HISTORIA DE CATALUÑA Y ESPAÑA – V b

 

     

El álbum de fotografías correspondiente presenta multitud de imágenes de la época.

 

CIENCIAS SOCIALES

HISTORIA

DE

CATALUÑA Y ESPAÑA – V

Segunda Parte

 

Cataluña – 1626

El conflicto comenzó con la negación de Cataluña a colaborar en la Unión de Armas que el conde-duque propuso en 1626. La guerra contra Francia dificultó aún más el entendimiento de la Generalidad de Cataluña y el Consell del Cent con el Estado.

Las tropas castellanas e italianas que habían entrado en Cataluña para combatir con los franceses en el Rosellón, causaron grandes desmanes en el medio rural, al actuar como un ejército de ocupación.

En señal de protesta, el 7 de junio de 1640

los agricultores catalanes, que se encontraban en Barcelona por motivo de la celebración de Corpus, ocuparon la ciudad y degollaron al virrey (Guerra dels segadors – Corpus de Sang).

La Generalidad se unió al bando de los sublevados, por lo que el valido tuvo que participar con la fuerza.

La Generalidad efectuó la Proclamación catalana y entregó el condado de Barcelona al rey Luis XIII de Francia.

En enero de 1641 el marqués de Vélez fue derrotado por los catalanes en la batalla de Monjuic. El conflicto se anunciaba largo y de difícil resolución.

Olivares, Gaspar de Guzmán y Pimentel, duque de Sanlúcar la Mayor y conde de

(1587-1645).

Político español. Nombrado gentilhombre de compañía del príncipe Felipe, logró imponerse a los favoritos de Felipe III, que intentaban apartarle del futuro rey.

  • Cuando accedió al trono (1621), Felipe IV nombró primer ministro al tío de Olivares, Baltasar de Zúñiga, pero la muerte de éste al año siguiente puso el poder en manos del sobrino, quien

centró su actuación política en lograr un estado centralizado, donde todos los sujetos tuvieran las mismas obligaciones y privilegios, pues sólo de esta manera se lograría un apoyo real para mantener la hegemonía española en Europa.

  • Al comienzo de su gobierno dictó una serie de medidas demagógicas, destinadas a terminar con la corrupción, y anunció reformas administrativas que le dieron gran popularidad.

  • En el exterior se decidió por la reanudación de una política de prestigio y los ejércitos españoles intervinieron en los Países Bajos, Italia y en la

guerra de los Treinta Años. Los éxitos obtenidos en Flandes, Bohemia y en la ocupación de la Valtelina (1625) sancionaron favorablemente esta nueva orientación de la política exterior española. Pero, al mismo tiempo, se puso de manifiesto que sin contar con una activa colaboración de todos los reinos hispánicos esta política era irrealizable.

  • En 1625, en un memorial dirigido a Felipe IV,

propuso que la nobleza no castellana tuviera una participación más directa en la administración real y en otro que todos los estados de la corona colaboraran al mismo nivel que Castilla en la financiación de la política imperial y en la aportación de contingentes armados.

  • Estos proyectos tropezaron desde el principio con grandes dificultades, tanto en Castilla (

oposición de la nobleza castellana a perder el disfrute absoluto del poder) como en los estados no castellanos, reacios a sacrificar sus privilegios e instituciones tradicionales.

  • Ante las necesidades militares en Italia y Alemania,
  • Olivares decidió forzar la participación de Cataluña y Portugal, pero obtuvo escasos resultados. A pesar de estas dificultades, había logrado mantener libre la ruta Milán-Flandes, así como una clara victoria en Nördlingen (1634). Pero estos éxitos militares decidieron a Francia a declarar la guerra a España (1635).

    • Este hecho agravó la situación y Olivares, conocedor del difícil estado de las finanzas reales, vio que la única salida viable estaba en vencer y acabar la guerra con suma brevedad.

    • Al año siguiente, Olivares, con el fin de disminuir la presión de Francia sobre Italia, Flandes y el Imperio,

    decidió organizar una nueva campaña en el Languedoc, pero con grandes dificultades se formó un pequeño contingente que fue destrozado en Leucata (1637). Esta derrota sirvió para agudizar las tensiones entre Cataluña y Olivares, que se agravaron en 1638 al negarse los estamentos catalanes, hasta que no se cumplieran sus demandas, a acudir en ayuda de Fuenterrabía, atacada por los franceses. Aunque se logró levantar el sitio, las tropas españolas perdieron Breisach y el signo de la contienda era desfavorable a España, pese a los enormes gastos realizados. Intentó organizar nuevamente un contingente armado en Cataluña (1639), también con escasos resultados.

    • Tropas castellanas fueron acantonadas en Cataluña
    • para continuar la campaña en 1640, pero se produjeron graves choques entre campesinos y soldados que culminaron con la revuelta de Barcelona, en el transcurso de la cual fue asesinado el virrey. Consternado Olivares ante estos acontecimientos, intentó negociar la paz con Francia y las Provincias Unidas, aunque sus propuestas fueron rechazadas. Ante esta difícil situación intentó en vano llegar a una conciliación con Cataluña y en noviembre de 1640 se decidió por una política de fuerza.

      • Pero la campaña de

      sometimiento, que se había considerado muy fácil, se vio dificultada por la tenaz resistencia catalana. En diciembre, al pedir ayuda a Portugal para dominar la insurrección catalana, la revuelta se generalizó también a aquel país. En 1642, los desastres militares en Cataluña y Portugal y la conspiración del duque de Medinasidonia, destinada a acaudillar un movimiento secesionista en Andalucía, produjeron un colapso en el imperio español.

      • Continuó la lucha contra los portugueses

        los cuales ganaron dirigidos por Alfonso VI de Portugal en 1665 en la Batalla de Villaviciosa, que puso fin a la esperanza de unión entre la Monarquía española y portuguesa.

        • La nobleza castellana presionó a Felipe IV
        • y en enero de 1643 el conde-duque de Olivares fue apartado del poder. Murió confinado en Toro.

          Carlos II el Hechizado

          : (1661-1700) Rey de España (1665-1700).

          Hijo de Felipe IV y de Mariana de Austria.

          Era de constitución débil y enfermiza y de poca capacidad mental.

          Carlos a los cinco años aún andaba con dificultad; además, como nadie esperaba que sobreviviera tanto tiempo, fue pésimamente educado: a los nueve años todavía no sabía leer ni escribir.

          Su sobrenombre le venía de la atribución de su lamentable estado físico a la brujería e influencias diabólicas. Parece ser que los sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real produjeron tal degeneración que Carlos creció raquítico, enfermizo (con frecuencia era atacado por violentas fiebres que lo postraban en cama; apenas subía en su carruaje, los vómitos lo obligaban a desistir del viaje, y cuando estaba al aire libre, le supuraban los ojos) y de corta inteligencia, además de estéril, lo que acarreó un grave conflicto sucesorio, al morir sin descendencia y extinguirse así la rama española de los Austrias.

          Hasta 1675 ejerció la regencia su madre, quien confió el gobierno sucesivamente al jesuita Nithard (hasta 1669) y a Valenzuela. De 1677 a 1679 gobernó Juan José de Austria, enemigo de la reina madre, y posteriormente el duque de Medinaceli y el conde de Oropesa (1685-91).

          • Los últimos años del reinado estuvieron dominados por la segunda esposa de Carlos, Mariana de Neoburgo, y por su camarilla, y se vieron agitados por las intrigas en torno a la sucesión del rey, que no tenía hijos. En estas intrigas

          terminaron por vencer los francófilos y fue proclamado heredero Felipe, nieto de Luis XIV.

          • Durante este reinado Luis XIV invadió repetidas veces las posesiones españolas en Europa (Flandes, 1667; Franco Condado, 1674; Luxemburgo, 1681), hasta que se firmó en Ratisbona una tregua de veinte años con Francia (1684), que fue rota en 1690 al concluirse una alianza entre España, Inglaterra, los Países Bajos y el Imperio:

          los ejércitos franceses ocuparon una serie de plazas catalanas e incluso se apoderaron de Barcelona (1697).

        • En 1697 se firmó con Francia la Paz de Ryswick, que puso fin a la contienda con grandes ventajas para España.
        • Luis XIV mostraba así su interés por el trono español. En el interior, la vida del país se caracterizó por una crisis económica endémica, aunque en las regiones periféricas (sobre todo en Cataluña) se produjo un movimiento de recuperación.

          • En 1668

          se reconoce la independencia de Portugal mediante la Paz de Lisboa.

           

          5.2 GUERRA DE SUCESION

          Sucesión de España, guerra de: (1701 a 1715)

          Conflicto europeo que, tras el testamento de Carlos II (3 octubre 1700) en favor de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV, y de su subida al trono (con el nombre de Felipe V),

          enfrentó a la corona de Castilla y Francia (apoyadas débilmente por Polonia, Baviera, Suecia y Hungría) contra la corona de Aragón, el Imperio (que presentaba como candidato al trono español al archiduque Carlos), Gran Bretaña, Provincias Unidas, Saboya, Portugal, los príncipes alemanes de la Dieta de Ratisbona y Dinamarca (1701-1715).

          • La Gran Alianza de La Haya (septiembre 1701) contra los Borbones condujo a la invasión de Italia por los imperiales y a la declaración formal de la guerra (1702).

          • Si bien en una primera etapa los ejércitos borbónicos (Villars, Vendôme) consiguieron derrotar a los aliados (Eugenio de Saboya, Marlborough, Starhemberg) en tierra, el mar fue pronto dominado por éstos (almirante Rooke), quienes desembarcaron en Portugal al

          archiduque Carlos (mayo 1704), ya proclamado rey de España (Viena, septiembre 1703), y en Barcelona (octubre 1705), donde el archiduque Carlos (Carlos III) estableció la corte, y desencadenaron una ofensiva conjunta desde Cataluña y Portugal que les condujo a la conquista de Aragón (junio) y Valencia, por una parte, y de Madrid, por otra (julio 1706).

          • Mientras tanto, los franceses eran derrotados en Blenheim (agosto 1704) y Ramillies (mayo 1706) y Nápoles sucumbía en 1707. Este mismo año se produjo una ligera recuperación borbónica en la Península

          (victoria de Almansa, abril), que conllevó la conquista de Valencia y Aragón, con la anulación de sus fueros; en 1708 se vio contrarrestada por la conquista de Cerdeña y Menorca por parte de los aliados y por la derrota francesa en Oudenarde y la toma de Lille.

          • Ante esta situación,

          el papado reconoció a Carlos como rey de España (1709), y Francia inició negociaciones secretas con los aliados, a la vez que era vencida en Malplaquet (septiembre 1708).

          • En 1710 la situación se agravó para los Borbones cuando los ejércitos aliados, tras las batallas de Almenara (julio) y Zaragoza (agosto), tomaron Madrid (septiembre), donde entró el archiduque Carlos, a la vez que Luis XIV entablaba negociaciones (1710).

          La subida al poder de los tories en Gran Bretaña (1710), las victorias felipistas de Brihuega y Villaviciosa (9-10 diciembre 1710) y la entrada en Madrid de Felipe V (diciembre), así como la muerte del emperador José I (abril 1711) y

          la salida de Carlos de Barcelona y su proclamación como emperador (Carlos VI), cambiaron los presupuestos de la lucha.

          • Tras la repentina muerte de su hermano,

          el Archiduque Carlos fue elegido emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico en septiembre de 1711. Esto le obligó a trasladarse a Frankfurt para su coronación como Carlos VI, y en consecuencia abandonar Cataluña.

          • En octubre de 1711 se firmaron los preliminares secretos de Londres con Francia, que significaban la dislocación de la Gran Alianza

          y la firma de los Tratados de Utrecht (1713).

          • A su vez,

          el Imperio retiró sus tropas de Cataluña (marzo-junio 1713) y, tras la campaña francesa del Rin (verano), entabló las negociaciones que condujeron a la paz de Rastadt con Francia (marzo 1714).

          • Los catalanes continuaron solos la lucha contra Felipe V y contra las tropas francesas
          • , hasta la toma de Barcelona (11 septiembre 1714), y finalmente la conquista de Mallorca e Ibiza (julio 1715) por los Borbones; las libertades catalanas fueron abolidas.

            • La paz de España con el Imperio no se firmó oficialmente hasta 1725 (Tratado de Viena).

            • La nueva Europa salida de esta guerra vio una

            España mermada territorialmente en la propia Península (Menorca y Gibraltar británicos) y sin ninguna posesión en Europa, una Francia debilitada, un Imperio ampliado y, sobre todo, una Gran Bretaña fortalecida y dueña del mar.

          • Para España significó el triunfo del centralismo y la uniformidad borbónicos.

             

            5.4 DECRETO DE NUEVA PLANTA – 1716

            Era una guerra entre Cataluña y sus aliados contra Castilla y los franceses.

            Así pues las fuerzas de Felipe de Barbón,

            representando del centralismo francés y de el espíritu y los intereses aristocráticos y feudales, se enfrentan a las de Carlos de Austria, representante del espíritu federalista y descentralizador, así como de las clases medianas y populares de los Países Catalanes.

            El 1713, con el

            tratado de Utrech, Cataluña deja de recibir el espaldarazo de las fuerzas aliadas. Las tropas castellano – francesas sitian Barcelona durante 13 meses hasta el triunfo (cuarenta mil castellanos y franceses contra cinco mil catalanes), 5 de la madrugada de un 11 de septiembre de 1714.

            La ciudad capituló tras haber pactado con el duque Berwick la rendición sin represalias. En esta lucha hace falta destacar a

            Rafael de Casanova y al general Josep Moragues.

          • 1714 Rafel Casanova - Fueros de Cataluña

            El líder indiscutible de las tropas catalanas fue el general Moragues, quien tras la caída de Barcelona fue detenido unos meses después, torturado y ejecutado al garrote vil el 27 de marzo de 1715. Su cabeza va ser alojado en una jaula y colgado al Portal del Mar dónde estuvo 12 años seguidos.

            Con la ocupación militar de nuestro territorio se promulga, 1716, el "

            Decreto de Nueva Planta" según el cual quedaba eliminada la nación catalana prohibiendo su lengua imponiendo la "ñ" a los apellidos catalanes y aboliendo sus instituciones (el Consejo de Cien, las Cortes, la Generalitat y el ejercido), sus constituciones y su sistema fiscal y monetario.

          • 1716 Decreto de Nueva Planta para Cataluña

            NOTA

            : Transcurridos casi tres siglos desde esa fecha, una parte textual de ese Decreto sigue siendo motivo de chanza por parte del pueblo de Cataluña:

            1716

            Que se consiga el efecto sin que se note el cuidado

            "… pero como a cada Nación parece que señalo la Naturaleza su idioma particular, tiene en esto mucho que vencer en el arte y se necesita de algún tiempo para lograrlo, y más cuando el genio de la Nación, el de los catalanes, es tenaz, altivo y amante de las cosas de su País,

            y por esto parece dar sobre esto instrucciones y providencias muy templadas y disimuladas, de manera que se consiga el efecto sin que se note el cuidado…"

            Así pues, la defensa de la lengua de Cataluña y un Estatuto de Autonomía, válido como substituto de sus antiguos Fueros, siguen siendo objetivos prioritarios e irrenunciables,

            pese al cuidado que hayan puesto otros muchos gobiernos autocráticos y centralistas.

             

            5.4 REYES DE ESPAÑA – CASA DE BORBON

            Felipe V: (1683-1746) Rey de España (1700-24 y 1724-46).

            Hijo segundo del gran delfín de Francia, Luis, nieto de Luis XIV y biznieto de Felipe IV de España. Subió al trono español merced al testamento de Carlos II, pero le fue disputado por otro pretendiente, el archiduque Carlos, futuro emperador Carlos VI, a quien apoyaba una potente coalición europea. Ello provocó la

            guerra de Sucesión de España, que terminó con los Tratados de Utrecht (1713) y Rastadt (1714), por los que se reconocía a Felipe como rey de España, a costa de las pérdidas de los territorios de los Países Bajos y de Italia (que pasaron al Imperio y a Saboya), de la cesión de Menorca y Gibraltar a Gran Bretaña, y de la entrega de la colonia del Sacramento a Portugal.

            • Hasta mediados de la segunda década del s. XVIII la política de Felipe V estuvo muy marcada por la influencia francesa (a través de Orry y de la princesa de los Ursinos): en el interior, creación de secretarías y de intendencias,

            centralización administrativa (Decreto de Nueva Planta en la corona de Aragón, preeminencia del Consejo de Castilla), intento de reconversión financiera y de frenar a la Inquisición, etc.

          • Pero tras la muerte de su primera esposa, María Luisa de Saboya, y su nuevo matrimonio con Isabel Farnesio (1714), la política exterior española se basó en volver sobre lo acordado en Utrecht y Rastadt. Alberoni dirigió en un primer momento esta política reivindicatoria de los territorios italianos (campañas de Italia y de los Pirineos; 1717-20), pero la Cuádruple Alianza (Gran Bretaña, Francia, Países Bajos y el Imperio) puso fin a estos intentos.

            • El rey,

            cuya neurastenia ya se advertía desde antiguo, abdicó en su hijo Luis, tras la muerte del regente francés en 1723, quizá con la secreta esperanza de lograr el trono de su abuelo. Sin embargo, Luis I (enero-septiembre de 1724) murió al poco tiempo, y Felipe V volvió a reinar. Se produjo entonces un acercamiento al Imperio que condujo a los acuerdos de Viena (1725); la actitud de Gran Bretaña puso fin a este intento y de nuevo se produjo un acercamiento a Francia y Gran Bretaña (Tratados de Sevilla, 1729).

          • Mientras tanto se aseguró al primogénito de Isabel Farnesio, el futuro Carlos III de España, la sucesión de los ducados de Parma, Plasencia y Toscana, que, tras la guerra de Sucesión de Polonia (1733-38), fueron entregados a cambio del reino de las Dos Sicilias, ocupado por Montemar (1734) después del primer Pacto de Familia con Francia (1733).

            • En el interior
          • la política reformista iniciada por Patiño fue continuada por Campillo (1741-43) y por el marqués de la Ensenada. Por otra parte, con ocasión de la guerra de Sucesión de Austria (1741-48), se consiguieron para el segundo hijo de Isabel Farnesio, Felipe, los ducados de Plasencia, Parma y Guastalla.

            Luis I

            : (1707-1724) Rey de España (1724).

            Primogénito de Felipe V y de María Luisa de Saboya. En 1709 fue proclamado príncipe de Asturias y en 1722 casó con Luisa Isabel de Orleans, hija de Felipe de Orleans, regente de Francia.

            • Subió al trono a la abdicación de su padre (enero de 1724) y fue coronado al mes siguiente.

            • A causa de su juventud, se encargó del gobierno un gabinete de tutela formado por siete personalidades.

            Murió de viruelas el 31 de agosto del mismo año y le sucedió el propio Felipe V.

            Fernando VI

            : (1713-1759). Rey de España (1746-59).

            Segundo hijo de Felipe V y de María Luisa de Saboya, casó en 1729 con Bárbara de Braganza.

            • Cuando subió al trono el país se hallaba comprometido en la guerra de Sucesión de Austria, que terminó al poco tiempo (Paz de Aquisgrán, 1748),

            sin beneficio alguno para España, aunque con la concesión al hermanastro del rey, Felipe, de los ducados de Parma, Plasencia y Guastalla.

            • El resto de su reinado se caracterizó por el

            mantenimiento de la neutralidad frente a Francia e Inglaterra, mientras ambas intentaban la alianza con España. Esta situación fue aprovechada por el marqués de la Ensenada para proseguir los esfuerzos de reconstrucción interna, ya iniciados en el reinado anterior. Por otra parte, la francofilia de Ensenada se compensaba en el seno del gobierno por la anglofilia del secretario de Estado, Carvajal, y de su sustituto, R. Wall.

          • Otro importante aspecto de la política del monarca, su regalismo, alcanzó pleno éxito en el concordato de 1753 con los Estados pontificios.

          • Carlos III:

            (1716-1788) Duque de Parma y Plasencia (1731-35), rey de las Dos Sicilias (1734-59) y de España (1759-88).

            Tras los fallecimientos de Luis I y de Fernando VI sin descendencia, el trono de España pasó a Carlos III, tercer hijo de Felipe V y primero de su matrimonio con Isabel de Farnesio, con gran experiencia de gobierno como rey de Nápoles.

            A raíz de la guerra de sucesión de Polonia, entró en Nápoles (1734) y se apoderó de Sicilia. En 1736 se casó con María Amalia de Sajonia. La política napolitana estuvo dirigida por el ministro reformista Tanucci. En 1759 sucedió a su hermano consanguíneo, Fernando VI, en el trono español.

            • Su reinado es el más característico del llamado «

            despotismo ilustrado». El primer período, hasta el motín de 1766, estuvo presidido por el italiano Esquilache. Posteriormente, se sucedieron en la dirección del Estado Aranda, Grimaldi y Floridablanca.

          • En política económica se promovió una serie de reformas, que, en estrecha correlación con los cambios estructurales, crearon una situación apta para el inicio de la Revolución industrial.

          • El reparto de tierras comunales y las medidas contra la Mesta, así como las colonizaciones (sobre todo la de Sierra Morena), fueron otros tantos intentos de reforma agraria.

          • La libertad de comercio de granos (1765) y
          • la libertad para el comercio con América (1778) contribuyeron a la creación de un mercado nacional.

            • En el ramo de la Hacienda se creó por primera vez el papel moneda y una banca estatal (Banco de San Carlos, 1782).

            • La política industrial tendió a romper los moldes gremiales y

            a proteger la industria privada, sobre todo la algodonera catalana.

          • Se favoreció la puesta en práctica de nuevas técnicas y la creación de una serie de instituciones, entre las que destacaron las Juntas de Comercio y las Sociedades Económicas de Amigos del País.

          • Por otra parte, se inició la lucha contra el poderío de la Iglesia como factor político (

          • expulsión de los jesuitas, 1767) y para limitar los controles inquisitoriales.

          • La política exterior apuntó a tres objetivos: paz en el Mediterráneo (tratados con las regencias berberiscas y con el imperio otomano de 1780 a 1786), neutralización de Gran Bretaña en América y recuperación de Menorca (1782) y de Gibraltar (fracasos de los sitios de 1780 y 1782).

          • Para ello
          • se creó un ejército regular, basado en las experiencias prusianas (Ordenanzas de Carlos III).

          • Después de la firma del tercer pacto de Familia con Francia (1761), se declaró la guerra a Gran Bretaña (1762), finalizada con el Tratado de París (1763), que debilitó a España en las Indias.

          • Después del choque con los británicos en las Malvinas (1765-74) y con los portugueses en la colonia de Sacramento (1777), Carlos III declaró de nuevo la guerra a Gran Bretaña (1779), conflicto que terminó con la Paz de Versalles (1783), desfavorable a los británicos.

          • Carlos IV:

            (1748-1819) Rey de España (1788-1808). Hijo de Carlos III y de María Amalia de Sajonia.

            Al subir al poder encargó la dirección del Estado a Floridablanca, que éste conservó hasta 1792, año en que fue sustituido por Aranda. En marzo de 1793 ocupó su puesto Godoy, árbitro de la situación durante el resto del reinado, excepto un breve lapso, 1798-1800 (gobiernos de Saavedra y Urquijo).

            • En 1793 se declaró la

            guerra a Francia, y después de la victoriosa campaña del Rosellón (1793) se produjo la derrota de 1794 en la zona vasco-navarra, que condujo a la conclusión de la Paz de Basilea (1795).

          • Al año siguiente se concluyó el Tratado de San Ildefonso con Francia, que abocó a la
          • guerra contra Gran Bretaña: un desastre militar (batalla del cabo San Vicente) y económico (bloqueo de las Indias).

          • En 1800 fue nombrado Cevallos, hechura de Godoy, en sustitución de Urquijo, y se inició la

            guerra «de las naranjas» contra Portugal (1801). En 1802 se firmó la Paz de Amiens, que puso fin a la guerra contra Gran Bretaña.

          • Siguió la
          • crisis económica más aguda conocida por España desde hacía casi un siglo, a la que se buscó salida con una nueva guerra contra Gran Bretaña, en la que la flota española perdió definitivamente su efectividad (batalla de Trafalgar, 1805).

            • A partir de este momento, el príncipe de Asturias, Fernando, fue el centro de la conspiración contra Godoy, que se salvó gracias al proceso de El Escorial (1807).

            • El mismo año se firmó el Tratado de Fontainebleau para realizar una

            invasión franco-española en Portugal, lo que sirvió de pretexto para que los ejércitos napoleónicos penetrasen en la Península. Godoy, que se dio cuenta de la situación demasiado tarde, propuso a los reyes huir hacia América, pero el futuro Fernando VII consiguió frustrar sus intenciones y le acusó de traición.

            • En marzo de 1808 se produjo

            el motín de Aranjuez, que desbancó a Godoy y obligó a Carlos IV a abdicar.

          • Pocos meses después,
          • Napoleón atrajo a Fernando y a Carlos a Bayona, donde ambos abdicaron de sus derechos al trono, que pasó a José Bonaparte.

          • Carlos IV no volvió nunca a España, ni siquiera después de la guerra de la Independencia, ya que su hijo, Fernando VII, se lo prohibió.

             

             

          • Responder

            Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

            Logo de WordPress.com

            Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

            Imagen de Twitter

            Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

            Foto de Facebook

            Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

            Google+ photo

            Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

            Conectando a %s

            A %d blogueros les gusta esto: