GALERIA: CESAR AUGUSTO

 

 

CESAR AUGUSTO

 

PRINCEPS CIVIUM DE ROMA

 

en la

 

GALERIA HUMANISTA

 

Galería de recuerdo y tributo para personas relevantes en la historia de la Humanidad, con el convencimiento de que: “La persona es siempre y en todo el principio y fin, del trabajo, de la ciencia, del progreso económico y de la historia de los pueblos”.

 

GOBIERNO Y POLITICA

 

Galería de cultura universal, como: “Conjunto de conocimientos, sociales, artísticos, literarios, históricos, científicos o de cualquier otra índole, que el ser humano posee como fruto del estudio, de la experiencia, etc.”.

 

 

I – CAYO OCTAVIO o CESAR AUGUSTO

 

César Augusto: (-63 a 14). Su nombre en la infancia fue “Caius Octavius Thurinusy tras la adopción testamentaria de su tío abuelo, Julio César, pasó a llamarse “Caius Iulius Caesar Octavianus. Finalmente, el 16 de enero de 27 a. C., por aclamación del Senado, su nombre oficial quedó fijado como “IMPERATOR CAESAR AVGVSTVS.

 

 

Cesar Augusto – Estatua

 

Dinastía: Julio-Claudia. Padre: Cayo Octavio Turino: Madre: Atia Balba Cesonia. Consortes: Clodia Pulcra (40 a. C.), Escribonia (40 a 38 a. C.) y Libia Drusila (38 a. C. a 14 d. C.). Descendencia: Julia la Major.

 

Es considerado el primero y más importante de los emperadores romanos, aunque él mismo no se consideró como tal durante su reinado, prefiriendo usar el título republicano tradicional de “princeps civium (esto es, el primero de los ciudadanos).

 

 

Por esta causa, los romanos conocieron el nuevo sistema político como “Principatus. Tras una larga guerra civil, Augusto mantuvo externamente las instituciones republicanas, pero en realidad reinó como un autócrata durante más de 40 años, transformando definitivamente la República romana en el Imperio. Acabó con un siglo de guerras civiles y dio a Roma una larga era de paz, prosperidad y grandeza.

 

 

II – JULIO CESAR

 

César, Cayo Julio: (h. -100 a -44). Político y general romano. Patricio perteneciente a la familia Julia, fue uno de los más destacados líderes militares y políticos de la era republicana.

 

 

El Senado le había conferido la dictadura (-46) y otros cargos y honores (potestad tribunicia, facultad de designar los magistrados, derecho de proclamar la guerra y la paz, gran pontífice, Imperator), lo cual le permitió acometer la reforma de las instituciones del Estado romano.

 

 

Mundo romano – Época de Julio César

 

Murió apuñalado en el propio Senado, víctima de una conjuración republicana capitaneada por Casio y Bruto.

 

Asesinato de Julio César

 

Su relación amorosa más famosa fue con Cleopatra VII. Cuentan que César remontó el Nilo con la reina egipcia en una nave provista de cabinas. La hizo ir a Roma colmándola de honores y de presentes.

 

 

Julio César y Cleopatra

 

Sea como fuere, Cleopatra estuvo presente en Roma en el momento del asesinato de César y volvió rápidamente a su país después del crimen.

 

 

 

El nombre "César", se convirtió en común a todos los emperadores posteriores. El “cognomen”  César acabó siendo una especie de "título" más que un nombre. Tanto prestigio acumuló, que de César provienen los apelativos káiser y zar.

 

Cuando César fue asesinado (15 de marzo de 44 a. C.), en su testamento, sin hijos legítimos, adoptó a su sobrino nieto y le nombró su heredero, que tomó el nombre de Cayo Julio César Octaviano y quien, finalmente (-27), fue llamado César Augusto.

 

 

III – CAYO OCTAVIO HEREDERO DE CESAR

 

Cayo Octavio, a la muerte de César recibió, gracias a la influencia de Cicerón, el “imperio propretorio”, la dignidad senatorial con los derechos de un consular y otras prerrogativas.

 

 

Augusto – Magistrado

 

Después de las exequias funerales y la lectura pública del testamento de César, los principales conjurados (Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino) huyeron de Roma, al tiempo que Marco Antonio declara abolida la dictadura, aunque se niega a reconocer a Octavio (que todavía no había vuelto de Macedonia), como heredero del poder político de César.

 

 

 

 

Cicerón, Marco Tulio: (-106 a -43). Escritor, político y orador romano. De familia acomodada, recibió una esmerada educación. Viajó por Asia Menor, Rodas y Atenas. Como moralista, defendió la existencia de una comunidad humana universal más allá de las diferencias étnicas (Humanismo) y la supremacía del derecho natural y se manifestó contra la crueldad y la tortura. En este periodo de la historia romana, todas las personas cultas eran bilingües, hablando tanto latín como griego. La élite romana prefería el griego, debido a que se consideraba como una lengua más desarrollada y más rica en matices que el latín.

 

 

 

Octavio al mando del ejército senatorial y con el dominio del N. de Italia se hizo elegir cónsul y formó el segundo triunvirato con Marco Antonio y Lépido (-43). Por el Tratado de Brindisi (-40), Octavio conservaba todo Occidente, Antonio el Oriente, y Lépido, sólo África.

 

Los triunviros promueven una campaña de proscripciones en la que se confiscan las propiedades y se ejecuta a unos trescientos senadores, entre ellos Cicerón, y al menos dos mil caballeros romanos (equites). Se trata de algo más que la estricta persecución de los asesinos de César, ya que cumple la doble tarea de eliminar todos los adversarios y al tiempo recabar fondos para pagar a las tropas

  

 

Marco Antonio se hace atribuir las provincias orientales, esto es, Asia, Siria y Egipto, dirigiéndose a ésta última, donde conforma una alianza con la reina Cleopatra, antigua amante de Julio César y madre de Cesarión, según Cleopatra hijo de César. Durante su estancia en Egipto, Marco Antonio mantuvo una relación amorosa con Cleopatra, de la que nacen tres hijos, Alejandro Helios, Cleopatra Selene, y Ptolomeo Filadelfo

 

Antonio, desde Atenas, repudió a Octavia, hermana de Octavio, quien hizo abrir el testamento de Antonio en el que se disponía el reconocimiento de Cesarión como único heredero de César y la concesión territorial a los hijos de Antonio y Cleopatra.

 

 

 

 

Octavio declaró la guerra a la reina de Egipto y en la batalla de Accio (-31) fue vencida la flota de Cleopatra y Antonio. Por Asia Menor, Siria y Palestina, Octavio se dirigió a Egipto y ocupó Alejandría. Antonio y Cleopatra se suicidaron y el país quedó bajo su dominio. En consecuencia, después de la derrota de Marco Antonio y Cleopatra, el Oriente le apoyó, colocando a Octavio como el único gobernador de todo el imperio.

 

 

 

 

 

IV – CESAR AUGUSTO PRINCEPS CIVIUM

 

El 13 de enero de 27 a. C., Octavio devolvió oficialmente al Senado romano sus poderes extraordinarios (potestas omnium rerum), proclamando la "Restauración de la República", proponiendo resignar el mando militar sobre Egipto y dimitir del consulado.

 

 

Senado romano

 

Los casi 100 años de guerras civiles, habían dejado a Roma en una situación de casi total anarquía, con una estructura estatal obsoleta, una situación legal confusa, pero no preparada para un Estado regido por una sola persona, aunque fuera Octavio.

  

Marco Vipsanio Agripa – Lovre

 

Octavio realizó, juntamente con Agripa, el censo, poniéndose él, como princeps, a la cabeza de la lista de senadores, y se le concedió por aclamación el título de Augustus (-27).

  

Foro de Augusto

 

Augusto asoció al gobierno a Agripa, quien recibió asimismo el “imperium proconsulare” y a quien casó con su hija Julia la Mayor. Los hijos de éstos, Cayo César y Lucio César, fueron adoptados por Augusto, con la intención, sin duda, de poner los cimientos de una dinastía.

 

Augusto regresó a Roma (-13) y, una vez fallecido Lépido, fue elegido pontífice máximo (-12).

  

  

Tiberio Cesar Augusto – Louvre

 

Muerto Agripa, Augusto propició el matrimonio de Tiberio, al que ordenó divorciarse de Vipsania Agripina y casó otra vez a su hija Julia la Mayor, recién enviudada de Agripa, ahora con su hijastro Tiberio.

  

 

V – HEREDEROS DE CESAR AUGUSTO

 

A la muerte de Lucio César y Cayo César, jóvenes y presuntos sucesores de Augusto, éste adoptó a Tiberio, por una conspiración fomentada por Livia quien quería a su hijo como emperador, resultando que a Tiberio le fue fácil asumir los mismos poderes que había tenido su padrastro.

  

En el año 13 se le prorrogó a Augusto el “imperium proconsulare maius”, pero murió al poco tiempo.

  

 

 

Mausoleo de Augusto

 

La audacia de Augusto le llevó al poder y su gobierno se caracterizó por la prudencia con la que gobernó. A cambio del poder absoluto y la confianza que el pueblo había depositado en él, Augusto dio a Roma 40 años de paz cívica y de prosperidad constante, el período conocido históricamente como la Pax Augusta. Creó el primer ejército permanente y la marina de guerra de Roma y colocó a las legiones a lo largo de las fronteras del imperio, donde no podrían involucrarse en la política. También reformó las finanzas de Roma y los sistemas fiscales.

 

Augusto imprimió un sentido monárquico a su gobierno, pero manteniendo los moldes republicanos, y pasó por etapas de verdadera diarquía (Príncipe y Senado).

 

 

 

Síntesis y Edición

Martín Ferré

 

 

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Franchesska
    Jul 27, 2009 @ 21:35:36

    ¡¡¡ Felicidades Martín !!!…. que trabajo, me ha encantado todo, y con las mini series de relatos ha sido muy divertida esta entrada,larga …. pero muy amena, cuantas traiciones para acceder al poder, pero el papel de la mujer … siempre me gusto el papel de las mujer en esta época lo reconozco, malas … pero fantásticas. Una buena entrada, si señor …. a sus pies mi querido amigo … y un beso muy muy afectuoso.

    Responder

  2. Martín
    Jul 27, 2009 @ 23:04:15

    Exponer el caso de GOBIERNO y POLITICA no resulta nada fácil, pero no cabe duda de que la historia de Julio Cesar y Cesar Augusto puede aportar una experiencia suficientemente clarificadora. Poco ha cambiado la ambición por el poder y las luchas intestinas, tampoco ha desaparecido la tentación de recurrir a las armas para imponerse a los contrincantes.Patricios y plebeyos participan en un régimen de igualdad en las elecciones democráticas, pese a ser mucho más numerosa la gente humilde, y ello obliga a propuestas políticas que, aparentemente, benefician a todos por igual. Siempre con el riesgo de que surja un candidato que simplemente se base en el populismo.Aseguran que la política aúna CIENCIA y ARTE, aunque en muchos casos no se aprecia ninguna de ambas cosas y, posiblemente, por ello alcanzan el objetivo deseado algunos personajes mediocres e incluso verdaderos zoquetes.Curiosamente, seguimos personalizando a los líderes por su NOMBRE y no por su programa y claridad de ideas como estadista.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: