TRIPLE COPA DEL BARÇA 2008 – 2009

 

 

A todos los amantes del futbol, sean o no simpatizantes del F.C. Barcelona

 

 

SOCIEDAD CIVIL Y ASOCIACIONISMO

 

BARÇA

 

 

Triple Copa del Fútbol Club BARCELONA

 

Celebración en la Plaza de Cataluña de Barcelona

(La misma noche de la victoria en Roma)

 

El primer “triplete” de un equipo español

 

COPA DEL REY – LIGA DE FUTBOL – CAMPEON DE EUROPA

 

 

El FC Barcelona ha rubricado en Roma, este miércoles 27 de mayo del año 2009, una hazaña histórica al ser el primer equipo español en conseguir los tres grandes títulos de la temporada, la Copa, la Liga y la “Champions”.

 

La victoria en el Olímpico de Roma ante el Manchester United hace de este Barcelona uno de los mejores equipos de la historia ya que sólo cuatro conjuntos habían conseguido ganar el triplete en una sola temporada, y nunca había sido un equipo español.

 

 

Sólo Celtic, Ajax, PSV y Manchester United lo habían conseguido con anterioridad y ahora el F.C. Barcelona, tras más de cien años de historia, ha alcanzado ese palmarés, con un estilo de futbol de gran calidad y un equipo de jugadores excepcional. 

 

 

A – EL BARCELONA CAMPEÓN DE EUROPA

 

Incluso aquellos que no sienten especial pasión por el futbol se regocijan ante el buen juego y el consecuente éxito del F. C. Barcelona en Roma.

 

 

 

 

 

 

 

 

B – EL BARCELONA GANO LA LIGA ESPAÑOLA DE FUTBOL

 

El partido frente al poderoso y eterno rival en la Liga de Futbol española era decisivo, el resultado del envide parecía incierto y se obtuvo un triunfo que clarificó toda duda.

 

 

 

(Incluye los “dobles” del programa de humor de TV3)

 

 

 

 

C – EL BARCELONA GANO LA COPA DEL REY

 

El partido definitivo para merecer la Copa del Rey fue de una deportividad extraordinaria entre los aficionados de ambos equipos y de una coincidencia plena en manifestar las inquietudes de la actual crisis económica y actuación política del gobierno y la oposición.

 

 

 

 

D – CELEBRACION EN BARCELONA – TRICAMPEONES

 

La plantilla del F. C. Barcelona se fundió en un emotivo y gigantesco abrazo con su afición, en un apoteósico final de fiesta en el Camp Nou, después de recorrer las calles de la ciudad en una caravana para celebrar los tres títulos conseguidos por el conjunto de Pep Guardiola; la Copa del Rey, la Liga española y la Liga de campeones.

 

Después de una caravana de ocho kilómetros y tres horas de duración, ante 750.000 personas, por las calles de Barcelona en un autobús descapotable y los jugadores irrumpieron en el césped del Camp Nou a las diez y media de la noche.

 

 

 

 

La plantilla al completo, lució una camiseta conmemorativa con la inscripción "Copa, Liga y Champions" en el pecho y el lema “Som Un (Somos Uno) y los nombres de todos los jugadores en la espalda.

 

 

 

E – CANTERANOS DEL FUTBOL CLUB BARCELONA

 

La ciudadanía aprecia los resultados del Futbol Club Barcelona, que siente muy próximo, también de sus valores humanos, realmente admirables, pero en particular por sus canteranos y de la eficaz labor de la Masía, donde germina realmente: Equipo, profesionalidad, eficiencia y triunfo ante las dificultades de una tarea o competición deportiva.

 

Equipo titular en Roma

 

 

 

 

 

 

Felicidades y gracias por los buenos momentos de los que hemos disfrutado los espectadores, durante todas las hazañas que han permitido conseguir el “Triplete de Copas”.

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

(¡Confieso que no me gusta el futbol, pero esos chicos son otra cosa!)

 

 

 

RAICES DE LA ALBORADA DEMOCRATICA – IX

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

IX – RAICES DE LA ALBORADA DEMOCRATICA

 con

ESPAÑA EN LA UNION EUROPEA

 

 

Venimos llamando humanismo al sentimiento individual y colectivo de una civilización en la que destaca de manera prominente el ser humano y en este capítulo resumiremos el periodo contemporáneo.

 

Los hitos o hechos acaecidos en este último periodo de la historia peninsular  resultan fundamentales en el presente y deben ser objeto de estudio, desde la óptica del HUMANISMO, para vislumbrar nuestro origen y más probable futuro.

 

 

1 – ALBORADA DEMOCRATICA

 

La transición a la democracia parlamentaria se produjo en España debido al deseo constantemente manifestado por buena parte de los ciudadanos del país, fue restaurada merced a la concepción liberal y democrática defendida por la monarquía y consolidada, definitivamente, gracias a la Unión Europea.

 

Juan de Borbón y Battenberg: (La Granja de San Idelfonso, 20 de junio de 1913 – Pamplona; 1 de abril de 1993) jefe de la Casa Real y pretendiente al trono de España desde el 15 de enero de 1941 hasta el 14 de mayo de 1977, con el título de Conde de Barcelona.

 

  

 

Desde la renuncia de Alfonso XIII como jefe de la Casa Real el 15 de enero de 1941, don Juan fue el pretendiente al trono de España y encabezó la defensa de la causa monárquica contra la dictadura de Franco, ligando el proyecto de restauración de la monarquía a una concepción política liberal y democrática. 

 

 

El 14 de mayo de 1977 en una sencilla y breve ceremonia celebrada en el Palacio de la Zarzuela renunció oficialmente a sus derechos dinásticos, cediendo a su hijo la jefatura de la Casa Real.

 

 

 

Mantuvo durante su vida el título de Conde de Barcelona, vinculado a la Corona española y que ya había usado durante su exilio. Fue enterrado en el Monasterio de El Escorial, con honores de rey de España.

 

 

 

 

 

2 – TRANSICION Y DEMOCRACIA PARLAMENTARIA (1978)

 

Juan Carlos I: (n. 1938) Rey de España desde 1975. Hijo primogénito de Juan de Borbón y Battenberg, por acuerdo de éste y el generalísimo Franco realizó sus estudios en España. Casó en Atenas (1962) con la princesa Sofía de Grecia.

 

 

Juan Carlos I Rey por las Cortes Españolas – 1975

 

El 22 de julio de 1969 fue designado sucesor, a título de rey, en la jefatura del Estado español. Tras la muerte de Franco fue proclamado rey por las Cortes (22 noviembre 1975). Impulsó y sostuvo el cambio político a la democracia, sobre todo tras encargar la formación del segundo Gobierno de la Monarquía a Adolfo Suárez.

 

 

 

 

 

Con la colaboración de Adolfo Suárez, procedió a desmontar la estructura política del franquismo. Tras el referéndum del 15 de diciembre de 1976, se legalizaron los partidos políticos.

 

 

 

En las elecciones (15 junio 1977) para nuevas Cortes (Parlamento y Senado), triunfó la UCD (Unión de Centro Democrático) del presidente Suárez; los principales problemas del nuevo Gobierno fueron el terrorismo y la crisis económica.

 

 

 

Ponentes de la Constitución Española – 1978

 

Aprobada la Constitución (diciembre de 1978), que reconoció las autonomías nacionales y regionales, la UCD venció de nuevo en las elecciones de marzo de 1979.

  

 

 

 

 

Presidentes autonómicos

 

 

 

España se divide en 50 provincias y 17 comunidades autónomas.

 

 

 

Fue decisiva su actuación del rey Juan Carlos I y de las Fuerzas Armadas durante los sucesos del 23 de febrero de 1981, el golpe, en el que estaban implicados varios generales fracasó.

 

 

 

Las elecciones generales de octubre de 1982 las ganó, con mayoría absoluta el PSOE, y su líder, Felipe González, formó nuevo Gobierno.

 

Persistieron el terrorismo y la crisis económica, así como las tensiones entre el Gobierno central y algunas autoridades autonómicas. En junio de 1985 se firmó el tratado de adhesión de España a la CEE y en marzo de 1986 se aprobó, mediante referéndum, la permanencia de España en la OTAN.

 

En el año 2002 iniciose la circulación del Euro en España, la nueva moneda europea (con lo que se ganó estabilidad económica y monetaria, pero, por razones de la paridad, hundió a las clases más humildes en la pobreza).

 

 

2.1 – GENERALITAT DE CATALUÑA

 

Organismo permanente de la Corona de Aragón, creado en 1289 en Cataluña para recaudar y administrar los recursos votados por sus Cortes.

  

 

 

En 1977 se restableció la Generalitat y regresó del exilio su presidente José Tarradellas. En 1979 se elaboró y aprobó un nuevo Estatuto de Autonomía, ajustado a lo previsto en la nueva Constitución Española.

 

Pujol, Jordi: (n. 1930) Político y estadista español. Dirigente nacionalista catalán, fue elegido diputado en las elecciones generales de 1977 y 1979 y diputado al Parlamento catalán en las elecciones de 1980.

 

 

 

 

Tras el triunfo de la coalición Convergència i Unió (CiU) Jordi Pujol, fue elegido presidente de la Generalidad de Cataluña, y reelegido para dicho cargo en 1984, 1988, 1992, 1995 y 1999, siendo apreciado como gobernante y estadista, tanto por el pueblo de Cataluña como por las demás Comunidades de España.

 

 

3 – LA UNION EUROPEA

 

Con la firma del Tratado de Roma en 1957, los llamados seis (Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo) deciden avanzar en la cooperación en los dominios económico, político y social. La meta planteada fue lograr un “mercado común” que permitiese la libre circulación de personas, mercancías y capitales.

 

 

 

El Acta Única Europea firmada en febrero de 1986 entra en aplicación en julio de 1987. Ésta tuvo por misión redinamizar la construcción europea, fijando la consolidación del mercado interior en 1993 y permitiendo la libre circulación igualmente de capitales y servicios.

 

 

 

El Tratado de Maastricht firmado en febrero de 1992, entraba en vigor en 1993. Bajo este acuerdo, la Unión Europea, marca una nueva etapa en el proceso de unión. El tratado crea la ciudadanía europea y permite circular y residir libremente en los países de la comunidad, así como el derecho de votar y ser elegido en las elecciones europeas o municipales.

 

Se decide la creación de una moneda única europea, el Euro, que entraría en circulación en 2002 bajo control del Banco Central Europeo.

 

 

 

En 1999 entra en vigor el Tratado de Amsterdam que afirma los principios de libertad, democracia y respeto a los derechos humanos, incluyendo explícitamente el principio de desarrollo continuado. Dos años después se firma el Tratado de Niza, que entraría en vigor en 2003.

 

UNION EUROPEA – 2008

 

 

 

Actualmente la Unión Europea prevé la ratificación del Tratado Europeo de Lisboa que se espera entre en vigor en 2009, (ante la imposibilidad de haber conseguido aprobar una Constitución clara, concreta y concisa, por parte de los ciudadanos de la Unión) y que introducirá modificaciones en los tratados vigentes entre los 27 países de la Unión, o sea: 498 millones de habitantes y una superficie total de 4.308.112 km².

 

Humana realidad plurilingüe y pluricultural, con claras RAICES colectivas e individuales a defender, que nos confirma la complejidad de entendimiento del conjunto de esos pueblos y ciudadanos, igual en Europa que en la misma España.

   

   

RAICES de Iberia o Hispania

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

  

 

 

 

 

RAICES DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX – VIII*

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

VIII – RAICES DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

Primera parte

 

 

Venimos llamando humanismo al sentimiento individual y colectivo de una civilización en la que destaca de manera prominente el ser humano y en este capítulo expondremos el periodo correspondiente a los postreros años del siglo XIX y a los de principios de XX.

 

Se describen los hitos o hechos acaecidos en un periodo concreto de tiempo, lo cual no es óbice para que el objeto del HUMANISMO consista en realzar precisamente el valor del pueblo en esa dramática época.

 

 

 

1 – LA REVOLUCION DE 1868 – LA GLORIOSA

 

General Prim y los voluntarios catalanes en África

 

En el Pacto de Ostende (1866), progresistas y demócratas (el General Prim, Sagasta, Becerra, Ruiz Zorrilla y otros) acordaron la revolución (la Gloriosa), que triunfó tras el pronunciamiento del almirante Topete (1868).

 

   

 

Un Gobierno provisional, convocó Cortes Constituyentes, las cuales optaron por la monarquía, promulgaron la Constitución democrático-liberal de 1869 y designaron a Serrano regente (1869 – 1871).

  

Patrocinado por Juan Prim, fue elegido rey Amadeo de Saboya, quien llegó de Italia el mismo día en que era asesinado Prim (1870). Ante las revueltas de republicanos, carlistas y monárquicos, Amadeo abdicó en 1873.

 

Amadeo de Saboya ante el cadáver de Juan Prim

 

 

 

 

2 – PROCLAMACION DE LA I REPUBLICA

 

La crisis política abierta en España por la Revolución de Septiembre de 1868 culminó en la proclamación de la I República por una Asamblea Nacional, reunión del Congreso y el Senado (11 febrero 1873), tras la abdicación de Amadeo I.

  

 – 

I República Española

 

Se convocaron Cortes Constituyentes y en las elecciones celebradas en mayo los diputados republicanos obtuvieron una amplia mayoría y las Cortes Constituyentes proclamaron la República Federal (7 junio 1873).

  

Entrada de las tropas del General Pavía en el Congreso

 

Al producirse esta situación, el general Pavía, con el apoyo de ciertos elementos conservadores, dio un golpe de Estado que puso fin a la primera República (3 enero 1874).

 

 

3 – LA RESTAURACION MONARQUICA

 

 

 

 

 

3.1 – ALFONSO XII REY DE ESPAÑA

 

Alfonso XII: (1857-1885) Rey de España (1875-1885). Hijo de Isabel II y de don Francisco de Asís de Borbón y Borbón. 

 

Los intereses de Alfonso XII quedaron asegurados cuando el general Pavía dio el golpe de Estado contra el gobierno republicano (enero 1874). El 11 de enero de 1875 el nuevo monarca llegó a Barcelona y el 14 del mismo mes a Madrid.

 

Desde un principio quiso evitar la excesiva injerencia que había tenido Isabel II en la vida política del país. Se elaboró una nueva Constitución (1876), mucho más moderada que la de 1869, y se estableció el sistema de partidos turnantes (conservador y liberal), que funcionó con perfecta regularidad, pero al margen siempre de la opinión del país.

 

 

3.1.2 – INDEPENDENCIA DE CUBA Y FILIPINAS

  

A la muerte de Alfonso XII, fue regente su esposa María Cristina (1885 – 1902), quien presidió la liquidación de los restos del imperio colonial español:

 

Cuba y Puerto Rico:

 

 

Hundimiento del USS Maine – 1898

 

 

 

 Filipinas y Guam:

 

 

 

 

 

Tristes y lamentables resultados los de la guerra hispano – norteamericana (1898), perfectamente previsibles, a la vista de la propaganda política estadounidense del momento.

 

 

 

3.2 – ALFONSO XIII REY DE ESPAÑA

 

Alfonso XIII: (1886-1941) Rey de España (1886-1931), hijo póstumo de Alfonso XII y de María Cristina. Fue declarado mayor de edad a los 16 años, con lo que se puso fin a la regencia de su madre.

 

 

La Reina Regente María Cristina con Alfonso XIII

 

Desde el comienzo de su reinado aspiró a convertirse en el jefe del ejército y a intervenir de una manera efectiva en el gobierno del país. Encargó el gobierno a conservadores y a liberales sucesivamente, sin que se lograra estabilizar la situación: de 1902 a 1931 se sucedieron veintitrés gobiernos.

  

Las zonas periféricas industriales (Cataluña y País Vasco) consideraron ineficaz su política, que identificaron con el “centro”.

 

3.2.1 – LA SEMANA TRAGICA DE BARCELONA

 

 

Embarque de soldados en Barcelona

 

 

 

Maura, del partido conservador, intentó algunas reformas, pero la brutal represión de la protesta en Barcelona (1909), por la movilización de reservistas con destino a África, arruinó su carrera política.

 

3.2.2 – LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

 

 

 

Los Gobiernos de Dato (1913-15) y sus sucesores mantuvieron la neutralidad de España en la I Guerra Mundial, pero la prosperidad económica de la misma trajo la lucha abierta entre patronos y obreros.

 

Armisticio – 1918

 

 

La crisis de 1917 (asamblea de parlamentarios, juntas militares, huelga general) provocó de forma definitiva el hundimiento del orden constitucional de la Restauración y demostró al monarca que sin el apoyo del ejército su situación era comprometida.

 

3.2.3 – LA GUERRA DE AFRICA Y EL DESASTRE DE ANNUAL

 

Desde este momento impulsó la guerra de África, que fue concebida como el medio más eficaz para conseguir la unidad del ejército y devolver el prestigio a la monarquía. Intervino personalmente, por encima de la autoridad constitucional, en la preparación de la campaña que terminó en el desastre de Annual (1921).

 

 

 

 

La guerra del Rif (1911 – 1926), también llamada Guerra de Marruecos o Guerra de África, fue un enfrentamiento originado en la sublevación de las tribus rifeñas. Cerca de 8.000 soldados españoles murieron el 9 de agosto de1921 en la posición del Monte Arruit.

 

 

Protectorado español en Marruecos

 

Cuando el Parlamento empezó a discutir las causas del desastre, Alfonso XIII vio como única solución un gobierno de militares que prescindiera del Parlamento.

 

3.2.4 – DICTADURA DEL GENERAL PRIMO DE RIVERA

 

Reconoció inmediatamente al Directorio militar surgido del golpe de Estado de Primo de Rivera (1923), capitán general de Cataluña, hasta la dimisión de éste, en 1930.

 

Primo de Rivera logró la pacificación de Marruecos y desarrolló un vasto plan de obras públicas, pero no emprendió ninguna reforma básica. La crisis mundial de 1929 y la creciente oposición le obligaron a dimitir.

 

 

 

Encargó entonces el gobierno al general Berenguer, quien a su vez dimitió en febrero de 1931. Consultó entonces a los jefes de los principales partidos, pero todos se negaron a formar gobierno. Finalmente, aceptó el almirante Aznar (18 de febrero).

 

 

 

 

Realizadas las elecciones municipales el 12 de abril de 1931, los partidos republicanos obtuvieron la mayoría en las grandes ciudades. Tres días después, Alfonso XIII embarcó en Cartagena para el exilio. Murió en Roma, dejando los derechos de la corona a su hijo Juan.

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

 

RAICES DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX – VIII**

 

CIENCIAS SOCIALES

 

VIII – RAICES DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

Segunda parte

 

 

4 – SEGUNDA REPUBLICA ESPAÑOLA

 

La II República: Después de proclamada la República el 14 de abril de 1931, y tras un breve Gobierno provisional, las Cortes Constituyentes surgidas de las elecciones de junio de 1931 presentaban una mayoría republicana y socialista, cuyos propósitos reformadores se aplicaron a la elaboración de la Constitución.

 

 – 

II República Española

 

   

Para modernizar las fuerzas armadas y conseguir un ejército acorde con el nuevo régimen, el Gobierno también emprendió la reforma militar: redujo los efectivos del ejército y facilitó el retiro voluntario de los militares.

 

 

En cuanto al problema de las nacionalidades históricas, se concedió a Cataluña (1932) un estatuto de autonomía que permitía a la “Generalitat”, presidida por Macià, el uso de Gobierno.

  

Francesc Macià, President de la Generalitat – 1932

 

 

 

Inicialmente, el movimiento obrero simpatizó esperanzado con el cambio de régimen. El Gobierno promulgó una legislación laboral inspirada por las directrices de Ginebra. 

 

 

 

 

4.1 – EL FRENTE POPULAR (1936)

 

Las izquierdas crearon el Frente Popular, coalición similar a las surgidas en Europa para combatir el fascismo, que venció al Frente Nacional de las Derechas.

 

Voto femenino

 

 

5  – EUROPA EN LOS TIEMPOS DE LA SEGUNDA REPUBLICA

 

Ante las grandes diferencias de clases en toda Europa e inquietudes sociales que ello entrañaba, viendo con gran temor el posible avance del comunismo revolucionario que triunfó en Rusia, aparecieron movimientos ideológicos radicalmente opuestos: el fascismo y el nacional socialismo.

 

 

 

 

 

 

 

5.1 – BENITO MUSSOLINI – ITALIA

 

Benito Amilcare Andrea Mussolini (1883 – 1945) fue un dictador italiano. Fundador del fascismo, durante su mandato estableció un régimen cuyas características eran el nacionalismo, el militarismo y la lucha contra el comunismo combinado con la estricta censura y la propaganda estatal.

 

 

 

 

5.2 – ADOLF HITLER – ALEMANIA

 

Adolf Hitler (1889 – 1945). Como jefe del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores, dirigió el gobierno del país de 1933 a 1945, período en el que ocupó sucesivamente los cargos de canciller, Jefe de Gobierno y Jefe de Estado.

 

 

Perseguía una agresiva política exterior para ampliar el Lebensraum (espacio vital) alemán, y desencadenó la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Polonia.

 

 

 

 

5.3 – CONDECORACIONES A BENITO MUSSOLINI Y ADOLF HITLER

 

Condecoraciones otorgadas por Francisco Franco a Benito Mussolini y a Adolf Hitler

 

 

 

Decreto número 375

Artículo único. Se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Duce de Italia y fundador de su Imperio Benito Mussolini.

Dado en Burgos a primero de octubre de mil novecientos treinta y siete.==Segundo Año Triunfal.

FRANCISCO FRANCO

 

 

 

  

Decreto número 376

Artículo único. Se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Fuhrer Canciller de la Nación alemana Adolfo Hitler.

Dado en Burgos a primero de octubre de mil novecientos treinta y siete.==Segundo Año Triunfal.

FRANCISCO FRANCO

 

 

6 – LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936 – 1939)

 

La incompatibilidad de las posiciones políticas de la derecha y de la izquierda condujo a la guerra civil, iniciada el 17 de julio de 1936 en las guarniciones del protectorado de Marruecos y Canarias y, después (18 y 19), de la Península.

 

 

 

Tras sucesivos cambios de gobierno y de la pérdida de la Andalucía Occidental y Extremadura, el socialista Largo Caballero, contaba con la fidelidad de las fuerzas de orden público y, sobre todo, de las organizaciones obreras.

 

 

Sin embargo, el Gobierno de coalición de Largo Caballero, no pudo impedir el avance de los facciosos. 

 

 

 

Largo Caballero fue sustituido por el socialista Negrín tras los sucesos de mayo de 1937 en Barcelona, que supusieron la liquidación del POUM y la neutralización de la CNT-FAI.

 

Bombardeos aéreos en Barcelona

 

 

No obstante, el Gobierno Negrín, cosechó sucesivas pérdidas territoriales.

 

 

 

La guerra se dio por concluida el 1 abril 1939, con la extinción del régimen republicano, que formó un gobierno en el exilio. La II República mantuvo este gobierno en el exilio hasta las elecciones de junio de 1977, tras de las cuales se disolvió.

 

 

 

 

7 – DICTADURA DEL NACIONALCATOLICISMO (Expresión popular)

 

Franco Bahamonde, Francisco: (1892-1975). Militar español. En precaución contra un posible alzamiento, el Gobierno del Frente Popular lo destinó a Canarias en 1936. No obstante, se incorporó al alzamiento, aceptó la ayuda de Hitler y Mussolini y trasladó el ejército de África a la Península a través del estrecho de Gibraltar.

 

Legión Cóndor alemana en España

 

Durante la guerra civil fue nombrado por la Junta de Burgos (1936), jefe del Gobierno y del Estado, y generalísimo de los ejércitos. Alcanzó la victoria final el 1 de abril de 1939.

  

 

En 1953 firmó un concordato con la Santa Sede y negoció un acuerdo bilateral con EE.UU. para el establecimiento de bases militares y la obtención de ayuda económica, y en 1955 logró el ingreso de España en la ONU.

 

Franco y Eisenhower, nueva alianza

 

En 1966 hizo aprobar a las Cortes la Ley Orgánica y en 1969 presentó al príncipe Juan Carlos de Borbón como su sucesor.

 

A causa de una grave enfermedad, Franco cedió temporalmente las funciones de jefe del Estado al príncipe Juan Carlos de Borbón (19 de julio – 2 de septiembre 1974), y de nuevo el 30 de octubre de 1975 a causa de la enfermedad que le ocasionaría la muerte (20 noviembre 1975).

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES – VII*

 

CIENCIAS SOCIALES

 

VII – RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES

una

MONARQUIA ABSOLUTA O AUTORITARIA

Primera parte

 

 

En un sentido amplio, llamamos humanismo al sentimiento individual y colectivo de una civilización en la que destaca de manera prominente el ser humano y en este capítulo expondremos el periodo correspondiente al reinado de la Casa de Borbón, rama de la Dinastía de los Capetos, la más antigua dinastía real de Europa.

 

Indudablemente, los  periodos de la historia se han calificado según los gobernantes del momento, sin embargo,  el objeto del HUMANISMO consiste en visualizar el valor de las personas de cada época.

 

 

1 – LOS REYES DE LA CASA DE BORBON

 

Antes de morir, Carlos II nombró como heredero a su sobrino-nieto Felipe, con la esperanza de que el rey de Francia, Luis XIV, evitara la división de su imperio, al ser rey de España su propio nieto. Poco después, el 1 de noviembre de 1700 moría Carlos II, y Felipe de Borbón, duque de Anjou, aceptaba la Corona el 15 de noviembre, con el nombre de Felipe V.

 

Felipe V de Borbón: (Versalles, 19 de diciembre de 1683 – Madrid, 9 de julio de 1746) fue rey de España desde el 15 de noviembre de 1700 hasta su muerte, sucesor del último monarca Habsburgo de España, su tío-abuelo Carlos II, y primer monarca de la dinastía Borbón. Su reinado de 45 años y 21 días es el más dilatado de la monarquía hispánica.

 

 

La posibilidad de que Felipe heredara el trono francés, la perspectiva de una unión de Coronas de España y Francia bajo la Casa de Borbón, pilotada desde la corte de Versalles, era temida por el resto de potencias.

 

Ante esta situación, Inglaterra, Holanda, Austria y, posteriormente, Portugal declararon la guerra a Francia y a España. Dando así comienzo a la Guerra de Sucesión Española (1700–1714).

 

1.1 GUERRA DE SUCESION ESPAÑOLA

 

Enfrentó a Felipe V, con la corona de Castilla y Francia  contra la corona de Aragón, que defendía sus centenarios fueros y libertades, apoyando como candidato al trono español al archiduque Carlos, contando con el apoyo de los países de la llamada Gran Alianza.

  

Con el candidato Carlos de Austria, representante del espíritu federalista y descentralizador, estaba todo un pueblo, las clases medianas y populares de Cataluña, al igual que la de los restantes estados de la Corona de Aragón.

 

1702 Batalla de Vigo  – Victoria aliada

 

   

La Gran Alianza de La Haya (septiembre 1701) contra los Borbones condujo a la declaración formal de la guerra (1702), produciéndose multitud de batallas en toda Europa.

 

 

1704 Batalla de Blenheim – Victoria aliada

 

1704 Batalla de Schellenberg – Victoria aliada

 

El archiduque Carlos III, ya proclamado rey de España (Viena, septiembre 1703), estableció la corte en Barcelona (octubre 1705), y desencadenó una ofensiva conjunta desde Cataluña y Portugal, con notables éxitos.

 

 

En 1707 se produjo una ligera recuperación borbónica en la Península (victoria de Almansa), que conllevó la conquista de Valencia y Aragón, con la anulación de sus Fueros.

 

1707 Batalla de Almansa – Victoria borbónica

 

 

   

Cançó "Romanç del cec" del grup valencià Al Tall

 

En 1708 se vio contrarrestada por la conquista de Cerdeña y Menorca por parte de los aliados. Ante esta situación, el papado reconoció a Carlos como rey de España (1709), y Francia inició negociaciones secretas con los aliados.

 

 

En 1710 la situación se agravó para los Borbones cuando los ejércitos aliados, tras las batallas de Almenara (julio) y Zaragoza (agosto), tomaron Madrid (septiembre), donde entró el archiduque Carlos, a la vez que Luis XIV entablaba negociaciones (1710).

 

1710 Batalla de Zaragoza – Victoria aliada

 

1710 Batalla de Villaviciosa – Victoria borbónica

 

Tras la repentina muerte de su hermano, emperador José I (abril 1711), el Archiduque Carlos fue elegido emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico en septiembre de 1711. Esto le obligó a trasladarse a Frankfurt para su coronación como Carlos VI, y, en consecuencia, abandonar Barcelona y Cataluña.

 

 

1712 Batalla de Deain

 

En octubre de 1711 se firmaron los preliminares secretos de Londres con Francia, que significaban la dislocación de la Gran Alianza, propiciada por la traición de Inglaterra, que abandona su causa para entenderse con la Casa de Borbón, mediante la firma de los (famosos) Tratados de Utrecht (1713).

 

 

 

 

 

  

El Imperio retiró sus tropas de Cataluña (junio 1713) y, tras la campaña francesa del verano en el Rin, entabló las negociaciones que condujeron a la paz de Rastadt con Francia (marzo 1714).

  

Los catalanes continuaron solos la lucha contra las tropas de Felipe V y las francesas. Barcelona fue sometida a un terrible asedio y bombardeo, tras lanzar ataques sin cuartel, dan la orden de asalto el 11 de septiembre de 1714 (habiendo amenazado con pasar la población a cuchillo si se prolongaba la resistencia antiborbónica).

 

 

Barcelona cayó tras heroica resistencia, los Fueros y Constituciones de Cataluña fueron de inmediato abolidos, unas antiquísimas libertades de las que sólo gozaba en la península la población de los condados de Cataluña y los restantes estados que se incorporaron a la antigua y dignísima Corona de Aragón.

 

       

Rememorando a Cataluña

Pau Casals en las Naciones Unidas (1971)

 

Entre esos los muchos patriotas de la resistencia de Barcelona merecen especial mención: Rafael Casanova y Coma (1660-1743), consejero jefe de la Generalidad, Doctor en Derecho, un hombre dedicado al bien común y auténtico líder de la resistencia antiborbónica, que pudo huir,  y al general Josep Moragues (decapitado por los borbónicos, que hicieron que su cabeza pendiera, expuesta a la intemperie, junto a una puerta de la muralla de Barcelona).

 

 

1714 Batalla de Barcelona – Victoria borbónica

 

Mallorca resiste a los borbónicos hasta el 2 de junio de 1715, en que es tomada Palma.

 

La nueva Europa salida de esta guerra vio una España muy mermada territorialmente en la propia Península (Menorca y Gibraltar británicos) y sin ninguna posesión en Europa, una Francia debilitada, un Imperio ampliado y, sobre todo, una Gran Bretaña fortalecida y dueña del mar.

 

 

1.2 –  DECRETO DE NUEVA PLANTA – 1716

 

Con la ocupación militar del territorio catalán se promulga, 1716, el "Decreto de Nueva Planta" según el cual quedaba eliminada la nación catalana, prohibiendo su lengua, imponiendo la "ñ" a los apellidos catalanes y aboliendo sus instituciones: el Consejo de Cien, las Cortes, la Generalitat, el ejercido de sus Constituciones y su sistema fiscal y monetario.

 

 

Una guerra que para España sólo significó el triunfo del centralismo y la uniformidad borbónicos, con la pérdida de las posesiones españolas en Europa y la extinción de las libertades constitucionales de los ciudadanos de Cataluña y de los restantes estados que conformaron la Corona de Aragón.

 

 

1.3 – FELIPE V DE BORBON

 

Felipe V: (1683-1746) Rey de España (1700-24 y 1724-46).

Hijo segundo del gran delfín de Francia, Luis, nieto de Luis XIV y biznieto de Felipe IV de España. Subió al trono español merced al testamento de Carlos II, pero le fue disputado por otro pretendiente, el archiduque Carlos, futuro emperador Carlos VI, a quien apoyaba una potente coalición europea. Ello provocó la guerra de Sucesión de España, que terminó con los Tratados de Utrecht (1713) y Rastadt (1714), por los que se reconocía a Felipe como rey de España, a costa de las pérdidas de los territorios de los Países Bajos y de Italia (que pasaron al Imperio y a Saboya), de la cesión de Menorca y Gibraltar a Gran Bretaña, y de la entrega de la colonia del Sacramento a Portugal.

 

 

Familia de Felipe V – 1718

 

El rey, cuya neurastenia ya se advertía desde antiguo, abdicó en su hijo Luis, tras la muerte del regente francés en 1723, quizá con la secreta esperanza de lograr el trono de su abuelo. Sin embargo, Luis I (enero-septiembre de 1724) murió al poco tiempo, y Felipe V volvió a reinar.

 

Se produjo entonces un acercamiento al Imperio que condujo a los acuerdos de Viena (1725); la actitud de Gran Bretaña puso fin a este intento y de nuevo se produjo un acercamiento a Francia y Gran Bretaña (Tratados de Sevilla, 1729).

 

 

1.4 – LUIS I REY DE ESPAÑA

 

Luis I: (1707-1724) Rey de España (1724).

Primogénito de Felipe V y de María Luisa de Saboya. Subió al trono a la abdicación de su padre (enero de 1724) y fue coronado al mes siguiente.

 

A causa de su juventud, se encargó del gobierno un gabinete de tutela formado por siete personalidades. Murió de viruelas el 31 de agosto del mismo año y le sucedió el propio Felipe V.

 

Felipe V había asegurado al primogénito de Isabel Farnesio la continuidad o línea de descendencia, el futuro Carlos III de España. En el interior la política reformista iniciada por Patiño fue continuada por Campillo (1741 – 1743) y por el marqués de la Ensenada.

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES – VII**

 

 

CIENCIAS SOCIALES

 

 

VII – RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES

una

MONARQUIA ABSOLUTA O AUTORITARIA

Segunda parte

 

 

1.5 – FERNANDO VI REY DE ESPAÑA

 

Fernando VI: (1713 – 1759). Rey de España (1746 – 1759).

Segundo hijo de Felipe V y de María Luisa de Saboya, casó en 1729 con Bárbara de Braganza.

 

 

Su reinado se caracterizó por el mantenimiento de la neutralidad frente a Francia e Inglaterra, mientras ambas intentaban la alianza con España. Esta situación fue aprovechada por el marqués de la Ensenada para proseguir los esfuerzos de reconstrucción interna, ya iniciados en el reinado anterior. Por otra parte, la francofilia de Ensenada se compensaba en el seno del gobierno por la anglofilia del secretario de Estado, Carvajal, y de su sustituto, R. Wall.

 

Importante aspecto de la política del monarca, su regalismo, alcanzó pleno éxito en el concordato de 1753 con los Estados pontificios.

 

  

 

 

1.6 – CARLOS III REY DE ESPAÑA

 

Carlos III: (1716-1788) Duque de Parma y Plasencia (1731 – 1735), rey de las Dos Sicilias (1734 – 1759) y de España (1759 – 1788).

 

Tras los fallecimientos de Luis I y de Fernando VI sin descendencia, el trono de España pasó a Carlos III, tercer hijo de Felipe V y primero de su matrimonio con Isabel de Farnesio, con gran experiencia de gobierno como rey de Nápoles.

 

 

 

Su reinado es el más característico del llamado “despotismo ilustrado”. El primer período, hasta el motín de 1766, estuvo presidido por el italiano Esquilache. Posteriormente, se sucedieron en la dirección del Estado Aranda, Grimaldi y Floridablanca.

 

 

 

En política económica se promovió una serie de reformas, que, en estrecha correlación con los cambios estructurales, crearon una situación apta para el inicio de la Revolución industrial. La política industrial tendió a romper los moldes gremiales y a proteger la industria privada, sobre todo la algodonera catalana.

 

 

 

La libertad de comercio de granos (1765) y la libertad para el comercio con América (1778) contribuyeron a la creación de un mercado nacional.

 

 

 

En el ramo de la Hacienda se creó por primera vez el papel moneda y una banca estatal (Banco de San Carlos, 1782).

 

 

Por otra parte, se inició la lucha contra el poderío de la Iglesia como factor político (expulsión de los jesuitas, 1767) y para limitar los controles inquisitoriales.

 

 

Creó un ejército regular, basado en las experiencias prusianas (Ordenanzas de Carlos III). Después de la firma del tercer pacto de Familia con Francia (1761), se declaró la guerra a Gran Bretaña (1762), finalizada con el Tratado de París (1763), que debilitó a España en las Indias.

 

 

1.7 – CARLOS IV REY DE ESPAÑA

 

Carlos IV: (1748 – 1819) Rey de España (1788 – 1808). Hijo de Carlos III y de María Amalia de Sajonia. Al subir al poder encargó la dirección del Estado a Floridablanca, que éste conservó hasta 1792, año en que fue sustituido por Aranda. En marzo de 1793 ocupó su puesto Godoy, árbitro de la situación durante el resto del reinado, excepto un breve lapso.

 

En 1793 se declaró la guerra a Francia, y después de la victoriosa campaña del Rosellón (1793) se produjo la derrota de 1794 en la zona vasco-navarra, que condujo a la conclusión de la Paz de Basilea (1795). Al año siguiente se concluyó el Tratado de San Ildefonso con Francia, que abocó a la guerra contra Gran Bretaña: un desastre militar (batalla del cabo San Vicente) y económico (bloqueo de las Indias).

 

 

 

 

Siguió la crisis económica más aguda conocida por España desde hacía casi un siglo, a la que se buscó salida con una nueva guerra contra Gran Bretaña, en la que la flota española perdió definitivamente su efectividad (batalla de Trafalgar, 1805).

 

Motín de Aranjuez – 1808

 

El mismo año se firmó el Tratado de Fontainebleau para realizar una invasión franco-española en Portugal, lo que sirvió de pretexto para que los ejércitos napoleónicos penetrasen en la Península. Godoy, que se dio cuenta de la situación demasiado tarde, propuso a los reyes huir hacia América, pero el futuro Fernando VII consiguió frustrar sus intenciones y le acusó de traición.

 

 

En marzo de 1808 se produjo el motín de Aranjuez, que desbancó a Godoy y obligó a Carlos IV a abdicar. Pocos meses después, Napoleón atrajo a Fernando y a Carlos a Bayona, donde ambos abdicaron de sus derechos al trono, que pasó a José Bonaparte.

 

 

Carlos IV no volvió nunca a España, ni siquiera después de la guerra de la Independencia, ya que su hijo, Fernando VII, se lo prohibió.

 

 

 

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES – VII***

 

CIENCIAS SOCIALES

 

VII – RAICES DEL REINADO DE LOS BORBONES

una

MONARQUIA ABSOLUTA O AUTORITARIA

Tercera parte

 

 

1.8 – GUERRA DE LA INDEPEDENCIA ESPAÑOLA

 

La Guerra de la Independencia española fue un conflicto armado que convulsionó la Península Ibérica entre 1808 y 1814, que opuso a España y a sus aliados Portugal y Reino Unido contra el Primer Imperio Francés, como consecuencia de la política expansionista de Napoleón I, enmarcada en el contexto europeo más general de las Guerras Napoleónicas y la crisis de la monarquía española de Carlos IV.

 

  

 

El conflicto estalló tras las maniobras de ocupación furtiva de importantes ciudades españolas por las tropas de Napoleón, siguiendo un plan de apoyo a la invasión de Portugal, acordada en el Tratado de Fontainebleau y del secreto plan de derrocamiento del rey.

 

José I Bonaparte, de profesión abogado, fue nombrado por su  hermano Napoleón Rey  de España (1808  – 1813),  había colaborado con la Revolución francesa,  pero su impopularidad y los excesos de las tropas francesas hicieron fracasar todos sus intentos para atraerse la opinión pública y  gobernar con un talante liberal. Solamente le apoyó el pequeño grupo de los afrancesados.

 

Carga de los mamelucos – 2 de mayo de 1808

 

El resentimiento de la población por las exigencias de manutención de las tropas extranjeras, que resultó con numerosos incidentes y episodios de violencia, tras la gran inestabilidad política surgida tras el episodio del motín de Aranjuez, provocaron en Madrid un levantamiento inicial, espontáneo y popular conocido como el Dos de mayo de 1808, que extendió por toda la geografía española el enfrentamiento con las tropas napoleónicas e iniciose una guerra por la vía de la presión popular, a pesar de la actitud contraria de la Junta de Gobierno designada por Fernando VII.

 

 

La guerra se caracterizó por el original fenómeno de la infinidad de acciones ejecutadas por los guerrilleros, los ejércitos españoles regulares y el apoyo los militares aliados, como fue el caso de Wellington, que provocaron un constante desgaste de las fuerzas bonapartistas.

 

 

 

 

La lucha fue encarnizada en toda España, después de Madrid, disponemos de imágenes de Gerona, Jaén (Bailén), El Bruch y Montserrat (Barcelona), Molins de Rey, Sabadell, Sant Feliu de Codinas, Tarragona, Zaragoza y Vitoria, que merece la pena presentar para entender esa dura realidad.

 

 

Batalla de Somosierra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zaragoza – Monasterio de Santa Engracia

 

 

 

 

En el terreno socioeconómico, la guerra costó en España una gran pérdida de población, resultando un balance de descenso demográfico del orden de 560.000 a 885.000 personas, que afectó muy especialmente a Cataluña, Extremadura y Andalucía. A la alteración social y la destrucción de infraestructuras, industria y agricultura se sumó la bancarrota del Estado y la pérdida de una parte importante del patrimonio cultural.

 

 

 

 

 

La posterior invasión del territorio francés, provocó la abdicación de Napoleón y la derrota definitiva en la batalla de Toulouse del 10 de abril de 1814.

 

Finalmente, tras muchos avatares, Napoleón regresó a París y muchos veteranos acudieron a su llamada, comenzando de nuevo el enfrentamiento contra los aliados. El resultado fue la campaña de Bélgica, que concluyó con la derrota en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815.

 

 

 

Napoleón fue encarcelado y desterrado por los británicos a la isla de Santa Helena en el Atlántico, el 15 de julio de 1815. Allí, dictó sus memorias y murió el 5 de mayo de 1821.

Napoleón en Santa Helena

 

Napoleón I, más tarde, en su exilio, declaró al respecto de la Guerra de la Independencia  de España:

Esta maldita Guerra de España fue la causa primera de todas las desgracias de Francia. Todas las circunstancias de mis desastres se relacionan con este nudo fatal: destruyó mi autoridad moral en Europa, complicó mis dificultades, abrió una escuela a los soldados ingleses… esta maldita guerra me ha perdido.

 

 

1.9 – FERNANDO VII REY DE ESPAÑA

 

Fernando VII: Rey de España (1808; 1814-33). Hijo de Carlos IV y de María Luisa de Parma, creció aborreciendo a su madre y al favorito de ésta, Godoy, y comenzó muy pronto a intrigar contra ellos. Las tramas del príncipe fueron descubiertas y condujeron al llamado proceso de El Escorial.

 

Fernando VII ha merecido a los historiadores un unánime juicio negativo, pasando a los anales de la historia de España como el Rey Felón. Una nueva conspiración, el motín de Aranjuez, alcanzó pleno éxito y Carlos IV abdicó en Fernando, que comenzó a reinar con el nombre de Fernando VII (19 marzo 1808).

 

Las negociaciones que se mantenían con Napoleón llevaron al nuevo rey a marchar a Bayona (abril 1808) para entrevistarse con él; poco después llegaron a aquella localidad sus padres y se produjeron escenas violentas, que culminaron en la abdicación de Fernando VII en su padre, quien previamente había cedido ya la corona a Napoleón. Fernando, su hermano Carlos y su tío Antonio fueron conducidos al castillo de Valençay, en donde permanecieron durante los años que duró la guerra de la Independencia.

 

 

 

Durante ese periodo, La Constitución española de 1812, también denominada La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales de España el 19 de marzo de 1812, día de San José, y de ahí el sobrenombre de Pepa que le dieron los gaditanos. Oficialmente, estuvo en vigencia dos años, desde su promulgación hasta el 24 de marzo de 1814, con la vuelta a España de Fernando VII.

 

 

Promulgación de la Constitución – 1812

 

Posteriormente estuvo vigente durante el Trienio Liberal (1820 – 1823), así como durante un breve periodo en 1836-1837, bajo el gobierno progresista que preparaba la Constitución de 1837.La constitución establecía el sufragio, la libertad de imprenta, abolía la inquisición, acordaba el reparto de tierras y la libertad de industria, entre otras cosas.

 

 

 

Fernando VII salió de Valençay en marzo de 1814, tras haber firmado un acuerdo con Napoleón, y regresó a España. Desde Valencia, y contando con el apoyo del general Elío y promulgó el decreto de 4 de mayo de 1814, que derogaba la Constitución de las Cortes de Cádiz y significaba el retorno al absolutismo. De 1814 a 1820 se produjo un período de persecución de los liberales, que intentaron sublevarse para restablecer la Constitución.

 

En enero de 1820, las fuerzas expedicionarias que debían partir hacia América, mandadas por Rafael de Riego, para garantizar la permanencia de las colonias en manos de España, se sublevaron, y este hecho desencadenó una sucesión de fenómenos revolucionarios que obligaron al rey a jurar la Constitución (9 marzo 1820).

 

En el transcurso del Trienio Constitucional (1820 – 1823), el rey fingió acatar el orden establecido, pero conspiró bajo mano con los absolutistas y con las potencias de la Santa Alianza, que, en el Congreso de Verona, acordaron enviar a España un ejército francés mandado por el duque de Angulema (Cien Mil Hijos de San Luis); éste invadió España y logró restablecer a Fernando como monarca absoluto (octubre de 1823).

 

 

Se inició entonces la llamada “Década Ominosa” (1823 – 1833), en que se registraron levantamientos absolutistas fomentados por el clero y por la camarilla adicta al infante Carlos, hermano de Fernando, que se perfilaba como su sucesor. Pero Fernando casó en cuartas nupcias, en 1829, con su sobrina María Cristina de Nápoles, y en 1830 promulgó la Pragmática Sanción aprobada en 1789, que derogaba la Ley Sálica en España; así fue como su hija Isabel, nacida poco después, se vio reconocida como heredera de la Corona, ante el descontento de los partidarios de don Carlos.

 

En 1832, hallándose el rey en La Granja enfermo de gravedad, los carlistas intentaron en vano que hiciera testamento en favor del infante Carlos, quien, tras este fracaso, marchó a Portugal.

 

 

 

Recopilación y edición

Martín Ferré

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas