LOS CÁTAROS Y CATALUÑA – I

  

HUMANISMO – RELIGION

 

Creu Occitana

 

LOS CÁTAROS Y CATALUÑA

 

Inquisició

 

Octavo centenario de la cruzada contra los cátaros y el catarismo

 

Primera parte

 

 

  

Homenaje a los “Buenos Hombres” Cátaros

 

I – CÁTAROS Y CATARISMO

El catarismo se inscribe en el contexto de fervor espiritual del cual surgían las iniciativas de clérigos y laicos, animados por el deseo de seguir a Cristo en su pobreza evangélica y para alimentarse de la palabra de Dios.

Catedral de Albí

Esta doctrina tuvo una gran difusión en Occitania, donde era más fácil el desarrollo del espíritu crítico, y donde además, los ataques del poder temporal de la Iglesia Romana motivaron las simpatías y la protección de la nobleza local.

Catedral d’Albí

Precisamente, por la extensión y la importancia que tuvieron en Occitania, los cátaros son conocidos también con el nombre de Albigenses (de la ciudad occitana de Albi donde se juntaban un importante número de cátaros), pese a que los centros principales fueron Tolosa de Languedoc, Narbona, Cascasona, Bézier y Foix.

HISTORIA DE LOS CÁTAROS

Poblaciones de los Cátaros

El nombre de cátaros (del griego “puro”) les fue dado por los católicos, dado que ellos mismo se denominaban cristianos o buenos hombres. El catarismo fue un evangelismo. Uno de los puntos centrales del propósito de vida cátara era la observación de los preceptos de Cristo y, especialmente, del Sermón de la Montaña.

Castellnaud

HISTORIA DE LOS CÁTAROS

Los esfuerzos del Papa para retornar a los cátaros a la ortodoxia católica fracasaron. En primer lugar, lo intentó con la predicación de los cistercienses y dominicanos, pero el asesinato en 1208 de Pedro de Castellnaud, será el último motivo que hará decidir al Papa Inocencio III a cambiar de estrategia y utilizar la violencia, que se iniciará con la cruzada de los ejércitos católicos y que tendrá continuación, sobretodo, con los procedimientos inquisitoriales de Roma y las posteriores hogueras colectivas ordenadas.

Camp dels cremats

Los Caballeros Cátaros

II – LA CRUZADA ALBIGESA

La situación de coexistencia en plano de igualdad, de dos iglesias cristianas en Occitania era realmente normal, ahora bien, los poderes políticos y eclesiásticos de otros lugares, en especial de la Santa Sede, la juzgaban infame e intolerable, por lo que significaba de existir en un país cristiano una herejía que no era condenada.

Arqués

La posibilidad, cada vez más real, de que Inocencia III decidiera resolver el problema cátaro mediante una cruzada provocó un cambio muy importante en la política occitana: la alianza de los condes de Tolosa con la Casa de Barcelona, que implicaba a toda la Corona de Aragón.

 

Béziers

El rey catalán, Pedro I el Católico, acabado de casar acudió a Roma, donde Inocencia III le coronó solemnemente, el rey de la Corona de Aragón pasaba a ser vasallo de la Santa Sede, a la cual se comprometía a pagar un tributo. Con ese gesto, Pedro I el Católico pretendía proteger sus dominios del ataque de una posible cruzada.

Carcasona

El asesinato del legado papal el 14 de enero de 1208, decidió a Inocencio III a predicar la Cruzada contra los cátaros, encomendándole la dirección al rey Felipe II Augusto de Francia, quien declinó participar, pero permitió a sus barones a unirse a la expedición.

Foix

HISTORIA DE LOS CÁTAROS

En la primavera de 1209 llegaron a las cercanías de Lión los ejércitos de los cruzados, compuestos por barones franceses y el avance de tales tropas francesas provocó una situación de guerra civil en Occitania.

Lastours

HISTORIA DELS CÀTARS

En julio de 1209 los cruzados sitiaron Bézier, ciudad que intentó negociar con los sitiadores. En esta situación, los dirigentes ciudadanos decidieron resistir y los cruzados tomaron Bézier y perpetraron una matanza general, incluso entre los católicos (con el razonamiento de que Dios sabría diferenciarlos).

Montségur

Montségur, la Tragèdia Càtar

La masacre de Bézier indujo a las restantes ciudades a rendirse sin combatir, excepto Carcasona,  que sitiada tuvo que rendirse por falta de agua, en este caso, los cruzados, tal cual habían negociado con el rey catalán Pedro I el Católico, no masacraron a la población sino que la obligaron a abandonar la ciudad.

CONTINUA …

Anuncios

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Francheska
    Oct 11, 2010 @ 23:01:41

    Hola mi querido Martín, siguiendo ese estilo tuyo inigualable, una entrada de diez!!. Gracias por seguir enriqueciendo culturalmente esta torpe cabezita. Siempre detrás tuya, :0)

    Un beso, de tu amiga del Levante, Francesca.

    Responder

  2. Francheska
    Oct 11, 2010 @ 23:10:53

    ¡¡¡Cabecita!!!…. perdón, falta ortográfica!!!!

    Responder

  3. Mari Carmen
    Oct 16, 2010 @ 06:43:12

    Este verano he leido “La sangre de los inocentes” de Julia Navarro, cuyo hilo conductor son los cataros. Ahora he podido completar mi informacion en esta documentadisima entrada. Muy interesante.
    Casualmente hemos elegido el mismo diseño de pagina en esta nueva casa.
    Un abrazo desde Andalucia

    PD. Sigo teniendo problemas para poner acentos, por eso no va ninguno… a ver si consigo solucionar este asunto… me molesta mucho. En el cole me enseñaron que eso tambien eran faltas de ortografia y a mi edad ya es dificil cambiar de costumbres.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: