LAS CORTES CATALANAS – V (Historia de una democracia)

  

LAS CORTES CATALANAS

 

HISTORIA DE UNA DEMOCRACIA

 

Fernando II i les Corts Catalanes

Les Corts Catalanes

 

Quinta parte

 

Philip III of Spain

Felipe III de España (1578 – 1621)

 

 

Felipe III de Austria (o Habsburgo) (Madrid, 14 de abril de 1578 – Ibídem, 31 de marzo de 1621), llamado el Piadoso, rey de España y de Portugal desde el 13 de septiembre de 1598 hasta su muerte.

 

Se le considera el primero de los Austrias Menores, dada la “grandeza” de Felipe II y Carlos I, sin embargo durante su reinado España incorporó algunos territorios en el Norte de África y en Italia y alcanzó niveles de esplendor cultural. La Pax Hispánica se debió a la enorme expansión del Imperio y a los años de paz que se dieron en Europa de comienzos del siglo XVII, que permitieron que España ejerciera su hegemonía sin guerras.

 

Felipe III a caballo

Felipe III a caballo

 

Felipe III crea la figura del “valido“, que era completamente nueva. Si bien el Rey conservaba su potestad de Monarca Absoluto, el valido podía ejercer el patronato sobre la Corte con el beneplácito del Rey y actuar en nombre del monarca. El primero de dichos validos fue el Duque de Lerma.

La corrupción y el enriquecimiento del duque de Lerma, y sus adherentes como el conde de Lemos y el marqués de Siete Iglesias, llegó a ser escandalosa. El rey comunicó al duque de Lerma el cese del favor real.

A lo largo del reinado se sucedieron las reformas institucionales para solucionar los problemas de corrupción e inoperancia que aquejaban a la administración de la Monarquía. Los problemas financieros, que se arrastraban desde el reinado anterior, hicieron al rey dependiente de las Cortes, a las que hubo de reunir con más frecuencia que sus antecesores para que le otorgaran los recursos imprescindibles destinados a mantener la acción exterior de la Monarquía.

Los moriscos – Sublevación, destierro y expulsión

En 1609 se decretó la expulsión de los moriscos de España por los siguientes motivos: La actitud de cristianos poco convencidos, en un Estado defensor del catolicismo, su posible alianza con los turcos y berberiscos que atacaban constantemente las costas de Levante, su impopularidad entre la población y la necesidad del Estado de controlar sus riquezas y valores.

Expulsión de los morisco en el puerto de Denia

Expulsión de los moriscos en el puerto de Denia

Entre 1609 y 1610 salieron de la península. Para esta operación fueron movilizados 30.000 soldados y la Armada fue la encargada de transportarlos hasta Túnez o Marruecos. Se expulsó a unos 300.000 moriscos.

Desembarco de los moriscon el puerto de Orán

Desembarco de los moriscos en el puerto de Orán

Esta medida afectó considerablemente al Reino de Valencia, a las vegas de Aragón y a las huertas de Murcia. Disminuyeron considerablemente la mano de obra y los propietarios que pagasen rentas en esas zonas. Los cultivos de azúcar y arroz tuvieron que ser sustituidos por la morera, la viña y el trigo.

Guerra de los Treinta Años

 

Defenestración de dignatarios católicos en Praga - 1618

Defenestración de los dignatarios católicos en Praga (1618)

 

Guerra de los Treinta Años - 1618 a 1648

Guerra de los Treinta años

Guerra de los treinta años (1618 – 1648): En esta guerra España apoya al Emperador Fernando II de Austria en contra de Federico V, el cual tiene el apoyo de Francia e Inglaterra. Esto ocurría en medio del enfrentamiento entre católicos y protestantes en Bohemia y Alemania.

 

Batalla de Lutzen, con victoria católica - 1632

Batalla de Lutzen, con victoria católica (1632)

 

Batalla de Lens. la Paz de Westfalia - 1648

Batalla de Lens, la Paz de Westfalia (1648)

Este conflicto sería de una gran intensidad. Algunos han bautizado este evento como la verdadera I Guerra Mundial, ocurrida en el siglo XX.

Documental: Miguel de Cervantes Saavedra

 

Don Quixote de Cervantes - 1605

Don Quijote de Cervantes

A finales del reinado de Felipe II y a comienzos del de Felipe III, nacen y se desarrollan las principales figuras literarias del Siglo de Oro español. Entre 1605 y 1615 Miguel de Cervantes publicó El Quijote. También Lope de Vega y Luis de Góngora comenzaron a escribir las que hoy se consideran obras maestras de la literatura universal.

 

Don Quixote

Don Quixote

 

Miguel de Cervantes Saavedra - 1616

Miguel de Cervantes Saavedra

Muchos historiadores han querido ver en la famosa Pax Hispánica un gesto hastío por la guerra y dificultad para reorganizar ataques por parte de la Monarquía, también se podría opinar que ésta formaba parte de una gran estrategia que permitiría a España recuperar su fuerza militar y económica y apartar a sus adversarios de sus empresas militares. De hecho, tanto Felipe III como sus consejeros pretendían que la tregua durase sólo hasta que España pudiese reanudar sus luchas y derrotar así a sus enemigos.

Exposición: Tiempo de paces

De Felipe III, cabe afirmar que, bajo el reinado del tercer Felipe, España alcanzó su verdadero cenit. España alcanzó su máxima expansión territorial y jugó un papel crucial tanto en la paz como en los conflictos bélicos de gran envergadura que la sucedieron.

 

CORTES GENERALES CONVOCADAS POR FELIPE III DE ESPAÑA

En 1599 Barcelona.

 

Philip IV of Spain

Felipe IV de España (1605 – 1665)

Felipe IV de Austria (o Habsburgo) (Valladolid, 8 de abril de 1605 – Madrid, 17 de septiembre de 1665), llamado el Grande o el Rey Planeta, fue rey de España, Nápoles, Sicilia y Cerdeña desde el 31 de marzo de 1621 hasta su muerte, y de Portugal desde la misma fecha hasta diciembre de 1640. Su reinado de 44 años y 170 días fue el más largo de la casa de Austria y el tercero de la historia española.

Reinado de Felipe IV

 

La rendición de Breda 1625 por Velázquez

La rendición de Breda 1625, por Velázquez

Los exitosos primeros años de su reinado auguraron la restauración de la preeminencia universal de los Habsburgo, pero la guerra constante de la Europa protestante y la católica Francia contra España condujeron al declive y ruina de la Monarquía Hispánica, que hubo de ceder la hegemonía en Europa a la pujante Francia, así como reconocer la independencia de Portugal y las Provincias Unidas.

Philippe IV en Fraga

Felipe IV en Fraga

Tras la muerte del rey en 1621 debido a unas fiebres que contrajo en 1619 al regreso de un viaje a Portugal, donde su hijo había sido jurado como heredero de la corona portuguesa, el nuevo rey Felipe IV escogió al Conde-duque de Olivares como valido. Durante su etapa como valido, el Conde-duque realizó una serie de reformas para poder mantener la hegemonía en Europa. Estos cambios se concretaron en cuatro aspectos: reformar la vida pública, fomentar la economía, mejorar la hacienda e impulsar la formación de un ejército común.

Conde-Duque de Olivares a caballo

Conde-Duque de Olivares a caballo

El valido intentó imponer las leyes y costumbres castellanas en su propósito de unir la Monarquía hispánica en una comunidad nacional, con una fiscalidad, Administración y Derecho comunes, pero no alcanzó su propósito. Olivares decidió forzar la unidad de los reinos peninsulares y con este fin formuló en 1626 el proyecto de la Unión de Armas. A cada territorio de la Corona se le exigió que colaborase con una cantidad de soldados proporcional a su población. Pero las Cortes de Cataluña se negaron. Olivares suspendió las Cortes, comenzando así un conflicto con el Principado.

 

Excesos de las tropas reales en Cataluña 1640

Desmanes de las tropas reales en Cataluña

 

Francisco Tamarit ante el Virrey 1640

Francisco Tamarit ante el Virrey de Cataluña

Las tropas castellanas e italianas que habían entrado en Cataluña para combatir con los franceses en el Rosellón, causaron grandes desmanes en el medio rural, al actuar como un ejército de ocupación. Hubo graves incidentes en varias ciudades catalanas hasta que el 7 de junio de 1640, día del Corpus, entraron en Barcelona un grupo de unos 400 o 500 segadores,  los cuales se amotinaron y provocaron graves disturbios que finalizaron con la muerte de trece personas, entre ellos el propio Virrey Conde de Santa Coloma, en lo que se ha venido en llamar el Corpus de Sangre.

Crisis de la década de 1640 – 1650

 

Els segadors

El Corpus de Sangre o “Els segadors”

La actitud de la Generalidad y de su Presidente, Pau Claris, fue en aquellos momentos conciliadora, pues temían que la revuelta popular se les escapara de las manos, así como de la represión que la monarquía podría instaurar. Finalmente, el día 11 de junio fue posible sacar a los amotinados fuera de la ciudad.

 

Pau Claris i Casademunt

Pau Clarís i Casademunt

 

Declaración de guerra a los catalanes - 1640

Declaración de guerra a los catalanes

Las tensiones entre las autoridades catalanas y la monarquía española continuaron hasta que, en el mes de septiembre, la monarquía de Felipe IV oficializó la declaración de guerra e inmediatamente la Generalidad inició los contactos con el rey de Francia. Pau Claris, ante la amenaza que suponían las tropas castellanas que ya penetraban por el sur de Cataluña, precisaba en el Principado de Cataluña de la ayuda del rey Luis XIII de Francia.

 

Los catalanes piden auxilio a Francia 1640

Los catalanes piden auxilio a Francia

Himne dels SEGADORS, versió s.XVII, Coral Sant Jordi

Himno catalán, según el antiguo cancionero de la época

El 26 de enero de 1641, el marqués de los Vélez fue derrotado por los catalanes en la batalla de Montjuïc. El conflicto se anunciaba largo y de difícil resolución.

 

Rebelión en Portugal - 1640

Rebelión en Portugal

 Guerra Restauración Poruguesa

Juan IV proclamado rey de Portugal

En diciembre de 1640 una conspiración, encabezada por la nobleza, proclamó rey de Portugal al duque de Braganza con el nombre de Juan IV de Portugal quién firmó la paz con los holandeses y obtuvo el apoyo de ingleses y franceses. Se inicia entonces la conocida como Guerra de Restauración portuguesa obligando el conde-duque a combatir en muchos frentes. De hecho, para este conflicto apenas pudo reunir un ejército que fue derrotado en la Batalla de las Líneas de Elvas.

Independencia de Portugal 3/3

El ataque contra los catalanes, en el que intervino el propio Felipe IV, fue detenido y solventado. El Rey, a su regreso a Madrid ordenó, el 23 de enero de 1643, el destierro del conde-duque de Olivares. Sus propósitos de unión no funcionaron e incluso estuvo a punto de conseguir la ruptura de la Monarquía hispánica, que continuó como una confederación de reinos. Sin embargo, Felipe IV se empeñó en conservar su título de “Rey de todas las Españas“, aunque en este tiempo esta expresión incluía a Portugal.

Felipe IV a caballo

Felipe IV a caballo

De esta forma quedó fijada la denominación y los límites geográficos de la actual España. En Cataluña, la guerra se prolongó hasta que en 1652, tras 15 meses de asedio, Felipe IV logró tomar Barcelona. La autonomía de cada territorio se reafirmó, dentro del llamado “neoforalismo y desde el respeto exquisito a sus fueros.

Europa en tiempos de Felipe IV

Tras la caída de Olivares, el Rey pareció decidido a llevar personalmente las tareas de Estado, pero pronto tomó la decisión de nombrar, en 1659, como valido a Luis Méndez de Haro, sobrino de Olivares, con el título de primer ministro. Su objetivo fue el de acabar con los conflictos interiores y alcanzar la paz en Europa.

 

Batalla de las Dunas o Batalla de Dunkerque

Batalla de las Dunas o Batalla de Dunkerque

Inglaterra y Francia pactaron en 1657 el reparto del Flandes español, así comenzaron unos fuertes ataques contra la Monarquía hispánica. La difícil situación económica en España y la derrota en la Batalla de Dunkerque ante el ejército anglo-francés llevó al monarca a firmar la Paz de los Pirineos en 1659. Se cedía el Rosellón, la mitad de la Cerdaña catalana, y otras plazas de esos territorios.

 

Tratado de los Pirineos - 1659

Tratado de los Pirineos

Continuó la lucha contra los portugueses, los cuales, dirigidos por Alfonso VI de Portugal, ganaron en 1665 en la Batalla de Villaviciosa, que puso fin a la esperanza de unión entre la Monarquía española y Portugal.

CORTES GENERALES CONVOCADAS POR FELIPE IV DE ESPAÑA

En 1626: Barcelona, 1632: Barcelona y 1640: Montblanc (no inauguradas).

 

Carlos II de España

Carlos II de España (1661 – 1700)

Carlos II de Austria (o Habsburgo) (Madrid, 6 de noviembre de 1661 – ibídem; 1 de noviembre de 1700), llamado el Hechizado, fue rey de España entre 1665 y 1700, último de la Casa de Austria. Permaneció bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675. Su sobrenombre le venía de la atribución de su lamentable estado físico a la brujería e influencias diabólicas. Parece ser que los sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real produjeron tal degeneración que Carlos creció raquítico, enfermizo y de corta inteligencia, además de estéril, lo que acarreó un grave conflicto sucesorio, al morir sin descendencia y extinguirse así la rama española de los Austrias.

Carlos II en el salón de los espejos.

Carlos II en el salón de los espejos

Reinado de Carlos II

La muerte de Felipe IV y la asunción de la regencia por parte de Mariana de Austria hicieron que ésta se sintiese de repente sola en medio de la vorágine de acontecimientos que se sucedieron tras el fallecimiento de su marido. Centro de las miradas, blanco de las exaltaciones y de las críticas, la reina viuda requirió el apoyo de su fiel confesor, el padre jesuita Juan Everardo Nithard, que la había acompañado en 1649 a Madrid desde la corte de Viena, y no sólo en su vertiente espiritual, sino en la controvertida vertiente política.

El cardenal Juan Everardo Nithard

El cardenal Juan Everardo Nithard

La nobleza rechazó desde un principio el encumbramiento de Nithard, al que consideraron un advenedizo carente de los merecimientos que ostentaba; y los dominicos, orden opuesta a los jesuitas, se sintieron heridos en su orgullo al observar como un jesuita les arrebataba la primacía del confesionario real, así como el gran puesto inquisitorial.

Juan Jose de Austria

Juan José de Austria

Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV y, por tanto, hermanastro de Carlos II, con el apoyo popular, se convirtió en el nuevo valido. Su gobierno quedó ensombrecido por la lucha política contra sus adversarios y la dramática situación de la monarquía hispánica, obligada a ceder el Franco Condado a Francia mediante la Paz de Nimega en 1679.

Tratado de Nimega

Tratado de Nimega

Al enfrentamiento con la tradicional aristocracia y la Iglesia, se unieron los desastres de la guerra contra Francia (pérdida de Luxemburgo por la Tregua de Ratisbona en 1684, invasión francesa de Cataluña en 1691) que precipitaron su caída en junio de 1691.

Uno de los hechos más importantes que cambiaría más tarde la monarquía hispánica fue la Paz de Ryswick, firmada con Francia en 1697 después de la ocupación francesa en el Palatinado. La consecuencia más importante de esta paz fue la posibilidad de Francia de acceder al trono de la Corona española.

Dada la falta de posteridad directa del Rey, comenzó una compleja red de intrigas palaciegas en torno de la sucesión. Este asunto, convertido en cuestión de Estado, consumió los esfuerzos de la diplomacia europea y  el rey Carlos II hizo testamento el 3 de octubre de 1700 en favor de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia y de su hermana, la infanta María Teresa de Austria (1638–1683), la mayor de las hijas de Felipe IV. Carlos II, último de los Habsburgo españoles, falleció el 1 de noviembre de 1700, a los 38 años, aunque aparentaba una mayor edad.

De los Austrias a los Borbones

La noticia del fallecimiento del rey Carlos II llegó a Versalles. El día 16 de noviembre Luis XIV anunció que aceptaba lo estipulado en el testamento del rey español. El ya Felipe V de España partió hacia Madrid, a donde llegó el 22 de enero de 1701. La tensión entre Francia y España y el resto de potencias europeas, que ya desde un principio desconfiaban del poder que iban a acumular los Borbones. Austria, que no reconocía a Felipe V como rey envió un ejército hacia los territorios españoles en Italia, sin previa declaración de guerra.

El 7 de septiembre Inglaterra, las Provincias Unidas y Austria firmaron el Tratado de La Haya y en mayo de 1702 todos declaraban la guerra a Francia y España.

 

Inquisición - Auto de Fe 1683

Inquisición – Auto de Fe (1683)

 

 

Recopilación y Edición

Martín Ferré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: