IV.B – CALANDRADO DE LA GOMA

    

 

MANUAL BÁSICO DEL CAUCHO

Capítulos

CAUCHOS, GOMAS Y ELASTÓMEROS

I – CRONICA DEL CAUCHO

II – ORIGEN, PROPIEDADES Y APLICACIONES DE LOS

CAUCHOS, GOMAS Y ELASTÓMEROS

III – ELECCIÓN DE ELASTÓMEROS SEGÚN CARACTERÍSTICAS

IV.A – MEZCLADO DEL CAUCHO

IV.B – CALANDRADO DE LA GOMA

IV.C – MOLDEO DE LA GOMA

IV.D – EXTRUSION DE LA GOMA

IV.E – MANUFACTURAS DIVERSAS

de

TECNOLOGÍA DE LA FABRICACIÓN DE ARTICULOS DE CAUCHO

 

Ver los álbumes de imagenes 10 B, correspondientes al caucho: Contienen las tablas, dibujos y fotografías técnicas fundamentales.

 

IV.B – CALANDRADO DE LA GOMA

 

El MANUAL BASICO está concebido para

facilitar a los técnicos industriales el diseño o selección técnica de los artículos de caucho y en ese sentido, el capítulo IV sólo pretende ofrecer una visión general de las tecnologías de fabricación, sin que sea posible abarcar mínimamente la cuestión en profundidad, particularmente cuando se trate de artículos de diseño complejo, como son los neumáticos u otros elementos sometidos a condiciones de trabajo muy concretas y exigentes industrialmente.

 

I – INTRODUCCION

En la imagen I-1 INDICE del Album fotográfico del Manual se ha presentado una tabla índice de productos de caucho, encuadrando los artículos más conocidos en unas determinadas tecnologías o procesos para su fabricación y consecuentemente, de una de esas tecnologías vamos a tratar en el presente capítulo.

La descripción del proceso está simplificada y fundamentalmente confeccionada para técnicos de sectores distintos al caucho, según se indicó en el mismo prólogo: "El Manual está dirigido fundamentalmente a los técnicos e ingenierías, maquinaria, industria, etc., con el ánimo de que les resulte conocido y admirable el extraordinario mundo del caucho, su singular industria y las gentes entusiastas que en ella laboran con callada actitud y excepcional maestría".

 

II – CONFORMADO POR CALANDRADO

La tecnología de calandrado probablemente no requerirá de especiales proyectos por parte de los técnicos industriales usuarios, pero debido a que es utilizada en muchos de los procesos productivos del caucho debe ser conocida.

El calandrado de la goma podría compararse a una tren siderúrgico para la laminación de chapas, puesto que la calandra cuenta con varios rodillos y eso le permite actuar de forma progresiva sobre la materia a laminar, transformándola en una banda continua de grosor uniforme y superficie lisa.

El primer par de rodillos cumple la misión básica de transformar la masa multiforme de caucho en lamina relativamente gruesa y rugosa, los rodillos siguientes van laminando y adelgazando el espesor de la banda.

Las velocidades de los primeros rodillos tienen un ligero incremento en el sentido de la marcha, pero los dos últimos siempre girarán a la misma velocidad, por esta razón se entiende que

el término calandrado indica el hecho de que dos rodillos giran siempre a la misma velocidad tangencial.

Laminar es la función principal de una calandra, pero

laminar sin oclusión de burbujas de aire o gas es una función implícita, particularmente en la industria del caucho, toda vez que al tener posteriormente que vulcanizar, a temperaturas de 150ºC o superiores, las hinchazones podrían aparecer e incluso convertirse en agujeros.

La necesidad de evitar la oclusión de aires o gases en

la lamina obliga a obtener un grosor de 0.8 a 1.2 mm. como máximo, grosor que en general resulta insuficiente para fines industriales, por lo que hay que proceder a "doblar" la nueva banda con otra ya existente.

Las aplicaciones características de las bandas calandradas hemos visto que suelen ser cintas transportadoras o, en multitud de aplicaciones de manufactura, como son los neumáticos, las membranas, correas trapeciales, etc., en todos los cuales se precisa de un refuerzo interior con hilo textil o metálico, refuerzos que deben ser incorporados en el interior de la banda con un procedimiento que se denomina engomado o encauchado.

Finalmente, una instalación industrial con buena productividad requiere fabricar de la manera más continua posible y para ello se precisan acumuladores de tela o banda, tambores calefactores y refrigeradores, etc., resultando una instalación de notable envergadura y coste.

 

III – VULCANIZADO DEL CALANDRADO

La fase de vulcanización de bandas también requiere de equipos grandes y costosos, según se trate de bandas delgadas podrá vulcanizarse una máquina que podemos denominar "tambor de vulcanizado" (ver fotografía) y si debemos vulcanizar bandas muy gruesas o cintas transportadoras, deberá utilizar una prensa especial para correas y de producción discontinua (ver fotografía).

 

 

En la fabricación de artículos de caucho en los que la banda, con o sin refuerzo, es una parte integrante de la pieza será vulcanizada con la misma, sea

mediante prensa (caso de los neumáticos) o mediante autoclave (caso de los rodillos recubiertos).

 

IV – CARACTERISTICAS DE LAS CALANDRAS

Las calandras son equipos muy costosos, probablemente por su gran volumen, pero también por los complementos que son convenientes o necesarios si se pretende una buena calidad de producto, como podrían ser:

  • Tracción independiente en cada rodillo, reductores con engranajes de precisión y motores de velocidad variable.
  • Tensores hidráulicos entre rodillos, para eliminar holguras y garantizar precisión.
  • Rodillos taladrados por la tabla, para garantizar una temperatura uniforme.
  • Rodillos de calandrar bombeados, para compensar flexiones y garantizar precisión.
  • Cruce de ejes de los rodillos de calandrar, para compensar flexiones y garantizar precisión.
  • Soportes hidroneumáticos en los cojinetes de los rodillos de calandrar, para una abertura rápida en supuestos cruzamientos de los hilos metálicos o textiles del refuerzo de la banda.
  • Etc., etc.

 

 

En definitiva, las instalaciones completas de calandrado son

unas instalaciones muy costosas, que probablemente sólo poseen los fabricantes de neumáticos, mientras que los industriales pequeños y medianos cuidarán de suplir la inversión con pequeñas calandras y los mezcladores de rodillos, aguzando su ingenio para poder alcanzar la calidad deseada.

Martín Ferré

Bellaterra, 14 de junio del 2000

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: