron escritas inicialmente en árabe y catalán".[

 

 

II – BIOGRAFIA DE RAMON LLULL

 

Ramon Llull fue escritor, cabalista, divulgador científico, misionero, teólogo, monje franciscano, alquimista y mucho más, dejando una obra ingente, variada y de muy alta calidad escrita en latín, catalán y árabe. Lamentablemente, la mayor parte de ella aún espera ser traducida al castellano.

 

 

Arbol de la Ciencia

 

Conocido en su tiempo por los apodos de Arabicus Christianus (árabe cristiano), Doctor Inspiratus (Doctor Inspirado) o Doctor Illuminatus (Doctor Iluminado), Llull es una de las figuras más fascinantes y avanzadas de los campos espiritual, teológico y literario de la Edad Media.

 

Antes de casarse, el jovencito ingresó en la corte del rey Jaime en calidad de paje. Pronto los nobles fueron conscientes de la brillante inteligencia de Ramón y lo convirtieron en preceptor del infante don Jaime, hijo de Jaime I. Su ascenso en la corte de Aragón fue meteórico: fue sucesivamente senescal y mayordomo real del futuro Jaime II.

 

Juramento de los Privilegios de Jaime II de Mallorca

 

Durante sus años en la corte, Ramón se dedicó a llevar una vida mundana, licenciosa y alegre, disfrutando lujos con gran ostentación y teniendo amoríos con doncellas, incluso adulterios declarados. A menudo se ha exagerado esta faceta de Llull para, por comparación, exaltar su posterior conversión mística, pero lo cierto es que no era menos ni más recatado que el resto de los cortesanos de su tiempo. Durante este período la obra de Llull se reduce a canciones de amor, picarescas y divertidas, aptas para ser cantadas por los juglares.

 

 

Hacia 1267, a sus 30 años, la vida de Ramón sufrió un vuelco trascendental: tuvo una serie de visiones de Cristo crucificado, hasta cinco visiones en cinco noches consecutivas. La profunda impresión que le causaron estas visiones lo llevó a vender sus propiedades y patrimonio para adelantar la herencia de su mujer e hijos, a los que abandonó por sentirse llamado por Dios para predicar en los caminos.

 

Viajó con frecuencia (Barcelona, París, Roma, Nápoles, etc.). En 1311 acudió al Concilio de Viena y, si bien no obtuvo grandes resultados, pudo ver cómo se convenía en la creación de algunos colegios de lenguas orientales.

 

 

El pensamiento místico-filosófico de Llull debe explicarse a partir de una serie de presupuestos:

 1) la creencia de que la filosofía depende de la teología;

 2) la correspondencia entre la ontología y la lógica (identidad de las nociones metafísicas y lógicas);

 3) la unión mística (vida contemplativa) como resultado y finalidad de la filosofía.

 

 

Ars Magna

 

 El Llibre de contemplació en Déu contiene el núcleo de su filosofía. De esta obra arrancan la lógica (Ars magna o Ars generalis) y la mística (Libre d’Amic e Amat). Ars magna, redactada con una intención apologética (convertir a judíos y musulmanes, polemizar con el averroísmo), es un método para demostrar la existencia de Dios y deducir sus atributos. Reduce los conceptos esenciales a símbolos y busca, mediante un mecanismo, sus relaciones posibles.

 

 

III – OBRAS DE RAMON LLULL

 

Su obra mística se mueve en el terreno amatorio por encima de la memoria y el entendimiento. Su concepción metafísica, imprescindible para comprender su teología: el hombre, mediante su alma y razón, alcanza contenidos metaempíricos (Dios).

 

 

Obras de interés filosófico: Començament de Filosofia (inédita); Art demostrativa; Ars inveniendi: extractus et reunificationes; Ars inveniendi particularia in universalibus; Liber propositionum secundum artem demonstrationum.

 

 

Destacó en todas las ramas del saber y fue el creador de la prosa literaria en catalán, sobre todo en Llibre d’Amic e Amat (incluido en su novela Blanquerna) y en el Arbre de Filosofia d’Amor (1298), libros no escritos en verso pero líricamente más considerables que los ceñidos a una forma versificada.

 

 

Sus libros en verso incluyen el Plant de la Verge o Plant de Nostra Dona Santa Maria (1275 ó 1292), los Cent noms de Déu, la Lógica del Gatzel, Lo Desconhort (1295 ó 1305) y el Cant de Ramon (1299?).

 

Sus obras literarias más importantes, en prosa, presentan forma novelesca: Libre del Gentil e dels tres Savis (1275?), Blanquerna (Montpellier, 1283-95?), Fèlix o Libre de Meravelles (1288?). La Doctrina pueril (1275) y el Libre del ordre de cavayleria (1276) son sus obras doctrinales más importantes.

 

 

RESUMEN

 

 

Llull a la Catedral de Palma de Mallorca

 

Según la tradición, murió en una nave y a la vista de Mallorca, tras habérsele recogido exánime en las calles de Bugía (Cabilia – Argelia), a consecuencia de golpes infligidos por sus oyentes contradictores.

 

La Baja Edat Media en Cataluña

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

RENACIMIENTO OCCIDENTAL

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

 

Venus de Botticelli

 

 

EL RENACIMIENTO OCCIDENTAL

 

Fresco: Familia Medici de Benozzo Gozzoli – 1460

 

 

El Renacimiento en Europa es uno de los grandes momentos de la historia universal, que marcó el paso del mundo medieval al mundo moderno al retomar los conocimientos de la cultura clásica. El término simboliza la reactivación del conocimiento y el progreso tras siglos de predominio de la mentalidad establecida en la Europa de la Edad Media.

 

 

I – RENACIMIENTO OCCIDENTAL

 

Renacimiento es el nombre dado al amplio movimiento de revitalización cultural que se produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI. Sus exponentes se hallan en el campo de las artes, en la literatura y las ciencias, tanto naturales como humanas.

 

 

 

Históricamente, el Renacimiento fue contemporáneo con el descubrimiento de América por parte de los españoles, lo cual rompe la concepción medieval del mundo y marca el comienzo de la expansión mundial de la cultura europea. Aunque al tratarse de un proceso histórico, se elige un momento arbitrariamente para determinar cronológicamente su comienzo, pero lo cierto es que se trata de un proceso que hunde sus raíces en la alta Edad Media y va tomando forma gradualmente.

 

 

Vittore Carpaccio – Novios y procesión

 

 

Esta nueva etapa planteó una nueva forma de ver al mundo y al ser humano, el interés por las artes, la política y las ciencias, revisando el teocentrismo medieval y sustituyéndolo por un cierto antropocentrismo o doctrina que hace al ser humano medida de todas las cosas, su naturaleza y bienestar, son los principios de juicio según los que deben evaluarse hacia los demás seres y la organización del mundo en su conjunto.

 

 

Rebaños de Peter Brueghel el Viejo

 

 

Sobre el significado del concepto de Renacimiento y sobre su cronología se ha discutido muchísimo; generalmente se le asocia al término Humanismo e indica un proceso innovador, inspirado en la antigüedad clásica y en la consolidación de la importancia del hombre en la organización de la realidad histórica y natural, que se aplicó en los siglos XIV y XV.

 

Puerta de Lorenzo Ghiberti 

 

 

Genéricamente, las ideas del Humanismo fomentaron una nueva valoración del hombre y del mundo, siendo el Renacimiento fruto de la difusión de ese pensamiento, surgiendo un periodo en el que se revalorizo la antigüedad clásica e inició un nuevo ciclo cultural muy activo en toda Europa.

 

 

II – HUMANISMO

 

En un sentido amplio, el Humanismo se fundamenta en una civilización en la que destaca de manera prominente la admiración, exaltación y elogio del hombre, entendido como género humano, en que florecen la cultura, el arte, la ciencia, y todo el quehacer humano se vuelve trascendente. Su objetivo es enaltecer la dignidad humana.

 

Dios y Adán de Miguel Angel

 

 

El Humanismo (hombre centro  del  mundo): En su sentido específico, el humanismo es un movimiento intelectual, filológico, filosófico y artístico europeo estrechamente ligado al Renacimiento cuyo origen se sitúa en el siglo XIV en la península Itálica (especialmente en Roma, Venecia y Florencia). Retoma el antiguo humanismo griego del siglo de oro y mantiene su hegemonía en buena parte de Europa hasta fines del siglo XVI, cuando se fue transformando y diversificando a merced de los cambios espirituales provocados por la evolución social e ideológica de Europa.

 

El Parnaso de Andrea Mantegna

 

 

Los Humanistas  gozaban  de un  gran  prestigio en  la sociedad, los gobernantes y gente importante de la sociedad acudía a sus conferencias y  la juventud seguía sus clases de Latín y  Griego, el  Humanismo  tomo  una gran  fuerza en  lo  que es al educación basándose en  toda la literatura clásica que ellos llamaron Humanidades ,de  donde se  derivaron palabras  como  Humanismo y  Humanistas , con  esto  se  formo  el  fin  educacional  del  Humanismo el  cual  era el  desarrollo de la personalidad y  la formación  del  hombre culto .

 

Auto de Fe de Pedro Berruguete

 

 

Mayormente los humanistas  fueron  burgueses eclesiásticos profesores universitarios y  médicos  que se interesaron  en  estudiar  los textos de los clásicos por lo que  comunicaban  el  Latín  y Griego. Fue una corriente del  arte del  renacimiento que se  vio  potenciada por la invención de la imprenta creada por Juan Gutenberg 1436 lo  que permitió  la mayor divulgación  de libros.

 

Hombre de Leonardo da Vinci

 

 

Podemos decir que a través de la letras clásicas el  hombre debía elevarse a las más altas y nobles formas  del  espíritu  con  inteligencia y  confianza en  su aptitudes y  su  poder  creador. El  Humanismo  no  se  centro  solo  en  Italia si no  en  toda Europa renovándose los estudios y  la vida intelectual de muchos estudiosos.

 

 

RESUMEN:

 

Con el Renacimiento en Europa y el Humanismo, el mundo moderno retomar los conocimientos de la cultura clásica y marca el comienzo de la expansión mundial de la cultura europea.

 

 

Transcurrió largo tiempo hasta que las Naciones Unidas aprobaron la  Declaración Universal de Derechos Humanos, por la Asamblea General de la ONU en 1948 en París, y el humanismo contemporáneo fue definido de forma concreta mediante treinta artículos fundamentales.

 

11 de diciembre del 2008

 

Sin embargo, resulta evidente que queda todavía un muy largo camino por recorrer, hasta la plena implantación en el mundo de la Carta Universal de los Derechos humanos.

 

 

Resumen y edición

Martín Ferré

 

 

LA EDAD MEDIA OCCIDENTAL – I

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

El Papa León el Grande frente a Atila

 

LA EDAD MEDIA OCCIDENTAL

 

o

 

MEDIOEVO

 

Primera parte

 

 

 

La llamada Edad Media de Occidente es un periodo de unos mil años, en los que se estima que prevaleció la barbarie y pudieron perderse las enseñanzas de la Magna Grecia y/o la capacidad de administración del Imperio Romano.

 

Sin embargo y pese a los avatares que soportó la antigua Europa, la cultura o enseñanza clásica no se perdió y de aquellos tiempos nació la actual civilización occidental, que se ha transmitido pausadamente al mundo entero.

 

Con ánimo de que resulte un artículo breve y amable, utilizaremos una buena cantidad de vídeos y confiaremos en el poder del audio visual para hacer más inteligible la historia. Consecuentemente, cúmplenos agradecer su ayuda a los creadores de esos vídeos, particularmente a Artehistoria.

 

 

I – EDAD MEDIA DE LA CIVILIZACION OCCIDENTAL

 

La Edad Media es la etapa de la Historia europea que se extiende desde la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476 hasta la caída de Constantinopla (Imperio Romano de Oriente) a manos de los turcos en el año 1453 o bien hasta el Descubrimiento de América en 1492.

 

 

El término Edad Media tenía connotaciones despectivas, dado que se la consideraba una época oscura comprendida entre dos épocas de esplendor cultural (entre la Edad Clásica y la Edad Moderna).

 

Sin embargo, la ruptura de la Edad Media con los períodos anteriores no fue total y mantuvo raíces culturales con la época clásica. El derecho romano, el latín, la filosofía, etc., sobre todo en los monasterios, donde se cuidaba una  buena parte de la cultura clásica y que serían la base de la ciencia y del pensamiento en el Renacimiento.

 

 

La Edad Media es una época profundamente religiosa, por un teocentrismo dominante y los centros religiosos eran en general el único foco de la cultura, donde se conservó la historia pasada; era el único lugar donde se sabía leer y escribir, siendo la lengua utilizada en la escritura el latín.

 

La Edad Media puede dividirse en tres periodos, llamados: Alta Edad Media (siglos V a X),  Plena Edad Media (siglos XI a XIII) y Baja Edad Media (siglos XIV y XV)

 

 

II – ALTA EDAD MEDIA

 

El primero de los periodos, la Alta Edad Media, destaca muy especialmente por cuatro grandes acontecimientos, generalmente bien conocidos, y que de forma resumida podemos recordar como:

 

 

Invasión de los bárbaros

 

Saqueo de Roma

 

 

A) Las invasiones bárbaras y la consecuente caída del Imperio Romano de Occidente.

 

 

 

Imperio Romano Oriental (480)

 

 

B) El del auge del cristianismo y el Imperio Romano de Oriente o Bizantino.

 

 

Francos contras Visigodos (507)

 

Los francos

 

Francos y Visigodos

 

 

C) Las distintas tribus germánicas (visigodos, francos, ostrogodos, suevos, etc.) y su lucha para dominar territorios y consolidar sus reinos.

 

 

Batalla de Guadalete (711) y derrota de los visigodos

 

 

Auge del Califato

 

 

D) La aparición y expansión guerrera del Islam, que alcanzó el sur de Europa y permitió a los sarracenos invadir la Península Ibérica, bajo el pretexto de acudir en la ayuda de un rey visigodo, tardándose unos siglos en expulsarlos de regreso a sus tierras africanas.

 

Batalla de Las Navas de Tolosa

 

 

Evidentemente, en la Alta Edad Media la Europa Occidental se descalabró absolutamente, por la acción siempre terrible de la guerra y la espada, una realidad que daría paso a todo un conjunto de cambios socioculturales fundamentales.

 

 

III – PLENA EDAD MEDIA

 

En la época de la Plena Edad Media se dan las manifestaciones medievales más características, destacan en este periodo el establecimiento de las nacionalidades, el feudalismo, las cruzadas y el arte, con estilos  románico y gótico.

 

 

A) El establecimiento de nacionalidades en Europa iniciose con Carlomagno, rey de los francos, de cuyo imperio surgieron muchos de los países de la Europa central, como Francia y Alemania, y de otros pirenaicos como Navarra, Aragón y Cataluña.  De la Normandía franca surgió Guillermo I el Conquistador, que se coronó rey de Inglaterra.

 

 

Imperio Carolingio

 

 

Condados de la Marca Hispánica

 

Carlomagno (742 – 814) alcanzó perfil legendario durante la Edad Media, su imperio unificó por primera vez la mayor parte de Europa Occidental desde la caída del Imperio Romano. Es considerado el fundador de la monarquía francesa y alemana. La Marca Hispánica, que defendia su frontera pirenaica del sur, originó la creación de Navarra, Aragón y Cataluña.

 

 

 

Ducado de Normandía – Siglo XII

 

Guillermo I el Conquistador (h. 1028-1087). Duque de Normandía (1035-1087) en Francia y rey de Inglaterra (1066-1087). Su primo, Eduardo el Confesor, le prometió el trono inglés, pero a la muerte de éste se lo disputó el conde Harold. Guillermo desembarcó en Inglaterra, venció en Hastings (1066) a su rival y se coronó rey en Westminster en diciembre del mismo año.

 

 

 

Prosigue . . . . .

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas