HISTORIA DE CATALUÑA Y ESPAÑA – VI a

 

        

El álbum de fotografías correspondiente presenta multitud de imágenes de la época.

 

CIENCIAS SOCIALES

HISTORIA

DE

CATALUÑA Y ESPAÑA – VI

 

 

DEMOCRACIA PARLAMENTARIA

Vigente Constitución

 

6.1 La Revolución de 1868 y la I República

En el Pacto de Ostende (1866), progresistas y demócratas (Prim, Sagasta, Becerra, Ruiz Zorrilla y otros) acordaron la revolución (la Gloriosa), que triunfó tras el pronunciamiento del almirante Topete (1868), al que se unieron Serrano y Prim.

Isabel II, destronada, marchó al exilio en Francia. Un Gobierno provisional, presidido por Serrano, convocó Cortes Constituyentes, las cuales optaron por la monarquía, promulgaron la Constitución democrático-liberal de 1869 y designaron a Serrano regente (1869-71).

Patrocinado por Prim, fue elegido rey Amadeo de Saboya, quien llegó de Italia el mismo día en que era asesinado Prim (1870). Ante las revueltas de republicanos, carlistas y monárquicos, Amadeo abdicó en 1873.

Las Cortes proclamaron

la I República Española (1873), que en once meses estuvo presidida por Figueras, Pi y Margall, Salmerón y Castelar.

El general Pavía disolvió las Cortes (1874) y entregó el poder a Serrano.

 

6.2 República Española I

Régimen político vigente en España desde el 11 de febrero de 1873 al 3 de enero de 1874.

 

Proclamación de la República

La crisis política abierta en España por la Revolución de Septiembre de 1868 culminó en la proclamación de la República por una Asamblea Nacional, reunión del Congreso y el Senado (11 febrero 1873), tras la abdicación de Amadeo I. La misma Asamblea aprobó un Ministerio presidido por Figueras.

 

Figueras, primer presidente

La implantación de la República supuso la constitución de Juntas Revolucionarias en la mayoría de las ciudades y la ocupación de fincas por los campesinos en las zonas latifundistas. Pero todos estos actos fueron rápidamente reprimidos por el Gobierno, y la actitud gubernamental provocó el desprestigio de la República entre los grupos más avanzados.

  • Dentro del campo estrictamente republicano

empezó pronto a desarrollarse una división entre la mayoría de los elementos de la base, que deseaban instaurar inmediatamente una república federal, y los dirigentes del partido, los cuales creían que sólo mediante la elección de unas Cortes Constituyentes se podría decidir sobre dicho punto.

  • El Gobierno republicano fue reorganizado (24 febrero) y para eliminar a la Asamblea Nacional se convocaron Cortes Constituyentes.

 

Cortes Constituyentes

En las elecciones celebradas en mayo los diputados republicanos obtuvieron una amplia mayoría y las Cortes Constituyentes proclamaron la República Federal (7 junio).

  • Durante las discusiones parlamentarias,

el equipo dirigente del republicanismo empezó a fraccionarse. Se acentuó una tendencia hacia la derecha, dirigida por Castelar y Salmerón, y otra hacia la izquierda, formada por los diputados federales intransigentes.

 

Pi y Margall

Debido al abandono de la presidencia del poder ejecutivo por Figueras, fue nombrado Pi y Margall (11 junio), que intentó restaurar el orden; pero su legalismo hizo que fuera

desbordado por las insurrecciones cantonalistas y obreristas; al mismo tiempo, los ejércitos carlistas progresaban en Cataluña y en el país vasco-navarro.

  • Para hacer frente a la situación, el nuevo presidente intentó organizar un gobierno de concentración republicano, pero dimitió al no ser secundado por Salmerón ni por Castelar.

  • La caída de Pi y Margall significó un triunfo de la derecha republicana y la insurrección cantonal se propagó rápidamente.

Salmerón

Le sustituyó en la presidencia del poder ejecutivo Salmerón (18 julio), que orientó su política hacia la eliminación del cantonalismo y envió contra los federales sublevados parte de las tropas que combatían en el Norte contra los carlistas, lo que permitió reducir el foco insurreccional a Cartagena.

  • Pero puesto ante la alternativa de firmar varias condenas de muerte, Salmerón prefirió dimitir (septiembre).

 

Castelar

Ocupó su puesto Castelar, quien acentuó más la tendencia unitaria y derechista; suspendió las Cortes y las garantías constitucionales, al mismo tiempo que se esforzaba en restablecer la disciplina del ejército entregando el mando a muchos oficiales monárquicos, que empezaron a conspirar contra la República.

  • Castelar se ganó los elogios de los elementos conservadores, pero perdió las simpatías de la mayoría republicana, y al ser de nuevo abiertas las Cortes sufrió una votación adversa y fue destituido.

 

6.3 Restauración Monárquica

Al producirse esta situación, el general Pavía, con el apoyo de ciertos elementos conservadores, dio un golpe de Estado que puso fin a la República (3 enero 1874).

 

Alfonso XII: (1857-1885) Rey de España (1875-1885), hijo de Isabel II y de don Francisco de Asís de Borbón y Borbón.

Al triunfar la Revolución de 1868 fue expulsado de España junto con toda la familia real.

En 1870 Isabel II le cedió los derechos a la corona y confió los asuntos dinásticos a Cánovas del Castillo. Éste consiguió agrupar a los alfonsinos, quienes conspiraron contra la monarquía de Amadeo primero y la República después.

Los intereses de Alfonso XII quedaron asegurados cuando el general Pavía dio el golpe de Estado contra el gobierno republicano (enero 1874). Cánovas atrajo a importantes sectores del ejército, y a fines de 1874 Martínez Campos proclamó a Alfonso XII en las cercanías de Sagunto.

  • El 11 de enero de 1875 el nuevo monarca llegó a Barcelona y el 14 del mismo mes a Madrid.

  • Desde un principio

quiso evitar la excesiva injerencia que había tenido Isabel II en la vida política del país y encomendó a Cánovas, su hombre de confianza durante todo su reinado, que estructurara las bases institucionales del nuevo Estado. Se elaboró una nueva Constitución (1876), mucho más moderada que la de 1869, y se estableció el sistema de partidos turnantes (conservador y liberal), que funcionó con perfecta regularidad, pero al margen siempre de la opinión del país.

  • Alfonso XII

    se esforzó en conseguir una impresión favorable en las masas populares por sus formas desenvueltas y sencillas. Se casó con su prima Mercedes, hija de los duques de Montpensier (1878), que murió a los pocos meses, y al año siguiente contrajo matrimonio con María Cristina de Habsburgo. Murió tuberculoso en El Pardo.

    • A la muerte de Alfonso XII, fue regente su esposa María Cristina (1885-1902), quien presidió la

    liquidación de los restos del imperio colonial español (Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam), durante la guerra hispano-norteamericana (1898).

     

    Alfonso XIII: (1886-1941) Rey de España (1886-1931), hijo póstumo de Alfonso XII y de María Cristina. Fue declarado mayor de edad a los 16 años, con lo que se puso fin a la regencia de su madre. En 1906 casó con Victoria de Battenberg, y después de la ceremonia de la boda sufrió un atentado del anarquista Mateo Morral, del que salió ileso.

    • Desde el comienzo de su reinado

    aspiró a convertirse en el jefe del ejército y a intervenir de una manera efectiva en el gobierno del país, actitud que se vio impulsada por el proceso de desintegración del sistema canovista de partidos turnantes.

  • Encargó el gobierno a conservadores y a liberales sucesivamente, sin que se lograra estabilizar la situación
  • : de 1902 a 1931 se sucedieron veintitrés gobiernos.

    • Las zonas periféricas industriales (

    Cataluña y País Vasco) consideraron ineficaz la política vigente, que identificaron con el «centro», y su alianza con la oligarquía agraria castellano-andaluza empezó a deteriorarse.

    • Durante el reinado de Alfonso XIII (1902-31) irrumpieron nuevas fuerzas políticas (

    republicanos, socialistas) y apareció el movimiento obrero organizado (CNT, UGT).

  • Maura, del partido conservador, intentó algunas reformas, pero la brutal represión de la

    protesta en Barcelona (1909), por la movilización de reservistas con destino a África, arruinó su carrera política.

    • Los Gobiernos de Dato (1913-15) y sus sucesores

    mantuvieron la neutralidad de España en la I Guerra Mundial, pero la prosperidad económica que la misma trajo, tuvo su contrapartida en el recrudecimiento del problema social, protagonizado por la lucha abierta entre patronos y obreros.

    • Se mantuvo la neutralidad española en la I Guerra Mundial, pero la crisis de 1917 (asamblea de parlamentarios, juntas militares, huelga general) provocó de forma definitiva el hundimiento del orden constitucional de la Restauración y

    demostró al monarca que sin el apoyo del ejército su situación era comprometida.

  • Desde este momento

    impulsó la guerra de África, que fue concebida como el medio más eficaz para conseguir la unidad del ejército y devolver el prestigio a la monarquía. Intervino personalmente, por encima de la autoridad constitucional, en la preparación de la campaña que terminó en el desastre de Annual (1921).

    • Cuando el Parlamento empezó a discutir las causas del desastre, Alfonso XIII vio como única solución un gobierno de militares que prescindiera del Parlamento.

    • Reconoció inmediatamente al Directorio militar surgido del

    golpe de Estado de Primo de Rivera (1923), mas pronto, al producirse el descontento contra el dictador y, de rechazo, contra la monarquía, cambió de ideas, y a partir de 1927, sobre todo después de varios pronunciamientos militares, intentó deshacerse de Primo de Rivera, lo que no consiguió hasta la dimisión de éste, en 1930.

    • El pronunciamiento militar del general Primo de Rivera, capitán general de Cataluña, con el apoyo de la burguesía de esta región

    , salvó a la monarquía, pero instauró una dictadura mediante un Directorio militar sustituido en 1925 por un Directorio civil.

    • Primo de Rivera

    logró la pacificación de Marruecos y desarrolló un vasto plan de obras públicas, pero no emprendió ninguna reforma básica. La crisis mundial de 1929 y la creciente oposición le obligaron a dimitir.

    • Encargó entonces el gobierno al general Berenguer, quien a su vez dimitió en febrero de 1931.

    • Consultó entonces a

    los jefes de los principales partidos, pero todos se negaron a formar gobierno. Finalmente, aceptó el almirante Aznar (18 de febrero).

  • Realizadas las elecciones municipales el 12 de abril de 1931,

    los partidos republicanos obtuvieron la mayoría en las grandes ciudades. Tres días después embarcó en Cartagena para el exilio. Murió en Roma, dejando los derechos de la corona a su hijo Juan.

     

    6.4 Los intelectuales en España

    Las generaciones del 98 y del 27: En el s. XX la guerra de Cuba

    origina el surgimiento de una actitud crítica y la llamada Generación del 98, que convive con el modernismo. En el ensayo y la crítica predominan Unamuno, Azorín y Maeztu, mientras que en la poesía destacan el nicaragüense R. Darío y A. Machado.

    • Una profunda preocupación por lo español domina la novelística de Baroja y la dramaturgia de Valle-Inclán. Pero el teatro que triunfa es el de J. Benavente.

    El intelectualismo invade la novela de R. Pérez de Ayala y el pensamiento alcanza altas cotas en el plano literario en la prosa de Ortega y Gasset.

    • Hacia los años 20 irrumpe el vanguardismo, en el que destaca Gómez de la Serna. J. R. Jiménez es admirado e imitado por los jóvenes de la llamada Generación del 27 (Lorca, Alberti, Aleixandre…), que prolonga su actividad hasta la guerra civil (1936 a 1939).

    Ésta produce una profunda quiebra cultural y un exilio masivo.

     

    6.5 República Española II

    Régimen político vigente en España desde el 14 de abril de 1931 hasta el 1 de abril de 1939.

     

    Constitución de la II República

    Después de proclamada la República el 14 de abril de 1931, y tras un breve Gobierno provisional, las Cortes Constituyentes surgidas de las elecciones de junio de 1931 presentaban una mayoría republicana y socialista, cuyos propósitos reformadores se aplicaron a la elaboración de la Constitución, creada según el modelo de la de Weimar: cámara única, y sufragio universal; el poder moderador era atribuido al presidente de la República, y un Tribunal de Garantías juzgaba toda irregularidad constitucional.

     

    Bienio reformista

    (1931-1933)

    En diciembre, Alcalá Zamora fue elegido presidente de la República, y Azaña, jefe de Gobierno.

    • Se inició entonces el llamado bienio reformista (1931-33). En lo referente a la educación, el nuevo Gobierno adoptó el modelo de la Institución Libre de Enseñanza para la universidad y los institutos secundarios; pero fracasó en su intento de laicizar toda la enseñanza primaria.

    • El Gobierno de Azaña abordó también la debatida

    cuestión religiosa: aplicó leyes restrictivas a los jesuitas y asociaciones religiosas.

    • Para modernizar las fuerzas armadas y conseguir un ejército acorde con el nuevo régimen, el Gobierno también emprendió la reforma militar: redujo los efectivos del ejército y facilitó el retiro voluntario de los militares.

    • En cuanto al

    problema de las nacionalidades históricas, se concedió a Cataluña (1932) un estatuto de autonomía que, aunque recortado del proyecto plebiscitado por el pueblo catalán, permitía a la «Generalitat», presidida por Macià, el uso de Gobierno, Parlamento, administración, justicia, presupuesto y cultura.

    • Posteriormente se anunció la elaboración de otro

    estatuto de autonomía para Vizcaya. La falta de coherencia dentro del Gobierno se demostró, fundamentalmente, en la cuestión agraria, que se aplazó hasta el 15 de septiembre de 1932 con la votación de una ley moderada, cuya paulatina aplicación no conquistó al campesinado.

  • Inicialmente,
  • el movimiento obrero simpatizó esperanzado con el cambio de régimen.

    • El Gobierno promulgó una

    legislación laboral inspirada por las directrices de Ginebra. Una política económica monetaria de tradición liberal y el mantenimiento del sistema financiero capitalista español, junto con las repercusiones de la crisis mundial de 1929.

  • En enero de 1933, en un intento de unir la huelga general a la agitación campesina, se produjo la represión de Casas Viejas. Este hecho, junto con las derrotas en las elecciones municipales y para el Tribunal de Garantías, forzó la dimisión de Azaña en septiembre de 1933.

  • Fracasado un Gobierno del radical Lerroux, Martínez Barrio formó un gabinete que convocó nuevas elecciones.

    La desunión de la izquierda y la abstención anarquista en las elecciones de noviembre de 1933

  • hicieron posible la victoria de las derechas. El dirigente virtual de éstas, Gil Robles, había conseguido aglutinar en el partido de la CEDA a los simpatizantes de la monarquía y a los representantes de los grandes intereses agrarios, así como del catolicismo tradicional.

     

    Bienio negro

    (1933-1935)

    Alcalá Zamora, considerando ambigua la postura de la CEDA ante la forma republicana, encargó la presidencia del Gobierno a Lerroux, que con el apoyo de la CEDA inició el llamado bienio negro.

    • Inmediatamente dejó en suspenso las leyes laicizantes y de reforma agraria, limitó la autonomía de Cataluña y redujo el poder de los sindicatos.

    • La entrada de tres miembros de la CEDA en un nuevo Gobierno de Lerroux, en octubre de 1934, y

    la situación caótica de la economía del país desencadenaron una situación revolucionaria que se exteriorizó principalmente en Cataluña y en Asturias.

     

    En Cataluña, el movimiento republicano fue encabezado por la propia Generalitat, presidida por Companys, en defensa de la autonomía y de los campesinos (6 octubre 1934).

    En Asturias

    el movimiento revolucionario se caracterizó por la unidad de todas las organizaciones proletarias, pero la intervención de las fuerzas de la Legión permitió al Gobierno dominar la situación.

    • Después de

    cambiar siete veces de gabinete en un año y medio, Alcalá Zamora designó a Portela Valladares para formar un gobierno centrista que había de disolver el Parlamento y presidir las nuevas elecciones del 16 de febrero de 1936.

     

    El Frente Popular (1936)

    Las izquierdas crearon el Frente Popular, coalición similar a las surgidas en Europa para combatir el fascismo, que venció al Frente Nacional de las Derechas. Azaña fue nombrado jefe de un gobierno integrado por representantes de la coalición.

    • Inmediatamente se proclamó la

    amnistía general de los presos políticos, se restableció el estatuto catalán y se reemprendió la reforma agraria.

  • En mayo de 1936, Azaña sustituyó a Alcalá Zamora en la presidencia de la República, y se designó jefe de Gobierno a Casares Quiroga.

    En los tres meses siguientes, las organizaciones obreras incrementaron sus presiones para que se reformaran las estructuras. Por otra parte, algunos sectores de la derecha pusieron sus esperanzas en una sublevación.

  • 6.6 Guerra Civil Española (1936 – 1939)

    La incompatibilidad de ambas posiciones condujo a

    la guerra civil, iniciada el 17 de julio de 1936 en las guarniciones del protectorado de Marruecos y Canarias y, después (18 y 19), de la Península.

    • Tras sucesivos cambios de gobierno (Casares Quiroga, Martínez Barrio y Giral) y de la pérdida de la Andalucía Occidental y Extremadura, el socialista

    Largo Caballero formó un gobierno de coalición (septiembre), que contaba con la fidelidad de las fuerzas de orden público, de los partidos republicanos, socialistas y comunistas y, sobre todo, de las organizaciones obreras, como la CNT.

    • Éstas,

    en los primeros días de la contienda, habían conseguido imponer un orden revolucionario, al lograr vencer a las fuerzas sublevadas en Asturias (a excepción de Oviedo), Santander, Vizcaya, Guipúzcoa, Menorca, Cataluña, País Valenciano, región murciana, Castilla la Nueva (salvo el Alcázar de Toledo), Andalucía (a excepción de los focos sublevados de Cádiz, Sevilla, Córdoba y Granada), Badajoz y parte de Aragón.

    • En reconocimiento de la adhesión de Euzkadi a la II República, al igual que la Generalitat de Cataluña, le fue concedido el estatuto vasco de autonomía (1 octubre 1936).

    Sin embargo, el Gobierno de coalición (en noviembre, entrada de los anarquistas en el Gobierno) de Largo Caballero, aparte el éxito de la defensa de Madrid, no pudo impedir el avance de los facciosos (Donostia, Málaga), ni

    el aislamiento internacional, excepto por la URSS y la aportación del voluntariado extranjero en las brigadas internacionales, a diferencia del bando militar sublevado que contaba con el apoyo de Italia, Alemania, Portugal y la recluta de los cabileños marroquíes.

    • Debido a todo ello y al cambio de planteamientos (primacía del esfuerzo bélico y formación de un ejército regular, en detrimento de la revolución proletaria y las milicias), Largo Caballero fue sustituido por el socialista Negrín tras los sucesos de mayo de 1937 en Barcelona, que supusieron la liquidación del POUM y la neutralización de la CNT-FAI.

    • No obstante,

    el Gobierno Negrín, con predominio del partido comunista, cosechó sucesivas pérdidas territoriales: el frente del Norte (Bilbao, Santander, Gijón, en junio-octubre de 1937), el frente de Aragón-Levante (Teruel, Vinaroz, Castellón, en febrero-junio de 1938) y, tras la batalla del Ebro, Cataluña y Menorca (en diciembre-febrero de 1939).

    • Estos fracasos llevaron a la dimisión de Azaña de la presidencia de la República,

    al abandono de la legalidad republicana por las potencias extranjeras, que reconocieron al régimen del general Franco, y a la disensión entre las propias filas republicanas, en las que se impusieron los partidarios de una rendición negociada, tras el golpe de Casado en Madrid (marzo 1939).

    • Sin embargo, éstos también fueron superados por las fuerzas franquistas, que ocuparon el resto del territorio republicano (Castilla la Nueva, Andalucía Oriental y Levante).

     

  • El gobierno en el exilio

    La guerra se dio por concluida el 1 abril 1939 con la extinción del régimen republicano, que formó un gobierno en el exilio.

    La II República mantuvo este gobierno en el exilio hasta las elecciones de junio de 1977, tras de las cuales se disolvió.

    6.7 Dictadura del Nacionalcatolicismo (Expresión popular)

     

    Franco Bahamonde, Francisco: (1892-1975).

    Militar y estadista español. Participó en la guerra de Marruecos y alcanzó el generalato en 1925, lo que le convirtió en el general más joven de Europa.

    • En 1927 el dictador Primo de Rivera le designó director de la nueva

    Academia General Militar de Zaragoza, cerrada en 1931 por decisión del primer Gobierno republicano. Asesor especial del Gobierno de Lerroux, sofocó la revolución de octubre de 1934 en Asturias y en 1935 ocupó la jefatura del Estado Mayor Central.

    En precaución contra un posible alzamiento, el Gobierno del Frente Popular lo destinó a Canarias en 1936. No obstante, se incorporó al alzamiento, aceptó la ayuda de Hitler y Mussolini y trasladó el ejército de África a la Península a través del estrecho de Gibraltar.

    • Durante la guerra civil fue nombrado por la Junta de Burgos (1936),

    jefe del Gobierno y del Estado, y generalísimo de los ejércitos.

  • Alcanzó la victoria final el 1 de abril de 1939, tras unas rápidas campañas contra Cataluña y Madrid.

    • Su triunfo (1.° abril 1939) significó la creación de

    un nuevo Estado, que Franco presidió hasta su muerte, regido por leyes normativas llamadas fundamentales. La primera de éstas (1938) robusteció definitivamente la autoridad del jefe del Estado.

    • España se mantuvo neutral durante la II Guerra Mundial, pero se vio sometida a un aislamiento diplomático y a una seria depresión económica (1945-50).

    • El referéndum sobre la Ley Orgánica del Estado (1966) permitió la designación del príncipe Juan Carlos de Borbón como sucesor del jefe del Estado a título de rey (1969).

     

    Instauró un régimen totalitario, de estructura corporativa, inspirado en el fascismo, y el catolicismo (llamado comúnmente el Nacionalcatolicismo) fue la religión oficial del Estado.

    Durante la II Guerra Mundial simpatizó con sus antiguos aliados, las potencias del Eje, y envió la División Azul para que luchara junto a los alemanes en el frente ruso, por lo que

    España fue excluida de las Naciones Unidas (1946-55) y del Plan Marshall, viéndose así obstaculizada su reconstrucción tras la contienda civil.

    • Estructuró los sindicatos verticalmente, fundó el Instituto Nacional de Industria (INI) y los deberes de los españoles se definieron en

    el Fuero de los Españoles (julio 1945).

  • En 1953 firmó un concordato con la Santa Sede y negoció un acuerdo bilateral con EE.UU. para el establecimiento de bases militares y la obtención de ayuda económica, y en 1955 logró el ingreso de España en la ONU.

    • Tras el pacto de alianza con EE.UU. y el concordato con la Santa Sede (1953),

  • España ingresó en la ONU (1955). La ayuda norteamericana, el auge del turismo y las remesas de los trabajadores españoles en el extranjero, favorecieron los planes de desarrollo.

    • Se concedió la independencia al protectorado de Marruecos (1956) y a Guinea Ecuatorial (1968), y se reintegró Ifni a Marruecos (1969).

    • En 1966 hizo aprobar a las Cortes la

    Ley Orgánica por la que se preveía la separación de los cargos de Jefe del Estado y del Gobierno, y en 1969 presentó al príncipe Juan Carlos de Borbón como su sucesor.

  • En 1973 renunció a las funciones de jefe del Gobierno, que asumió el almirante Carrero Blanco.

  • A causa de una grave enfermedad, Franco cedió temporalmente las funciones de jefe del Estado al príncipe

    Juan Carlos de Borbón (19 julio-2 septiembre 1974), y de nuevo el 30 de octubre de 1975 a causa de la enfermedad que le ocasionaría la muerte (20 noviembre 1975).

  • Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: