RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES – VII***

 

CIENCIAS SOCIALES

 

VII – RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES

una

MONARQUIA ABSOLUTA O AUTORITARIA

Tercera parte

 

 

1.8 – GUERRA DE LA INDEPEDENCIA ESPAÑOLA

 

La Guerra de la Independencia española fue un conflicto armado que convulsionó la Península Ibérica entre 1808 y 1814, que opuso a España y a sus aliados Portugal y Reino Unido contra el Primer Imperio Francés, como consecuencia de la política expansionista de Napoleón I, enmarcada en el contexto europeo más general de las Guerras Napoleónicas y la crisis de la monarquía española de Carlos IV.

 

  

 

El conflicto estalló tras las maniobras de ocupación furtiva de importantes ciudades españolas por las tropas de Napoleón, siguiendo un plan de apoyo a la invasión de Portugal, acordada en el Tratado de Fontainebleau y del secreto plan de derrocamiento del rey.

 

José I Bonaparte, de profesión abogado, fue nombrado por su  hermano Napoleón Rey  de España (1808  – 1813),  había colaborado con la Revolución francesa,  pero su impopularidad y los excesos de las tropas francesas hicieron fracasar todos sus intentos para atraerse la opinión pública y  gobernar con un talante liberal. Solamente le apoyó el pequeño grupo de los afrancesados.

 

Carga de los mamelucos – 2 de mayo de 1808

 

El resentimiento de la población por las exigencias de manutención de las tropas extranjeras, que resultó con numerosos incidentes y episodios de violencia, tras la gran inestabilidad política surgida tras el episodio del motín de Aranjuez, provocaron en Madrid un levantamiento inicial, espontáneo y popular conocido como el Dos de mayo de 1808, que extendió por toda la geografía española el enfrentamiento con las tropas napoleónicas e iniciose una guerra por la vía de la presión popular, a pesar de la actitud contraria de la Junta de Gobierno designada por Fernando VII.

 

 

La guerra se caracterizó por el original fenómeno de la infinidad de acciones ejecutadas por los guerrilleros, los ejércitos españoles regulares y el apoyo los militares aliados, como fue el caso de Wellington, que provocaron un constante desgaste de las fuerzas bonapartistas.

 

 

 

 

La lucha fue encarnizada en toda España, después de Madrid, disponemos de imágenes de Gerona, Jaén (Bailén), El Bruch y Montserrat (Barcelona), Molins de Rey, Sabadell, Sant Feliu de Codinas, Tarragona, Zaragoza y Vitoria, que merece la pena presentar para entender esa dura realidad.

 

 

Batalla de Somosierra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zaragoza – Monasterio de Santa Engracia

 

 

 

 

En el terreno socioeconómico, la guerra costó en España una gran pérdida de población, resultando un balance de descenso demográfico del orden de 560.000 a 885.000 personas, que afectó muy especialmente a Cataluña, Extremadura y Andalucía. A la alteración social y la destrucción de infraestructuras, industria y agricultura se sumó la bancarrota del Estado y la pérdida de una parte importante del patrimonio cultural.

 

 

 

 

 

La posterior invasión del territorio francés, provocó la abdicación de Napoleón y la derrota definitiva en la batalla de Toulouse del 10 de abril de 1814.

 

Finalmente, tras muchos avatares, Napoleón regresó a París y muchos veteranos acudieron a su llamada, comenzando de nuevo el enfrentamiento contra los aliados. El resultado fue la campaña de Bélgica, que concluyó con la derrota en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815.

 

 

 

Napoleón fue encarcelado y desterrado por los británicos a la isla de Santa Helena en el Atlántico, el 15 de julio de 1815. Allí, dictó sus memorias y murió el 5 de mayo de 1821.

Napoleón en Santa Helena

 

Napoleón I, más tarde, en su exilio, declaró al respecto de la Guerra de la Independencia  de España:

Esta maldita Guerra de España fue la causa primera de todas las desgracias de Francia. Todas las circunstancias de mis desastres se relacionan con este nudo fatal: destruyó mi autoridad moral en Europa, complicó mis dificultades, abrió una escuela a los soldados ingleses… esta maldita guerra me ha perdido.

 

 

1.9 – FERNANDO VII REY DE ESPAÑA

 

Fernando VII: Rey de España (1808; 1814-33). Hijo de Carlos IV y de María Luisa de Parma, creció aborreciendo a su madre y al favorito de ésta, Godoy, y comenzó muy pronto a intrigar contra ellos. Las tramas del príncipe fueron descubiertas y condujeron al llamado proceso de El Escorial.

 

Fernando VII ha merecido a los historiadores un unánime juicio negativo, pasando a los anales de la historia de España como el Rey Felón. Una nueva conspiración, el motín de Aranjuez, alcanzó pleno éxito y Carlos IV abdicó en Fernando, que comenzó a reinar con el nombre de Fernando VII (19 marzo 1808).

 

Las negociaciones que se mantenían con Napoleón llevaron al nuevo rey a marchar a Bayona (abril 1808) para entrevistarse con él; poco después llegaron a aquella localidad sus padres y se produjeron escenas violentas, que culminaron en la abdicación de Fernando VII en su padre, quien previamente había cedido ya la corona a Napoleón. Fernando, su hermano Carlos y su tío Antonio fueron conducidos al castillo de Valençay, en donde permanecieron durante los años que duró la guerra de la Independencia.

 

 

 

Durante ese periodo, La Constitución española de 1812, también denominada La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales de España el 19 de marzo de 1812, día de San José, y de ahí el sobrenombre de Pepa que le dieron los gaditanos. Oficialmente, estuvo en vigencia dos años, desde su promulgación hasta el 24 de marzo de 1814, con la vuelta a España de Fernando VII.

 

 

Promulgación de la Constitución – 1812

 

Posteriormente estuvo vigente durante el Trienio Liberal (1820 – 1823), así como durante un breve periodo en 1836-1837, bajo el gobierno progresista que preparaba la Constitución de 1837.La constitución establecía el sufragio, la libertad de imprenta, abolía la inquisición, acordaba el reparto de tierras y la libertad de industria, entre otras cosas.

 

 

 

Fernando VII salió de Valençay en marzo de 1814, tras haber firmado un acuerdo con Napoleón, y regresó a España. Desde Valencia, y contando con el apoyo del general Elío y promulgó el decreto de 4 de mayo de 1814, que derogaba la Constitución de las Cortes de Cádiz y significaba el retorno al absolutismo. De 1814 a 1820 se produjo un período de persecución de los liberales, que intentaron sublevarse para restablecer la Constitución.

 

En enero de 1820, las fuerzas expedicionarias que debían partir hacia América, mandadas por Rafael de Riego, para garantizar la permanencia de las colonias en manos de España, se sublevaron, y este hecho desencadenó una sucesión de fenómenos revolucionarios que obligaron al rey a jurar la Constitución (9 marzo 1820).

 

En el transcurso del Trienio Constitucional (1820 – 1823), el rey fingió acatar el orden establecido, pero conspiró bajo mano con los absolutistas y con las potencias de la Santa Alianza, que, en el Congreso de Verona, acordaron enviar a España un ejército francés mandado por el duque de Angulema (Cien Mil Hijos de San Luis); éste invadió España y logró restablecer a Fernando como monarca absoluto (octubre de 1823).

 

 

Se inició entonces la llamada “Década Ominosa” (1823 – 1833), en que se registraron levantamientos absolutistas fomentados por el clero y por la camarilla adicta al infante Carlos, hermano de Fernando, que se perfilaba como su sucesor. Pero Fernando casó en cuartas nupcias, en 1829, con su sobrina María Cristina de Nápoles, y en 1830 promulgó la Pragmática Sanción aprobada en 1789, que derogaba la Ley Sálica en España; así fue como su hija Isabel, nacida poco después, se vio reconocida como heredera de la Corona, ante el descontento de los partidarios de don Carlos.

 

En 1832, hallándose el rey en La Granja enfermo de gravedad, los carlistas intentaron en vano que hiciera testamento en favor del infante Carlos, quien, tras este fracaso, marchó a Portugal.

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: