HISTORIA DE CATALUÑA Y ESPAÑA – V a

 

   

1555 Países donde gobernó Carlos I

El álbum de fotografías correspondiente presenta multitud de imágenes de la época.

 

CIENCIAS SOCIALES

HISTORIA

DE

CATALUÑA Y ESPAÑA – V

 

INTRODUCCION

Esta síntesis de la historia está destinada mayormente a nuestros lectores extranjeros, que puedan sentir interés por ampliar los conocimientos que se deducen de las fotos e imágenes expuestas en "4B – Historia de España" y en "4B – Historia de Cataluña y España", si bien, también puede ser de interés para visitantes locales que deseen hacer un análisis actualizado de todo o parte de lo acontecido hasta fechas recientes.

CONSIDERACIONES

  1. La veracidad de las fechas, imágenes o datos aportados han sido cuidadosamente cotejados con buena parte de historiadores prestigiosos, sin embargo, ello no impide que haya desviaciones subjetivas de la realidad o errores involuntarios.

  2. Las imágenes corresponden en muchos casos a obras pictóricas posteriores a los hechos y ello implica una innegable imaginación por parte del artista, por lo que podría no ajustarse a la realidad indiscutible.

  3. Quienes sientan interés por confirmar o ampliar la información expuesta disponen de multitud de páginas web en Internet, toda vez que aquí se aporta sólo un resumen de los personajes y hechos fundamentales de la historia, sea con imágenes o en texto.

  4. El estudio de la Historia nos resultará apasionante si aplicamos modernos sistemas de análisis, como los que utilizamos para estudiar una gran empresa, el "Método del Caso" nos impone considerar los hechos fundamentales, los hitos del caso, para poder sacar finalmente nuestras propias conclusiones. Toda vez que los hechos siempre tienen diferentes versiones, sean históricos o muy recientes, y nuestra forma de sentir es diversa, obtendremos unos resultados o conclusiones absolutamente personales.

Recopilación de datos y confección:

Martín Ferré

Viernes, 21 de marzo del 2002

  

 

MONARQUIAS ABSOLUTAS

Austrias y Borbones

 

 

5.1 REYES DE ESPAÑA – CASA DE AUSTRIA

La Casa de Austria es el nombre con el que se conoce a

la dinastía Habsburgo reinante en la Monarquía Hispánica en los siglos XVI y XVII; desde la Concordia de Villafácila (27 de junio de 1506 – La Concordia de Villafáfila es el acuerdo histórico firmado reconociendo la incapacidad de la reina Juana I para reinar sobre Castilla debido a su enajenación mental) en que Felipe I el Hermoso es reconocido como rey consorte de la Corona de Castilla, hasta la muerte sin sucesión directa de Carlos II el Hechizado (1 de noviembre de 1700), que provocó la Guerra de Sucesión Española.

 

Carlos I de España y V de Alemania

: (1500-1558) Rey de España (1517-56) y emperador de Alemania (1519-56). Hijo de Felipe I el Hermoso, archiduque de Austria, y de Juana I la Loca de Castilla.

Era nieto por línea paterna del emperador Maximiliano y de María de Borgoña, y por línea materna, de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón.

  • De su padre

Felipe I (1506) recibió Holanda, Luxemburgo, Artois y el Franco Condado.

  • De su madre

    Juana I de Castilla recibió Navarra, Castilla, y los territorios coloniales ya conquistados en América.

  • De su abuelo

    Fernando II de Aragón recibió el reino de Aragón, Cataluña, Valencia, Mallorca, Nápoles, Sicilia y Cerdeña.

  • Por otro lado, en 1519 heredó de
  • Maximiliano I los territorios austríacos de los Habsburgo y fue elegido emperador de Alemania.

    En la primera etapa de su reinado,

    influido por el humanismo erasmista, trató de materializar el inicio de un imperio universal cristiano (1517-29).

    • Para ello necesitaba el Milanesado, auténtico lazo de unión de sus reinos. Lo obtuvo, junto con el ducado de Borgoña, por el Tratado de Madrid (1526), después de vencer a Francisco I en Bicoca (1522) y Pavía (1525).

    • Pero el rey francés se alió con Clemente VII y los príncipes italianos independientes en la Liga de Cognac (1526)

    y declaró la guerra al emperador. Las tropas de éste saquearon Roma (1527) y el almirante genovés Andrea Doria se puso a su servicio, con lo que vio aumentado su poderío marítimo. La Paz de Cambrai (1529) resolvió la recuperación del ducado de Borgoña por Francisco I.

    Ante

    el problema religioso alemán mostró una actitud conciliadora, manifestada en la Dieta de Augsburgo, que fracasó por el radicalismo de los príncipes protestantes alemanes.

    • No le fue fácil a Carlos el comienzo del reinado.

  • Había sido educado en un país más pobre y atrasado socialmente y quiso gobernar al modo tradicional de aquellos lugares. A los castellanos no les gustó desde el primer momento su modo de gobernar y se encontró con la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520), entre otras cosas porque los habitantes de la Corona no aceptaban el regente nombrado por el rey, Adriano de Utrecht, ni su camarilla de cortesanos flamencos que trataban a los castellanos con modos feudales.

    • La

    derrota de los comuneros en Villalar (1521) trajo consigo la alianza del emperador con la gran aristocracia latifundista y la progresiva pérdida de efectividad de las Cortes de Castilla (y nula consideración a las Cortes de Cataluña y Aragón).

  • En Valencia y Mallorca la represión contra los elementos de las germanías (1519-23), artesanos y burgueses en su mayoría, trajo consigo, asimismo, idénticos resultados.

    Las disidencias religiosas produjeron la crisis del erasmismo en la concepción política de Carlos I, quien se propuso dar una solución personal al problema religioso.

    • Los príncipes alemanes que habían rechazado la Dieta de Augsburgo se unieron en la Liga de Esmalcalda, que se alió con Francisco I (1532), y éste con el sultán turco Solimán el Magnífico.

    • El emperador obligó a Solimán a levantar el cerco de Viena (1533) y tomó Túnez (1535), pero no pudo evitar que Francia ocupase Saboya. Esta situación fue confirmada por la tregua de Niza (1538).

    • Pero

    en 1541 los turcos se apoderaron de Budapest y Francisco I se enfrentó con Carlos I; la Paz de Crépy (1544) puso fin a este conflicto, comprometiéndose Francia a romper la alianza con Turquía y a luchar por la unidad de los cristianos.

    De cualquier modo la cuestión religiosa se había radicalizado completamente, y las soluciones conciliadoras habían fracasado.

    La última fase del reinado del emperador se vio absorbida por los problemas germánicos.

    • Se enfrentó, venciéndolos, a los príncipes alemanes en Mühlberg (1547). Pero el nuevo rey francés, Enrique II, se alió con la Liga de Esmalcalda.

    • El desastre de Innsbruck (1552), donde estuvo a punto de ser prendido, le obligó a negociar la Paz de Augsburgo (1555), que reconocía la libertad religiosa en Alemania y significaba la renuncia del emperador a su ideal de la unidad religiosa del imperio.
    • Por otro lado firmó con Enrique II, que se había apoderado de Metz, Toul y Verdun, la tregua de Vancelles.

    • Habiendo fracasado en sus grandes proyectos, abdicó en Bruselas (1556), dejando el imperio alemán y las propiedades de los Austrias en Alemania a su hermano Fernando, y a su hijo Felipe II, España y sus colonias, Italia y los Países Bajos.

      • Después se retiró al monasterio de Yuste (Extremadura), donde murió en 1558.

      • España, y especialmente el reino de Castilla, conoció durante su reinado una etapa de máxima prosperidad económica; la colonización y conquista de América abrieron muchos mercados, tanto a los productos agrícolas como a los industriales, y

      la llegada de metales preciosos sirvió de estímulo a todas las actividades económicas, al tiempo que posibilitó las empresas bélicas del emperador.

    • El alza constante de precios y la antieconómica
    • política imperialista terminaron por arruinar las actividades económicas de Castilla y poner los gérmenes de la decadencia, que se manifestó de forma evidente a fines del s. XVI.

      Erasmo de Róterdam: (1469 – 1536) conocido como Desiderius Erasmus Rotterdamus, nacido Geert Geertsen, también llamado Gerrit Gerritszoon (Gerardo, hijo de Gerardo), humanista, filósofo y teólogo neerlandés.

      • Erasmo

      no era ni anticatólico ni anticlerical. Esto se observa mediante la simple lectura de sus libros.

      • Se considera que la convicción de Erasmo era

      educar para que el educando pudiese poner en tela de juicio la administración y los asuntos públicos de la Iglesia y del Estado

      • La verdadera razón del enfrentamiento con la Iglesia es que Erasmo quería utilizar su formación y entrenamiento (además de su obviamente competente manera de escribir en latín) para

      purificar la doctrina y liberalizar las instituciones. Estos dos avanzados objetivos no podían, por supuesto, ser compartidos por la jerarquía eclesiástica del siglo XVI.

      Lutero, Martín

      : (1483-1546) Teólogo y reformador alemán.

      Estudió en la Escuela Latina de Magdeburgo en 1497, en Eisenach en 1498 y en la Universidad de Erfurt en 1501, en la que consiguió el título de maestro en filosofía. Se ordenó sacerdote en 1507 y en 1508 fue nombrado profesor de la Universidad de Wittenberg, pero, bajo la dirección de Staupitz, se dedicó al estudio de la Sagrada Escritura.

      • En 1510 partió a Roma, donde

      los abusos y defectos de la Curia Romana influyeron desagradablemente en él.

    • La primera intención de Lutero no fue, con ellas, dejar la Iglesia, sino solamente
    • luchar contra los abusos y errores de la Iglesia romana. Perfiló poco a poco su doctrina, predicando y publicando numerosos textos y discutiendo con varios teólogos ortodoxos, entre ellos, con Johann Eck, en Leipzig (1519).

    • El papa León X le intimó a que se retractase en la bula Exurge, Domine (1520). Lutero la rechazó y la quemó en la plaza de Wittenberg.
    • El Papa le condenó. En este mismo año publicó sus escritos básicos, que han servido de fundamento a la Iglesia reformada.

    • En 1522, en Wittenberg, bajo la dirección de Karlstadt,
    • introdujo reformas en el culto de la nueva Iglesia.

    • En 1525
    • rompió con el humanismo de Erasmo de Rotterdam y combatió los movimientos de los anabaptistas.

      Felipe II: (1527-1598) Rey de España (1556-98). Hijo de Carlos I y de Isabel de Portugal. Se casó cuatro veces.

      Convencido del origen divino de su poder, su política estuvo inspirada en dos principios básicos: defensa de la fe católica y constante preocupación por ser justo. Esta obsesión por actuar conforme a sus principios fue motivo de constantes escrúpulos y dudas y dio lugar a que juntas de teólogos y confesores desempeñaran un importante papel. Desconfiado e irresoluto, apartó del poder a los consejeros de excesiva personalidad; antes de tomar cualquier decisión la estudiaba detenidamente, lo que supuso la proliferación de Consejos y una burocracia desorbitada.

      • Entró muy pronto en contacto con los asuntos de Estado, pues en 1543

      actuó como regente de los reinos hispánicos. Este mismo año casó con María de Portugal, matrimonio celebrado con vistas a realizar la unidad peninsular.

    • En 1546 fue nombrado duque de Milán y en 1548 viajó por Italia, Alemania y los Países Bajos con el objeto de conocer a sus súbditos no hispánicos.

    • En 1554, viudo de su primera esposa, casó con
    • María Tudor, para conseguir la unión de España e Inglaterra y de esta manera dar una mayor cohesión a sus Estados; sus proyectos se vieron frustrados por la muerte de la reina en 1558.

      • El reinado de Felipe II se inició con un nuevo estallido de la rivalidad franco-española. Rota la tregua de Vaucelles (1556), se reanudó la lucha, en el transcurso de la cual

      las tropas españolas obtuvieron la victoria de San Quintín (1557), y al año siguiente la de Gravelinas.

    • Ante el avance del protestantismo, ambos países firmaron la Paz de Cateau-Cambrésis (1559), que significaba el reconocimiento de la hegemonía española en Europa. La nueva amistad quedó ratificada con el casamiento de Felipe con Isabel de Valois, hija de Enrique II; sin embargo, preocupado el rey por los progresos del protestantismo, impulsó la reanudación del Concilio de Trento (1562-63), que sentó las bases doctrinales y el espíritu militante de la Contrarreforma, y se esforzó por todos los medios en preservar sus reinos de la herejía.

      • La Inquisición eliminó cualquier brote de protestantismo
      • surgido en España y acalló a los erasmistas; además, resurgió con mayor fuerza que durante el reinado de Fernando e Isabel una oleada de hostilidad contra la población morisca, que se vio sometida a una serie de medidas tendentes a eliminar sus costumbres y prácticas religiosas.

      • El primer choque de la lucha se dio en 1567 y años siguientes, cuando coincidieron la segunda sublevación de los moriscos, la revuelta de los Países Bajos, los ataques de turcos y berberiscos y la presión de los calvinistas franceses en la frontera española.

      • Felipe II, que optó sucesivamente por la facción encabezada
      • por el duque de Alba, representante de la intolerancia política, y por el grupo dirigido por el príncipe de Éboli y Antonio Pérez, que preconizaba una actuación más transigente, se decidió esta vez por una política de fuerza.

        • Encomendó al duque de Alba la represión de los Países Bajos y Juan de Austria

        consiguió dominar la sublevación de los moriscos en las Alpujarras, mientras se esforzaba en unir los países católicos contra el peligro de los turcos y berberiscos en el Mediterráneo.

      • En 1571 la escuadra de la Liga Santa (España, Venecia y Estados Pontificios) obtuvo una brillante
      • victoria naval en Lepanto. Poco antes, en 1570, Felipe había contraído nuevo matrimonio con Ana de Austria.

        • La política represiva del duque de Alba en los Países Bajos logró restablecer momentáneamente el orden, pero pronto estallaron nuevos brotes de descontento, y en 1573 Felipe II sustituyó al duque de Alba para intentar una política más blanda, que tampoco dio los frutos apetecidos. La cuestión de los Países Bajos, punto de fricción entre España y el mundo protestante, se convirtió en el problema político más grave que hubo de enfrentar hasta el final de su reinado.

        • En 1580 obtuvo uno de sus principales éxitos al conseguir incorporar a sus estados Portugal y su inmenso imperio

        . La ocupación del reino portugués y la solución momentánea de los problemas financieros alentaron a Felipe II a llevar adelante una política imperialista, sin tener en cuenta las exigencias económicas y militares que representaba.

      • Apoyó económica y militarmente a la Liga Católica francesa, ante los

        constantes avances de los calvinistas; continuó sus campañas en los Países Bajos y se decidió a emprender una expedición de castigo contra Inglaterra.

      • El
      • fracaso de la Armada Invencible y el nombramiento de Enrique de Borbón, jefe de los calvinistas, como sucesor al trono de Francia, aumentaron sus dificultades. Los disturbios de Aragón (1590-91) consecuentes al encarcelamiento de su anterior valido Antonio Pérez fueron el primer síntoma de problemas en el interior.

        • En los últimos años de su reinado, dispuesto a hacer triunfar a cualquier precio

        sus ideales político-religiosos, realizó un gigantesco esfuerzo militar y económico que resultó estéril, ya que tuvo que aceptar la entronización de los Borbones en Francia, reconocer la independencia de hecho de Holanda, conceder un régimen semiautónomo a las provincias meridionales y admitir la hegemonía en el mar de Inglaterra.

      • Para los reinos hispánicos,

        las consecuencias de esta política imperialista fueron muy graves. El desgaste humano que implicó y el agotamiento económico, consecuencia del aumento ininterrumpido de los tributos, que recayó esencialmente sobre las clases productoras, unidos a las bancarrotas estatales, desencadenaron el proceso de decadencia que se agudizaría y haría patente en la centuria siguiente.

        Juan de Austria

        : (1545-1578) Príncipe y militar español. Hijo natural de Carlos V.

        • En 1568 dirigió la represión contra los moriscos sublevados en las Alpujarras y en 1571 logró

        derrotar a los otomanos en la batalla de Lepanto.

      • Entre Felipe II y Juan de Austria se produjeron una serie de desavenencias, motivadas por las pretensiones del segundo al trono de Inglaterra.

      • Al morir Luis de Requesens (1576), Felipe II le nombró
      • gobernador general de los Países Bajos. Intentó continuar la política pacificadora de su antecesor y, a consecuencia de la desfavorable situación de los españoles, negoció con los rebeldes el Edicto Perpetuo (1577), en el que se comprometía a retirar las tropas españolas de Flandes; pero pronto este intento de negociación fue abandonado y defendió la reanudación de la guerra, que estalló poco después.

      • Mientras dirigía la campaña, su agente Escobedo, el cual se encontraba en Madrid para pedir dinero, fue asesinado, por orden de Felipe II, al parecer. Sin recursos, Juan de Austria se vio reducido a una forzosa inactividad. Durante esta campaña enfermó y no tardó en morir.

      • Felipe III

        : (1578-1621) Rey de España (1598-1621). Hijo de Felipe II y Ana de Austria. La indolencia y la falta de dotes intelectuales, junto con un misticismo enfermizo, caracterizaron a este monarca, durante cuyo reinado la decadencia española, tanto en el interior como en el exterior, apareció con toda claridad.

        Ascendió al trono a los veinte años, y su primer acto de gobierno fue la disolución de la Junta nombrada por Felipe II y el

        abandono de las cuestiones estatales en las manos de Francisco de Sandoval y Rojas, marqués de Denia y duque de Lerma.

        El nuevo valido, vanidoso y de escasas luces, sólo se preocupó de su enriquecimiento y del de sus amigos y parientes, entre quienes distribuyó prebendas y altos cargos. Para evitar que otros influyeran en el monarca, en 1601 decidió trasladar la corte a Valladolid, aunque en 1606 tuvo que afincarse definitivamente en Madrid. Introdujo en la vida cortesana una fastuosidad desconocida hasta aquel momento, que agravó la situación de las finanzas reales, ya de sí difícil por la costosa política exterior.

        • Sin embargo, en los comienzos de su reinado tuvo que proseguir la lucha contra los Países Bajos e Inglaterra. Con este último país las hostilidades continuaron hasta que, después de la fracasada expedición a Irlanda (1602), se concluyó la paz (1604).

        • La lucha fue más difícil en Holanda

        ; las tropas españolas fueron derrotadas en 1600, y aunque el marqués de Spínola logró apoderarse de Ostende (1604), la falta de recursos y el cansancio le obligaron a firmar la tregua de los Doce Años en 1609.

      • Ese mismo año fueron
      • expulsados los moriscos valencianos; expulsiones que se prolongarían hasta 1614 con los de las demás regiones. La pérdida de los moriscos, que en los Estados de la corona de Aragón, especialmente Valencia y Aragón, representaban el 20 % de la población, creó una aguda crisis económica y demográfica y coadyuvó a la decadencia general española.

        • Las escasas realizaciones del privado empezaron a minar su posición. La rivalidad con la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III desde 1599, agravó la situación del

        duque de Lerma, que se vio desposeído de su cargo en 1618. Le sucedió su hijo, el duque de Uceda, quien se mostró incapaz de aportar medidas eficaces.

      • Los holandeses, durante estos años de paz, habían consolidado su posición a costa del imperio portugués de Extremo Oriente,
      • mientras la economía española estaba exhausta, y ninguna de las reformas fiscales pedidas por los arbitristas se llevó a cabo.

      • Sólo en Italia
      • , gracias a los virreyes de Sicilia y Nápoles y al gobernador de Milán, se logró mantener cierto prestigio.

      • En 1618 Felipe III accedió a la demanda de ayuda formulada por el emperador austriaco y los ejércitos españoles ocuparon Bohemia y el Palatinado.

      • Estas acciones militares serían el presagio de la política imperialista del sucesor de Felipe III.

      • Felipe IV

        : (1606-1665) Rey de España (1621-65).

        Hijo de Felipe III y Margarita de Austria. Aunque más inteligente y enérgico que su antecesor, mostró la misma indolencia y desinterés por los asuntos de gobierno.

        El

        conde-duque de Olivares, encargado de su educación desde los diez años, supo ganarse la confianza del príncipe, quien desde su advenimiento al trono en 1621 puso el poder en sus manos. En 1615 se concertó su matrimonio con Isabel de Borbón, hija de Enrique IV, aunque no se consumó hasta 1620.

        • Olivares reemplazó a la camarilla palaciega y usufructuó el poder

          sin ninguna interferencia por parte del monarca hasta 1643.

          • El valido intentó dar una nueva dirección al Estado español: por una parte, recuperar el prestigio perdido durante el reinado anterior y restablecer la hegemonía de España y del catolicismo en Europa, y por otro, acentuar el uniformismo institucional de toda la monarquía con objeto de que pudieran utilizarse todos los recursos para financiar esta política. Olivares, ante el fracaso de su programa de austeridad,

          se esforzó en hacer triunfar sus proyectos centralizadores, que se vieron rechazados tanto en Cataluña como en Portugal.

          • La participación española en la guerra de Sucesión de Mantua (1628-31) hizo aparecer el peligro de una guerra generalizada con Francia. La victoria obtenida por las tropas españolas en Nördlingen (1634) decidió a Francia a declarar la guerra al año siguiente, con lo que la situación se agravó. La acción conjunta de holandeses y franceses sobre los Países Bajos trajo como consecuencia la pérdida de importantes plazas y la derrota de la escuadra española en 1639
          • ; paralelamente, otro ejército francés ocupó la región pirenaica.

            • Para Olivares era necesario obligar a pactar a Francia, y esto sólo era posible si todos los estados hispánicos unían sus esfuerzos. Pero después del fracaso de las reiteradas tentativas para conseguir la participación de Cataluña en la financiación de esta política imperialista, se decidió a

            imponer por la fuerza sus proyectos centralizadores, aprovechando la presencia de los ejércitos castellanos.

          • Sin embargo, estas medidas provocaron,
          • en junio de 1640, el levantamiento general de Cataluña que se mantuvo en lucha con la Corona hasta 1652. En diciembre de 1640 se desencadenó la revuelta de Portugal, y en 1641 fue descubierta una conspiración secesionista en Andalucía.

            • Ese proceso de desintegración en el interior agravó las dificultades, y en enero de

            1643 Olivares presentó la dimisión. Felipe IV, a pesar de que afirmó que se encargaría personalmente del gobierno, muy pronto buscó el apoyo de sor María de Ágreda y nombró a Luis de Haro ministro universal. Después de la derrota de Rocroi (1643), el nuevo privado, consciente de la imposibilidad de una victoria militar, optó por las negociaciones para evitar más pérdidas, tanto militares como económicas.

          • En la Paz de Westfalia (1648) se reconoció la independencia de Holanda, pero continuó la guerra con Francia hasta el
          • Tratado de los Pirineos (1659), que supuso la pérdida de Artois, el Rosellón y parte de Cerdaña.

          •  
          • En los últimos años del reinado se dirigieron
          • todos los esfuerzos a la recuperación de Portugal; sin embargo, este país, apoyado por Inglaterra y Francia, derrotó en sucesivas ocasiones a los ejércitos españoles, y prácticamente había conseguido ya su independencia a la muerte del monarca español.

             

            Responder

            Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

            Logo de WordPress.com

            Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

            Imagen de Twitter

            Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

            Foto de Facebook

            Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

            Google+ photo

            Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

            Conectando a %s

            A %d blogueros les gusta esto: